Inicio Opinión Hacia el monopolio de Disney: Mickey Mouse se queda con todo el...

Hacia el monopolio de Disney: Mickey Mouse se queda con todo el queso

0

Cada vez más en menos manos. Disney ha acaparado el mercado audiovisual en 2019 y Mickey Mouse se ha comido casi todo el queso de la mesa, dejando poco hueco para otras alternativas. The Walt Disney Company ha pisado el acelerador y ha dejado atrás a mucha de su competencia directa, como son el resto de los grandes estudios de Hollywood y distribuidoras.

Mickey Mouse, mientras, se frota las manos: 2019 ha sido su año. Siete de las diez películas con mayor número de espectadores y recaudación en España durante 2019 fueron distribuidas por Disney, según se desprende de los datos presentados por la consultora Comscore. Una concentración de poder que, echando la vista atrás, ha dejado datos muy interesantes y que nos pueden adelantar lo que será 2020.

Siete de las diez películas más vistas en España en 2019 son de Disney – Fuente: Comscore

Comenzando con El Rey León en cabeza de lista con 6,3 millones de espectadores y 37,2 millones de euros recaudados y cerrando con Star Wars: El ascenso de Skywalker (2,1 millones de espectadores, 13,9 millones de euros) y Spiderman: Lejos de casa, coproducida también por Sony (2,3 millones de espectadores, 13,5 millones de euros), Disney ha dominado nuestros cines. Y no podemos olvidarnos de Vengadores: Endgame (4,6 millones de espectadores, 29,2 millones de euros), Aladdin (4,7 millones de espectadores, 25 millones de euros) y Toy Story 4 (3,7 millones de espectadores, 21,3 millones de euros). Sí, los guantes de Mickey van a arder de tanto frotárselos.

Acaparar el 70% de los taquillazos en las salas españolas no es algo habitual en Disney. La megapotencia del entretenimiento ha roto esa norma no escrita pero muy establecida del reparto del mercado entre cuatro o cinco grandes estudios de Hollywood. En los últimos años Disney nunca se había hecho con más de cuatro películas en el top 10 en nuestro país. Su mejor año (reciente) fue 2016, gracias a Rogue One (11,4 millones de euros) , Zootrópolis (13,4 millones de euros), El libro de la selva (16,8 millones de euros) y Buscando a Dory (17,6 millones de euros).

Porque tanto en 2017 como en 2018 la presencia de Disney en nuestra taquilla ha sido como la (bochornosa) participación de Kelly Marie Tran en El ascenso de Skywalker: está pero sin cambiar mucho la cosa. En 2017 Disney coló en el ranking español a La Bella y la Bestiaquien de hecho lideró la lista con 21,8 millones de euros – , Piratas del Caribe: La venganza de Salazar con 12,9 millones de euros y Star Wars: Los últimos Jedi, con 11,6 millones. Mientras, en 2018 “solo” entró en el top 10 con Los Increíbles 2 (21,1 millones de euros) y Los Vengadores: Infinity War (20,5 millones). Grandes datos, pero lejos de rozar el monopolio taquillero como lo ha hecho en 2019.

Disney siempre ha sabido como distribuir taquillazos en nuestro país, pero nunca antes con una concentración como la de 2019. Imagen: ‘Buscando a Dory’ (2016)

Y es que el dominio de Disney en nuestra taquilla también se ha dejado notar en el cine patrio. Mientras dure la guerra, la comentada cinta de Amenábar, ha ocupado el 4º puesto entre las películas españolas más vistas en 2019, con 1,9 millones de espectadores y 10,9 millones de euros recaudados. Detrás de su distribución está Buena Vista International, una de las empresas subsidiarias de The Walt Disney Company.

Y sin embargo, quizá sea pronto para que Mickey Mouse descorche el champan. Su éxito en 2019 ha tenido mucho de circunstancial. Como una especie de tormenta perfecta, este pasado año ha supuesto el final de dos grandes sagas cinematográficas; la de los Vengadores con Marvel, y la de Star Wars con Lucasfilm. Aunque estos dos buques insignia de Disney vayan a seguir navegando – ahí llega Disney+ al rescate con series como la centrada en Loki, The Mandalorian u Obi Wan con Ewan McGregor – sí que es evidente que en los planes de futuro a medio plazo del todopoderoso ratón no caben grandes producciones que lleguen al nivel de recaudación e influencia cultural que han tenido Endgame y El ascenso de Skywalker.

En la lucha por el control del mercado audiovisual Disney parece que se las verá más con Netflix, Amazon y HBO que con Universal o Sony – a pesar de que con la compra de 21th Century Fox Disney se haya asegurado una buena baza en las salas de cine. No olvidemos que Bohemian Rhapsody fue el último gran éxito en taquilla distribuido en solitario por Fox antes de su adquisición por Disney el pasado marzo -.

‘Bohemian Rhapsody’ fue uno de los últimos grandes títulos distribuidos por Fox antes de su adquisición por Disney.

¿Esto quiere decir que 2019 ha sido el año cumbre de Disney en cuanto a taquilla en salas? Es posible. Al menos de momento. Parece difícil que la distribución de Disney en cines supere este 2020 a la de 2019, que, salvo sorpresa, tiene como grandes apuestas la adaptación de su clásico Mulán y Viuda Negra con Scarlett Johansson.

Ya sea en la pantalla grande o en la pequeña, lo que sí podemos predecir para este 2020 es que Disney ha llegado para quedarse y que mientras haya queso, habrá ratón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí