Inicio Series de TV Crítica – ‘Midnight, Texas’ (T1)

Crítica – ‘Midnight, Texas’ (T1)

0

Puedes ver esta primera temporada de ‘Midnight, Texas’ las noches de los jueves en Syfy España

Título: Midnight, Texas

Año: 2017

País: Estados Unidos

Guión: Monica Breen (adaptando las novelas de Charlaine Harris)

Música: Jacob Groth

Fotografía: Eric Kress

Reparto: François Arnaud, Arielle Kebbel, Dylan Bruce, Jason Lewis, Sarah Ramos, Lora Martinez-Cunningham, Yul Vazquez, Kellee Stewart, Parisa Fitz-Henley,John-Paul Howard, Bernardo Saracino, Jermaine Washington, Bob Jesser,Joanne Camp, Tommy Truex, Joe Smith.

Productora: Universal Television

Género: Fantasía, Suspense.

Hacia meses que el trailer de este peculiar thriller sobrenatural había llamado la atención del público. Una de las principales razones es que se trataba de una adaptación de otra saga de novelas de la escritora Charlaine Harris, conocida por crear el universo de ‘True Blood’, la ficción vampírica más aclamada y sangrienta de los últimos tiempos. Hubo que esperar hasta finales de julio para que NBC nos dejase echar un vistazo a uno de los estrenos televisivos más esperados del año. Con tan solo 10 capítulos, este martes ponía broche final a su primera temporada no dejando tan buenas impresiones como las expectativas que habían creado.

‘Midnight, Texas’ sigue las aventuras, o más bien desventuras, de Manfred (François Arnaud), un medium de origen gitano que llega a esta localidad, aconsejado por el espíritu de su abuela, huyendo de un oscuro secreto de su pasado. Sin embargo, Midnight no es típico pueblo americano y pronto descubrirá que esa comunidad de vecinos que conviven en armonía, tienen poco de habituales. Un vampiro, una asesina a sueldo, una bruja, un cambiaformas, un demonio o un ángel caído, entre otros, son la pequeña familia que habita ‘Midnight, Texas’ y que le ayudarán.

Es aquí donde se encuentra el gran tropiezo de la serie pues ha querido revelar todos los ases bajo la manga en muy poco tiempo, desvelando ya desde el primer episodio muchas de las verdaderas identidades de los personajes. En el caso de ‘True Blood’, el misterio sobre el tipo de criatura fantástica que se escondía detrás de de alguno de sus aparentemente normales habitantes se mantenía durante varios episodios.

Por otra parte, el gran misterio de quien había sido el asesino de una de las habitantes humanas del pueblo que se presentaba en el primer episodio (y que había sido la causa que motivó que Manfred se relacionase con la comunidad sobrenatural) no fue, como era de esperar, el tema central en torno al cual giró la temporada y también fue resuelto de forma muy precipitada. 

La verdadera trama central fue un portal espiritual de gran poder que comunica con el infierno que reside debajo de Midnight. Portal que nada tiene que envidiarle al Mystic Falls de ‘Crónicas Vampíricas’; a la Boca del Infierno debajo del Instituto Sunnydale de ‘Buffy, la cazavampiros’ o al Bacon Hills de ‘Teen Wolf‘.

Este caos de tramas y personajes, al contrario de lo que el espectador se podría imaginar, está relativamente bien conectado por tratarse de una serie coral. Me explico, si bien es cierto que Manfred es el protagonista, también lo es que cada capítulo va adentrándose más en profundidad en la realidad de alguno de los habitantes de la localidad.
Por otra parte, la serie manifiesta muy abiertamente el target al que va dirigida: un público joven que guste de este género para conocer de sobra este imaginario sobrenatural y los clichés asociados a ellos. Esto resulta otro de los puntos negativos de ‘Midnight, Texas’ ya que quien no cuente con ese bagaje previo del mundo de la fantasía y la ciencia ficción puede acabar perdiéndose en este universo. Es por ello que si la serie quiere renovar por una segunda temporada, es muy probable que necesite que otro canal americano lo acoja en su parrilla, puesto que NBC está dirigida a un público más generalista.
Por último, a pesar del humor negro de Manfred y su abuela y de ese gato parlante con mala ostia digno sucesor de Salem de ‘Sabrina, cosas de brujas’, no consiguen salvar la sensación de adormecimiento del espectador que causa la serie en ciertos momentos. A ‘Midnight, Texas’ le falta ser mucho más mamarracha, más desenfadada y atrevida para conseguir realmente conectar y encandilar a la audiencia.

En definitiva, en 2008, ‘True Blood’ llegó a la televisión en plena fiebre del género vampírico, dándole un vuelco a esos vampiros empalagosos que nos habían presentado los universos de Crepúsculo y Crónicas Vampíricas, presentando una trama novedosa. Sin embargo, en pleno 2017, parece que ‘Midnight, Texas’ ha llegado un tanto tarde a un género (la fantasía, lo sobrenatural) que, en la última década, ha sido explotado en exceso en las parrillas televisivas. Es por ello y por no ser capaz de aportar nada nuevo al mismo, que no puede ser considerada una digna sucesor de ‘True Blood’ sino tal vez su versión genérica y cargante.

De todas formas si os decidís a darle una oportunidad, podéis disfrutar de esta primera temporada todos los jueves a partir de las 22 en SyFy España.

Lo mejor: Unos efectos especiales más realistas de lo esperado.

Lo peor: Que crease unas expectativas que luego no fue capaz de cumplir.

Nota: 5/10

Deja un comentario