Inicio Entrevistas ‘Manos libres’: Entrevista con Kike Maillo y Pablo Fuentes

‘Manos libres’: Entrevista con Kike Maillo y Pablo Fuentes

0

Uno es un joven realizador con varios cortometrajes a sus espaldas y muchas ganas por dar a conocer su trabajo. El otro es un experimentado director, productor y guionista, con más de veinte años de carrera y cuatro películas tras de sí.

Esta semana, Pablo Fuentes y Kike Maillo sumaron fuerzas y finalizaron juntos el rodaje de Manos libres, el cortometraje ganador del I Certamen Audi Future Stories y que tiene previsto estrenarse el mes que viene en el próximo Festival de San Sebastián. Un pequeño thriller, de no más de quince minutos, cuyos responsables prometen que captará nuestra atención cada segundo.

Hablamos con Pablo y Kike sobre esta experiencia, este trabajo que juntos han hecho codo con codo, los retos que les ha supuesto su rodaje y escritura, y donde tienen la mirada puesta de cara sus próximos trabajos.

PREGUNTA: ¿Qué motivo os empujó a participar en el certamen, a uno como jurado y al otro como concursante?

PABLO FUENTES: Cuando recibí la convocatoria de este certamen, la vi como una oportunidad de poder presentar mi trabajo y que pudiera realizarse. Este tipo de oportunidades le vienen muy bien a cualquier guionista. Además, admiraba el trabajo de Kike, y ver que también cabía la oportunidad de dirigir con él era algo que me atraía mucho. Para mí era una oportunidad perfecta para aprender. Con cada guion que uno escribe se aprende algo, y no dude en apuntarme.

KIKE MAILLO: Yo tengo una relación desde hace años con Audi. Tienen montado como un grupo de trabajo, de charla y discusión sobre cine en español, y la marca lleva años asociada a festivales como San Sebastián y Málaga. Cuando me propusieron formar parte del jurado y apadrinar el corto ganador, ayudar a sacar adelante un proyecto así, dije que encantado de hacerlo. Fui durante muchos años profesor en la ESCAC, y siempre he creído que una de las pocas cosas que tienen sentido en esta vida es el traspaso de formación entre personas. Trasladar lo poco que se a gente que esta empezando y tiene ganas, para mi es muy satisfactorio. Alumbrar el arranque de una nueva carrera.

P: Kike, ¿qué criterios han sido los que más ha tenido en cuenta el jurado a la hora de valorar los cortos presentados?

KM: Este año lo que se pedía es que el thriller, el suspense, estuviesen presente de alguna forma en los cortos. Y después rasgos como la originalidad, la tensión, el hecho de que haya cierta emoción, que leyeses el guion y al final te impactase. Jugar a ser espectador de las piezas que estas leyendo.

entrevista-manos-libres-kike-maillo-pablo-fuentes.png
Pablo Fuentes y Kike Maillo, en un momento del rodaje de ‘Manos libres’ (Foto: Audi Future Stories)

P: Pablo, háblanos un poco sobre tu guion. ¿De que elementos te serviste para dar forma a ‘Manos libres’?

PF: Cuando vi las pautas que pedía le di bastantes vueltas porque había varias referencias que tenía muy presentes, como pueden ser películas como Sin rastro o Venganza (Morel, 2008), donde hay escenas que me han marcado mucho en aspectos de crear tensión. Y como base me resultaba muy interesante partir de ahí. El coche también tenía su importancia. Quise investigar cómo se podía utilizar la tecnología del vehículo. Y poco a poco, fui teniendo la idea de crear una escena que, de alguna manera, te congelase, te dejase agarrado al asiento y te quitara el aliento.

P: ¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis tenido que enfrentar a la hora de escribir un guion?

PF: Yo soy bastante consumidor de thrillers y, aunque había escrito cosas, para mi sigue resultando un reto este género porque es muy exigente. Manos libres no deja de ser un guion sobre personajes. En todos mis trabajos me centro mucho en ellos y es algo que me gusta trabajar. Le dediqué mucho tiempo a trabajar los diálogos, los silencios, para que lograsen aguantar la tensión de forma adecuada. En algunos momentos resultaba complicado. La idea era buscar la medida justa de todos los elementos que tenia en mi mano.

KM: En mi caso diría que fue la adaptación que hice de Cosmética del enemigo (2021). Para empezar, tomas un material prestado, que mucha gente conoce, y tienes cierta responsabilidad con ello. Y por otro lado, porque se trataba de una obra profundamente literaria, teatral. Nos emocionó desde un principio por la calidad de sus diálogos. El hecho de perseguir como objetivo volverla lo más cinematográficamente posible era complejo.

Pablo Fuentes y Kike Maillo, en un momento del rodaje de 'Manos libres' (Foto: Audi Future Stories)
Fuentes, dirigiendo a la actriz Hiba Abouk (Foto: Audi Future Stories)

P: ¿Cómo guionista, te puede condicionar el tener que adaptar lo más fiel posible una obra literaria como ‘Cosmética’ al terreno cinematográfico? 

KM: Tras un año trabajando en la adaptación decidí que iba a ser una película basada en la obra original sin ser una adaptación fiel. Quería que los aromas que a mí me habían interesado mas estuviesen incorruptos, pero pretendía ser lo más ‘infiel’ posible para llevar la película a un sitio donde jugábamos cómodamente todas las bazas posibles y todos los personajes estuviesen a un mismo nivel.

P: ¿Qué creéis que es lo más importante que habéis aprendido desde que escribisteis vuestros primeros guiones hasta ahora?

PF: Creo que, como muchas otras personas que quieren dedicarse al cine, siempre quieres hacer una película que sorprenda, sobre todo visualmente. Mis primeros guiones se centraban en los hechos y la historia que estaba pasando. Una historia que pudiese sorprender, asustar, pero en un aspecto más visual. A lo largo de los años, mientras estudiaba la carrera y el master, me di cuenta que trabajar los personajes, su historia interna, puede ser incluso más potente que el ambiente o la atmosfera. Los personajes tienen que tener mucha importancia, y eso es algo que yo antes no hacía.

KM: Cuando somos jóvenes, estamos impregnados por la trama. Y cuanto mayor te haces, uno tiende a enamorarse de los personajes. El cine es un compromiso entre tramas y personajes, y uno lo que tiene que ir abriéndose a buscar el corazón de los personajes, iluminarlos y hacerlos lo más interesantes posible.

P: ¿Cuáles son vuestros guiones, o guionistas, de referencia?

PF: Si que hay algunas películas que han llegado a marcarme, sobre todo, al inicio de la carrera. Hay películas como Ciudadano Kane (Welles, 1941), que para mí tiene lo todo a su favor, es la mejor película de la historia del cine. También el cine de Billy Wilder, sobre todo en aspectos de guion y personajes, me ha influido mucho. Me hizo darme cuanta de como los personajes pueden tener mucho trasfondo y conflicto. Y ya todo el cine de Kubrick, sus películas más metafóricas, me abrió los ojos. Aquellas que van más allá de lo naturalista y diegético, a que el cine te puede permite crear cosas mas simbólicas.

KM: Yo he crecido con la artesanía americana. Me he dedicado a estudiar y trabajar los autores que más me han gustado, de los años 70 y 80. Luego te das cuenta que tienes una distancia, la distancia europea, y que hay una libertad de la que gozamos que ellos no tienen, por temática, censura, o por no tener la necesidad de llegar a tanto público. Tenemos el lujo de estar en corrientes más artísticas. Pero si, cuando pienso en Scorsese, Coppola, Spielberg, De Palma o Polanski, son autores que en el saberse rodear de gigantes de la escritura y de la cámara, son los que más me han interesado. Pero esto es una cosa que sin querer vas abandonando porque uno tiende a dedicarse a buscar su manera de ver el cine, de ver la vida.

 entrevista-manos-libres-kike-maillo-pablo-fuentes.png
Maillo y Fuentes, junto con Abouk antes de filmar una escena (Foto: Audi Future Stories)

P: Cines que echan el cierre, plataformas por aquí y por allá, COVID-19,…Kike, ¿qué opinas acerca de la situación actual por la que atraviesa la industria del cine en nuestro país?

KM: La pandemia ha venido a catalizar que se haga más rápido un proceso inevitable, el vuelco del cine en los hogares versus en las salas. Quizás las salas queden para la celebración de eventos y películas más mainstream. Y si que va a haber una tendencia a ver más películas que nunca, solo que van a ser películas para televisión. Hemos triplicado la necesidad de ver ficción. Es toda una locura. Si te digo hace treinta años que vas a ver tres películas a la semana, y sin contar las series…Esta habiendo una revolución que no sabemos donde nos va a llevar.

P: ¿Qué nuevos proyectos tenéis en mente realizar después de rodar Manos libres?

PF: Con mi último corto, conseguí una residencia para trabajar en un proyecto en Valencia, bajo la tutela del festival CinemaJove. Y con el master, he estado todo el año con la escritura de un largo y una serie de ficción. Mi intención es ver poco a poco por donde se puede mover y tal. También tengo conocidos que me han comentado proyectos que quiere poner en marcha y quieren contar conmigo.

KM: Ahora estoy desarrollando tres películas, dos de ellas las escribo yo mismo, y un par de series para el año que viene. Acabo de dirigir cinco capítulos de una serie para Netflix, Alma, y que estará a finales de año, principios del siguiente, en la plataforma.

P: ¿Qué consejo le dais a un joven que quiera estudiar y dedicarse al mundo del cine?

PF: Le diría que, aunque el cine asuste, porque es un mundo muy estereotipado, y resulte muy difícil, si tu realimente quieres hacer cine, trabajar en el cine, y amas el cine, creo que tienes que luchar por ello. No parar de estudiar, de ver películas, de apuntarse a todo, como es mi caso con este certamen. Y que no dejen pasar ninguna oportunidad. No he dejado de aprender ni en pequeños proyectos en los que estado. Que se atrevan, trabajen sin parar, y destaquen por su trabajo, se esfuercen y demuestren de lo que son capaces.

KM: Este es un trabajo en el que uno solo puede aprender, es muy difícil enseñar. Es esencial hacer cosas, y volcarse en ellas. Es la única forma de poder intentar entender como funciona este oficio.

Deja un comentario