Inicio Pasaje a la India ‘A Suitable Boy’, la nueva joya de Mira Nair en Netflix

‘A Suitable Boy’, la nueva joya de Mira Nair en Netflix

0

Cuando me enteré de que la BBC había estrenado una adaptación de la novela A Suitable Boy, del autor bengalí Vikram Seth, removí cielo y tierra para encontrar la manera (legal, por supuesto) de verla. Me parecía una buena manera de explorar otros aspectos de la cinematografía de la India, ya que los últimamente mi relación con las películas de Bollywood está pasando por momentos difíciles. Y, como soy muy pesada, quiero encontrar la manera de superar los obstáculos y que volvamos a ser felices juntas. Finalmente, Netflix pareció escuchar mis plegarias y compró los derechos de emisión de la miniserie, que se estrenó en la plataforma este mes.

Mi interés en la miniserie se incrementó cuando vi en las imágenes promocionales a Tabu, a quien probablemente conoceréis por interpretar a la madre de Pi en La Vida de Pi, película de Ang Lee estrenada en 2012. Tabu es una de las actrices más versátiles y queridas de Bollywood, aunque su ritmo de trabajo se ha reducido irremediablemente. Ya sabéis que, para la mujer, envejecer es un pecado en la industria del cine, especialmente en la India. También es interesante mencionar que A Suitable Boy está dirigida por Mira Nair, la cineasta tras proyectos conocidos mundialmente como La Boda del Monzón, con la que ganó el León de Oro en 2001, o La Feria de las Vanidades, protagonizada por Reese Witherspoon.

El primer capítulo de A Suitable Boy me dejó muy fría. En 1951, Lata Mehra (Tanya Maniktala) es una joven universitaria cuya madre está obsesionada en encontrarle un buen partido para que se case. Como no podría ser de otra manera, Lata se enamora de Kabir Durrani (Danesh Razvi), un guapo musulmán que su familia no aprobará. Paralelamente a esto, conocemos a Maan Kapoor (Ishaan Khatter), el carismático y caprichoso cuñado de Lata, quien se enamorará de una tawaif/cortesana que le dobla en edad, Saeeda Bai (Tabu).

Lata es una excelente protagonista, es fácil conectar con ella.

El conflicto en la India entre hinduismo e islam surge tras la partición del Imperio Indio Británico en 1947, quedando divida así en Pakistán y la Unión de la India. Los actos de terrorismo entre ambas comunidades suponen una de las principales problemáticas en ambos países en la actualidad. Precisamente por ello, es un tema recurrente en la filmografía bollywoodiense. No hay nada que les guste más que un amor imposible, trama totalmente respetable pero no compartida por una servidora.

Pero cuando la historia avanza un par de capítulos, empiezan a aparecer detalles que hacen A Suitable Boy diferente e interesante. Lata, lejos de suspirar lánguidamente por su amado, se mostrará abierta a conocer a otros hombres, para así decidir por sí misma su futuro. Así conoceremos a Amit Chatterji (Mikhail Sen), un exitoso y atractivo poeta, y a Haresh Khanna (Namit Das), un hombre trabajador y de buen corazón elegido por su madre. El personaje de Lata podría ser perfectamente una heroína de Jane Austen: es perspicaz, divertida y extrovertida. Es curioso que el encargado de trasladar la novela al guion sea Andrew Davies, quien estuvo al cargo de la escritura de miniseries de la BBC como Orgullo y Prejuicio, la popular adaptación de 1995 con Colin Firth, o Doctor Zhivago, protagonizada por Keira Knightley en 2002.

No os ilusionéis: ‘A Suitable Boy’ no se atreve con el romance homosexual.

Lo que no me ha gustado en lo absoluto es que, en el primer capítulo, se juegue con la ambigüedad de la relación entre Maan y su mejor amigo musulmán, Firoz Khan (Shubham Saraf). Me hubiese encantado que se explorase el amor imposible con esta pareja, como parecía indicar el inicio de la serie. La homosexualidad todavía es un tema tabú en la India, y hubiese sido genial que esta serie fuera un referente para la comunidad en este país. Sin embargo, A Suitable Boy decide marcarse un queerbaiting como una catedral con estos dos personajes. Sugieren que existe algo más que una amistad, pero desde el principio a Maan le dan un interés amoroso heterosexual. Creo que en esto influye que Ishaan Khatter, Maan en la ficción, esté tratando de posicionarse como uno de los héroes de Bollywood de esta generación. Y es una pena.

Pero, en rasgos generales, he disfrutado mucho esta serie. A Suitable Boy se compone de seis capítulos de aproximadamente una hora de duración. La miniserie se hubiese beneficiado de añadir un par de capítulos más para desarrollar el desenlace, puesto que quizás el final resulta un poco apresurado. Otra solución a esto hubiese sido prescindir del resto de tramas y convertir a Lata en protagonista única de la serie. La calidad de la dirección artística y la fotografía son espectaculares, y todos los miembros del reparto hacen un trabajo exquisito. Ojalá cada vez más producciones seriales de la India se estrenaran a nivel mundial, porque algunas son joyas a descubrir.

Namaste, amigos.

Deja un comentario