Inicio Pasaje a la India Netflix cede a la censura en la India

Netflix cede a la censura en la India

1

Et tu, Netflix?

India posee una de las industrias cinematográficas más grandes del mundo, siendo la primera en número de estrenos al año. Si bien el término Bollywood engloba tan solo a una parte del cine estrenado en el país, es innegablemente la hermana más conocida a nivel mundial. Y el ser la más publicitada y la de mayor visibilidad, consigue que el gobierno desee tener un mayor control sobre esas obras, y el resultado es que todas las cintas a estrenar deben pasar por un comité de censura, que por supuesto no tolerará nada con contenido políticamente controvertido, como puede ser la sexualidad (especialmente la femenina), las relaciones homosexuales o la religión.

Y ante estas medidas ha caído Netflix, el titán colosal del entretenimiento, que estrenó el pasado año su primera producción oficial en el país, Sacred Games, con actores tan populares en el cine comercial del país como es Saif Ali Khan, y la actriz fetiche de la plataforma en la India, Radhika Apte. Esta serie se ganó una denuncia por la representación del ex primer ministro Rajiv Gandhi, y a raíz de este incidente Netflix decidió curarse en salud y aceptar la censura para sus contenidos en el país. Entendible, pues ir a contracorriente en una cultura tan cerrada y conservadora no debe ser demasiado rentable.

No debemos olvidar la reciente polémica que suscitó el estreno del tráiler de Padmaavat, de Sanjay Leela Bhansali, momento en el que un miembro del gobierno puso precio a la cabeza del director y de su actriz protagonista, Deepika Padukone. Algo similar sucedió cuando en Quantico, serie protagonizada por la superestrella Priyanka Chopra, se incluyó una trama de terrorismo hindú que no hizo ninguna gracia en el país. Resulta muy irónico entonces que en la India se represente a los paquistaníes de maneras mucho peores, e incluso que se les haya vetado del país, como es el caso de los guapísimos actores Fawad Khan o Mahira Khan.

Debido a que Bollywood está contagiado del machismo inherente a la sociedad india, no es de extrañar que cada vez más actrices comiencen a ser productoras de sus propias películas, como por ejemplo Anushka Sharma, quien fundó junto a su hermano Clean Slate Films, o Sonam Kapoor Ahuja, protagonista de cintas que muestran que las mujeres también disfrutan del sexo, como Veere Di Wedding o la próxima Ek Ladki Ko Dekha Toh Aisa Laga.

Namaste, amigos.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here