Inicio Destacados Sitges 54. Críticas Sección Oficial

Sitges 54. Críticas Sección Oficial

0
sitges

Cuando llega octubre el cine de género se pone sus mejores galas para desembarcar en la ciudad costera catalana de Sitges. Un año más, las últimas tendencias del fantástico, la ciencia ficción y el terror se presentarán en la 54 edición del certamen en el que reina como leitmotiv el hombre lobo y la bestia interior.

Directores consagrados como Álex de la Iglesia, Julie Ducournau, Edgar Wright o Ana Lily Amirpour proyectarán sus últimas trabajos en proyecciones especiales. Dentro de sección oficial destacan la nueva ola de cineastas de género nacionales como David Casademunt, Juanjo Giménez o Alberto Evangelio.

En el siguiente enlace pueden consultar la lista de premiados de las 54 edición del Festival de Sitges.

Película inaugural
  • Mona Lisa and the blood moon, de Ana Lily Amirpour

Siempre a medio camino entre el fantástico y el drama, Ana Lily Amirpour vuelve a demostrar su fuerza por traer nuevas corrientes y aire fresco al cine de género. El redescubrimiento del mundo por parte de una enferma mental tras salir del hospital psiquiátrico le sirve a la directora inglesa para firmar una cinta que hipnotiza y seduce. Mona Lisa and the blood moon no tiene grandes ornamentos narrativos pero sí interesantes ideas del dominio de la técnica cinematográfica. Una interesante apuesta de terror fantástico.

Mona Lisa and the Blood Moon (2021) - IMDb

Nota: 8/10

Sección Oficial
  • Censor, de Prano Bailey-Bond

Interesante ópera prima que narra la historia (y los sueños) de la joven censura Enid en una época en el que Reino Unido vivía en histeria social frente al cine de terror. Censor es la muestra de como el audiovisual es capaz de manipular el pensamiento del espectador hasta hacerle llegar al delirio. Efectiva en su forma, que recuerda al VHS, pero peca en el abuso de los recuerdos de su protagonista.

Nota: 7/10

  • Visitante, de Alberto Evangelio

Evangelio era un habitual en Sitges como cortometrajista y ahora, con su ópera prima, lo será como director. El cineasta valenciano descoloca con este drama familiar que utiliza las peripecias sobrenaturales de los universos paralelos. Un ejercicio intenso que pierde definición por su densidad narrativa. No es fácil jugar a historias en las que la ciencia impera y Visitante lo supera con dificultad. Aún así, la cinta se recupera y explora un terror claustrofóbico que atrapa al espectador.

Nota: 6/10

  • Belle, de Mamoru Hosoda

El mito de la animación japonesa Hosoda reversiona el clásico La Bella y la Bestia y lo lleva a un terreno digital. Con tintes de las últimas películas Disney, como el universo del bonachón de Rompe Ralph, Belle es toda un experiencia inmersiva a lo que la puesta en escena se refiere. Aún así, su excesivo drama (e incluso melodrama) dejan entrever una postiza historia de amor.

Nota: 7/10

  • El Páramo, de David Casademunt

Debut en el largometraje del cortometrajista David Casademunt. El Páramo es la última apuesta de Netflix por el terror español, un género que recupera fuerza con el auge de las plataformas. La película, a medio camino entre el western y el thriller, retrata con eficacia la construcción de la valentía carente de sus protagonistas. Terror rural, mitológico y claustrofóbico que funciona por su sencillez.

Nota: 7/10

  • Lamb, de Valdimar Jóhannsson

Lamb es el delirio y la ansiedad por ser padres, y que mejor forma de retratar este hecho que en una película de género. Propuesta original y muy perturbadora la que propone el director islandés Valdimar Jóhannsson. Quizás no tenga la mejor estructura narrativa, pero está envuelta de una desdramatización que le otorga mucha frialdad. El largometraje promete ser (más allá de un drama familiar) toda una experiencia de extrañezas para el espectador.

Nota: 7/10

  • Barbaque, de Fabrice Éboué

Obscena, fetichista y castiza. Barbaque es el conglomerado de toda ignorancia y prejuicios sociales frente a la población que ha decidido ser vegetariana. La película atenta sobre ese estilo de vida y clarifica su mensaje, sin mostrar contrariedad en ningún momento, apostando por el consumo carnívoro como forma esencial de alimento. Se toma cualquier tipo de licencia y permite su racismo, ordinariez y vulgaridad. Totalmente innecesaria.

Nota: 3/10

  • The Innocents, de Eskil Vogt

Aparentemente inocente, The Innocents es la historia de un grupo de niños que pronto descubrirán poderes sobrenaturales en sus cuerpos. La película narra el lado oscuro de la infancia con el enfrentamiento que poco a poco irá surgiendo entre los protagonistas. Eso es todo, batallas psicológicas reiterativas entre los jóvenes que, como es habitual, tendrá final feliz.

Nota: 6/10

  • Luzifer, de Peter Brunner

Luzifer es la creación de una atmósfera: el amor entre una madre y su hijo anclados a la vida rural. Película que se dedica a la purificación del alma y a la muestra de los rituales como forma de vida. Su atrevida puesta en escena y su acertado reparto le otorgan una textura fotografiable realmente bella. Brunner conoce a sus personajes y los humaniza frente a los acechos de la eminente desforestación.

Nota: 6/10

  • Where is Anne Frank, de Ari Folman

El siempre acertado director israelí Ari Folman construye en Where is Anne Frank una alegoría entre el diario de Frank y los refugiados. El uso de su inocente animación llenan la película de magia. Una fábula que dicta consciencia social y pretende ser un reclamo al conocimiento de la historia para que no se repita. Su forma didáctica calará entre los más pequeños, y les hará descubrir una historia hética y honesta.

Nota: 8/10

  • Tres, de Juanjo Giménez

Tres propone la desincronía entre la imagen y el sonido como protagonista de la cinta, una decisión valiente que obliga al espectador a reflexionar sobre el uso del lenguaje fílmico. El punto de partida es realmente original pero en su desarrollo se deshincha lentamente. La película divaga sin aparente fin narrativo y se dedica a construir secuencias con la disociación como eje central. Una potente premisa que, utilizada de forma radical, podría haber culminado en un film para el recuerdo.

Entrevista con Juanjo Giménez en el siguiente enlace.

Nota: 6/10

  • We need to do something, de Sean King O’Grady

Inteligente película que juega con maestría a mostrar las consecuencias de una causa que el espectador desconoce. Y es que no importa la justificación porque rápidamente el público entiende que lo único que importa es sobrevivir. Magnífica angustia envuelta de lo paranormal. Desarrollada íntegramente en una habitación, como si de un confinamiento se tratase, la historia pone a prueba los hilos familiares que pronto se verán afectados por la desesperación.

Nota: 8/10

Secciones especiales

  • Titane, de Julia Ducournau

Titane, probablemente sea la mayor experiencia cinematográfica que usted vea en 2021. Julia Ducournau firma una historia de amor con tintes de sueño fantástico y terror desde la cotidianidad que ofrece lo inaudito. Titane es toda una provocación hacia el cine racional: no solo por su original narrativa si no también por su forma. Un inmersivo universo visual en el que les recomiendo que se dejen llevar por lo que propone. 

Crítica completa en el siguiente enlace.

Nota: 8/10

  • Veneciafrenia, de Álex de la Iglesia

Veneciafrenia es la vuelta al terror más clásico de Álex de la Iglesia. Un largometraje aparentemente inocente en el que, a medida que transcurren los fotogramas, se convierte en la peor de las pesadillas. Todo en la película está envuelto de un romanticismo clásico en forma de slasher. Con lo que la ciudad de Venecia supone, un carnaval sangriento de emociones y el pulso acertado que llama a la contención de la «turismofobia».

Entrevista con Álex De la Iglesia en el siguiente enlace.

Nota: 8/10

  • Last night in Soho, de Edgar Wright

Con reminiscencias al Midnight in Paris de Woody Allen, la película de Wright es una fábula de espejos y apariencias que pronto se tiñe de oscuridad. Formalmente atractiva, Last night in Soho juega a ese mundo juvenil universitario en el que no todos encajamos. La película es capaz de solapar dos épocas de forma brillante a través del thriller psicológico que generan los asesinatos. Fantástica.

Nota: 8/10

Deja un comentario