Inicio Pasaje a la India ‘Four More Shots Please’, una comedia imprescindible

‘Four More Shots Please’, una comedia imprescindible

0

En mi intensiva búsqueda de contenido audiovisual procedente de la India, encontré en Prime Video un catálogo decente de títulos. Aunque, teniendo en cuenta el volumen de producciones del país sudasiático, son muy pocos a los que se puede acceder de manera legal, mediante plataformas ya establecidas en nuestro país. La apuesta segura, son las series producidas por los propios servicios de streaming. Este es el caso de Four More Shots Please, una comedia que recuerda a clásicos de la televisión como Sexo en Nueva York. De momento hay dos temporadas, de diez episodios cada una, y la serie se ha renovado para una tercera debido al tremendo éxito de ésta.

Four More Shots Please sigue la vida de cuatro amigas de lo más diferente. Todas ellas son mujeres modernas, que se enfrentan a todo tipo de obstáculos tanto a nivel personal como profesional. El punto fuerte de la serie es la variedad de sus personajes: como no hay ninguna similar a las demás, se pueden tratar numeroso tipo de temas. Además, todas son mujeres imperfectas, que se equivocan porque son humanas. Inclusive las actrices protagonistas son completamente distintas entre sí, lo que enriquece aún más este proyecto. Se nota que está en manos de mujeres: Devika Bhagat e Ishita Moitra firman el guion de Four More Shots Please, y a cargo de la dirección encontramos a Anu Menon y a Nupur Asthana.

Sayani Gupta (Damini), VJ Bani (Umang), Manvi Gagroo (Siddhi) y Kirti Kulhari (Anjana).

Sayani Gupta, a quien conocemos de títulos como Margarita with a Straw (2014) o La Estación de las Mujeres (2015), es la encargada de dar vida a Damini Roy. Damini es una periodista de vocación, un tanto obsesionada con tratar temas “serios” y no venderse a la prensa rosa. Precisamente por esto, sus inversores consideran que su trabajo no es rentable. Damini padece de TOC, y este detalle complementa su carácter y su manera de reaccionar ante los problemas. Personalmente, me gusta la manera en la que han incluido este trastorno. Lejos de definirla como personaje, o de convertirse en el centro de todas sus tramas, simplemente es una característica más que la hace realista.

Kirti Kulhari interpreta a Anjana Menon, una brillante abogada que trata de conciliar su vida laboral con la maternidad. Todavía no ha conseguido superar su divorcio, aunque mantiene muy buena relación con el padre de su hija. Aunque todas sus amigas viven situaciones de discriminación machista, el entorno de Anjana será especialmente hostil a su condición de mujer. Kulhari es un rostro conocido en Bollywood, ya que ha interpretado personajes secundarios en películas como Pink (2016), Blackmail (2018) o la próxima adaptación hindú de La Chica del Tren.

El colectivo LGTB+ también tiene su hueco en Four More Shots Please. La modelo de fitness y presentadora VJ Bani pone voz y rostro a Umang Singh, una monitora de gimnasio que vive su bisexualidad sin tapujos. Umang conoce al ídolo de su adolescencia, la actriz de Bollywood Samara Kapoor, cuando ésta la contrata para la preparación de su regreso a la gran pantalla. Lisa Ray, conocida por su papel protagónico en Water (2004), encarna a la bellísima Samara.

Por último, y probablemente mi favorita del grupo, tenemos a Siddhi Patel (Manvi Gagroo). Siddhi es una divertida “niña de papá”, cuya madre la presiona para encontrar al marido perfecto. Debido a los continuos comentarios sobre su peso, su autoestima está por los suelos. Tras varias citas insatisfactorias, Siddhi comprende que puede aspirar a algo más que al matrimonio. Lo que más me gusta de la evolución de este personaje, además del carisma de la actriz que le da vida, es que no se avergüenza de ser quien es. Aunque físicamente no se ajusta a los cánones establecidos, su lucha interna no es esa, sino descubrir lo que necesita para ser feliz.

En definitiva, Four More Shots ha sido un descubrimiento magnífico. Lo que menos me ha gustado es el ritmo de sus primeros episodios, ya que dedican cuatro capítulos tan solo en presentar a cada una de las protagonistas. Pero es una serie divertida, tierna y muy sencilla de ver. Cada capítulo ronda los 30 minutos, la duración perfecta, en mi opinión. Estoy deseando que Prime Video estrene la nueva temporada.

Namaste, amigos.

Deja un comentario