Inicio Series de TV El invierno llegó a todos los reinos de ‘Juego de tronos’

El invierno llegó a todos los reinos de ‘Juego de tronos’

0

Sí, la temporada 7 de Juego de tronos ha terminado. Nadie quería que llegara este momento.  Pero lo peor de todo es que solo quedan seis capítulos más para concluir, o no, la historia que comenzó George R.R. Martin cuando escribió Canción de hielo y fuego, la serie de novelas en las que se inspiraron para llevar a la pequeña pantalla Juego de tronos.

‘El dragón y el lobo’, último capítulo de la séptima temporada, se convirtió el pasado domingo en el más visto de toda la serie. Más de 10 millones de personas visionaron el desenlace de una temporada bastante distinta a las demás caracterizada, principalmente, por mucha acción y pocas intrigas palaciegas. Eso sí, esto solo ha sido un pequeño aperitivo de lo que nos espera en 2019, año en el que, previsiblemente, se estrenará la última tanda de capítulos pertenecientes a la octava temporada.

En esta entrada analizaremos los puntos fuertes y débiles de la trama, así como la evolución de los personajes de las principales casas de Poniente en estos siete capítulos. Mucho cuidado con lo que leerás a continuación, porque los SPOILERS serán más numerosos que las huestes del Rey de los Muertos.

«Las guerras del ayer ya no importan. El Norte tiene que estar unido.»

CASA STARK: Juntos, pero no revueltos

‘Rocadragón’, primer capítulo, retoma la historia en uno de los puntos en los que se quedó en la anterior temporada. Arya, ya en la piel de Walder Frey, señor de Los Gemelos envenena a toda la casa Frey mostrando una actitud fría y despiadada. Totalmente contrario a lo que era ella. Aun así, muestra su lado más humano cuando se encuentra con una tropa de los Lannister, empatizando con ellos. Comienza su camino empeñada en continuar asesinando a todos los nombres de su lista. Sin embargo, y tras una conversación con Pastel Caliente, su antiguo amigo, descubre que el resto de los Stark vivos se encuentran en Invernalia. Decide que lo más importante es estar con su familia y toma el camino hacia el Norte abandonando, de momento, su intención de asesinar a Cersei Lannister. En el viaje hacia su verdadero hogar, sufre una revelación que le hará darse cuenta de la persona en la que se ha convertido. Y es el reencuentro con Nymeria, su lobo huargo, la cual no es capaz de reconocer a la joven Stark.

Arya, ya una vez instalada en Invernalia, mira a Sansa con recelo porque piensa que no está gobernando como debería. Ahí aparece Petyr Baelish, también conocido como Meñique, para crear más tensión y distancia entre las dos hermanas con sucios trucos, igual que intentó hacer entre Catelyn Stark y su hermana Lysa. Sin embargo, el poder que supone el ser familia hace que se rompan las diferencias entre las dos Stark y, finalmente, acabar dándole su merecido a un Meñique convencido de haberse ganado la confianza de Sansa. Lord Baelish siempre ha servido al rey que a él le interesaba y siempre con el propósito de manejarle. Ahora, en Invernalia, hace exactamente lo mismo, pero sirviendo a otro rey y manipulando los pensamientos de Sansa a su antojo.

Después de las atrocidades que sufrió a manos de Ramsay Bolton, además de su larga estancia como prisionera en Desembarco del Rey, Sansa se ha convertido en una persona fría y con mentalidad de reina. Actúa como la voz sensata que aconseja a Jon Nieve en momentos clave de su gobierno como Guardián del Norte. Piensa siempre distinto a su hermano y parece que su objetivo es proteger más al Norte que a los Siete Reinos al desaconsejar el pacto con Daenerys. Cuando Jon Nieve marcha a Rocadragón, este le otorga el puesto de señora de Invernalia y actúa con mano de hierro, como una buena gobernante. Siempre es ella la que da el primer paso y muestra más alegría cuando se reencuentra con sus 3 hermanos en Invernalia. Sin duda, uno de los personajes que más ha evolucionado.

Sansa será la Señora de Invernalia hasta que Jon regrese

Sansa desconfía en todo momento de Petyr Baelish, aunque se reserva un as en la manga para el final de la temporada. Para entender mejor el ajusticiamiento de Meñique habría que trasladarse a una escena, eliminada en la serie, en la que Sansa acude a su hermano Bran, ahora convertido en Cuervo de Tres Ojos, para pedirle que use sus visiones para conocer la verdad sobre Meñique. El verdadero Bran Stark murió en la cueva de los Hijos del Bosque. Ya no es él en ninguna faceta. Es el encargado de revelarle a Sam, tras dejar Antigua y recalar en Invernalia, el verdadero origen de Jon.

Jon Nieve ahora es el Rey en el Norte y empieza a tomar decisiones como tal. Sabe que el verdadero enemigo de los Siete Reinos es el ejército de los muertos, liderados por el Rey de la Noche. Para ello, necesita el apoyo de la Madre de Dragones, Daenerys Targaryen, y pactar un armisticio con Cersei para conseguir una tregua. Jon permitió a los salvajes pasar al sur del muro y salvarlos de los caminantes blancos, uniéndolos a las casas norteñas para afrontar juntos a su enemigo común. Al principio se muestra reticente y no hinca la rodilla ante Daenerys debido, principalmente. a los problemas que existieron entre ambas casas en el pasado. Finalmente, acaban acostándose sellando así su alianza.

La (re) aparición estelar de esta temporada corresponde a Gendry, el bastardo de Robert Baratheon. Gendry, reclutado por Ser Davos, acude a Guardaoriente junto a Jorah Mormont, El Perro, Thoros de Mir, Beric Dondarrion, Tormund y Jon en busca de un caminante blanco.

Daenerys y Jon intentan llegar a un acuerdo para colaborar juntos en la Gran Guerra

CASA TARGARYEN: Dragones de hielo y fuego

Los Targaryen eligieron Rocadragón como su fortaleza cuando invadieron Poniente, por lo que Daenerys y su séquito eligieron este emplazamiento para preparar el asalto al trono. La Madre de Dragones empieza a tomar decisiones por ella misma, con mucha más fuerza, más implacable y valiente, enfrentándose en persona en las batallas a lomos de sus dragones. Cuando conoce a Jon Nieve, empiezan a aflorar sentimientos hacia él y esto hará que ambas partes sean más condescendientes a la hora de tomar decisiones en común para las guerras venideras.

Tyrion sigue en su empeño de disuadir a Daenerys de que sea como los anteriores gobernantes y de que reine sobre cenizas cuando sus dragones y ejércitos tomen y destruyan Desembarco del Rey. En el capítulo 7×04 (‘Botines de guerra’) se ve como sigue preocupándose por su familia cuando Jaime está a punto de ser calcinado por Drogon. En el 7×05 (‘Guardaoriente’) y a pesar de que los Turly apoyan a Cersei, intenta que no sean ajusticiados ni quemados vivos por Drogon. Varys también está preocupado por el nuevo rol que ha adoptado Daenerys y aconseja a Tyrion que busque la manera de que la Rompedora de Cadenas le escuche si no quiere acabar como su padre, el Rey Loco. Intenta hablar con Jaime, el único Lannister vivo que todavía no quiere matarle, para que convenza a Cersei de poder dar audiencia a Jon y mostrarle un caminante blanco. A pesar de las diferencias entre ambos hermanos, todavía reside en cada uno de ellos el sentimiento de familia y eso se evidencia en varias conversaciones que mantienen en Desembarco del Rey.

Theon Greyjoy, por su parte, recupera autoestima y confianza tras haber sido torturado física y mentalmente por Ramsay Bolton. Yara, su hermana, confía en él. Sin embargo, tras el abordaje de Euron, vuelven a su cabeza los recuerdos de la etapa de los Bolton y abandona a Yara apresada en manos de su tío. Finalmente, recuerda que su hermana fue la única que acudió en su rescate cuando se encontraba con los Bolton, por lo que emprenderá una misión para rescatarla.

Lena Headey en el papel de Cersei Lannister

CASA LANNISTER: A ver si es verdad que pagan de una vez sus deudas…

Cersei solo se mueve por la venganza y el rencor por el asesinato de Mircella. Mata a la hija de Ellaria Arena de la misma manera que Ellaria mató a Mircella, usando el veneno “El largo adiós” untado en los labios. Cersei, sabiendo que tiene las de perder, confía en el Banco de Hierro para conseguir apoyo monetario. Algo que ha quedado claro desde que Cersei subió al Trono de Hierro es que sus huestes luchan por miedo a su reina, no porque confíen en su gobierno.

Quien empieza a desconfiar de Cersei va a ser su hermano y amante Jaime Lannister, los cuales esperan un hijo. No le muestra el mismo apoyo que antaño. Ahora tiene un pensar diferente al de su hermana en su forma de justicia y gobierno, y eso casi le cuesta la vida. Jaime es el encargado de ajusticiar a Ollena Tyrrell para acabar con otra casa enemiga. La conversación que mantienen ambos antes de morir esta última supuso un giro tremendo a una de las tramas que parecía ya cerrada: el asesinato de Joffrey Baratheon.

Euron Greyjoy se levanta como uno de los principales villanos de la temporada. Ofrece un apoyo incondicional a Cersei ya que su objetivo es desposarse con la Lannister y, así, obtener más poder. Destruye media Flota de Hierro solamente para apresar a Yara, a Ellaria y matar a las Serpientes de Arena, y así llevarle el obsequio real que le prometió a Cersei.

Daenery a lomos de Drogon en ‘Botines de guerra’

En esta temporada se ha dado un salto importantísimo de calidad en cuanto a la mejora de los efectos especiales. A destacar, la llegada de Daenerys y todo su séquito a Rocadragón, la definición de los majestuosos tres dragones, Antigua y la Ciudadela, planos aéreos de Invernalia y el bosque de Dioses, la fortaleza de Altojardín (nunca antes mostrada a lo largo de las 6 temporadas anteriores), la impresionante batalla de “Botines de guerra” y todo el despliegue técnico que se realizó tras el rodaje en España, la incontable flota de hierro liderada por Euron Greyjoy, el muro y Guardaoriente del Mar, los cuervos volando más allá del muro y encontrándose con las huestes del Rey de la Noche, la llegada de los dragones en ‘Más allá del muro’ para salvar a Jon y a los demás, los caminantes blancos y Viserion destruyendo Guardaoriente, etc.

Artículo patrocinado por @ParaisoFriki

c

Algo característico de cada final de season eran las escenas de acción en las que se desarrollaban las grandes batallas de cada temporada. En la séptima hemos podido disfrutar no de una, sino de cuatro grandes batallas cargadas de sangre, vísceras, cuerpos calcinados y mucha muerte. Esto se debe a que los personajes se encuentran en tiempos de guerra y las tensiones se incrementan. Por contra, la serie ha perdido el desarrollo de diálogos profundos entre los personajes que, a priori, parecían no aportar mucho a la trama pero que en realidad desvelaban secretos y conexiones entre ellos. Estas batallas fueron:

  • 7×02 – Bajo la tormenta: el naufragio de la flota de Yara y Theon a causa del abordaje de su tío Euron Greyjoy. Dos Serpientes de Arena son asesinadas y Euron secuestra a Yara, a Ellaria y a otra Serpiente de Arena.
  • 7×03- La justicia de la reina: el ejército de los Inmaculados toma Roca Casterly gracias a la estrategia de Tyrion.
  • 7×04 – Botines de guerra: Daenerys, a lomos de Drogon, junto a los Dothraki acaban con la caravana de los Lannister que transportaba oro y provisiones para saldar la deuda con el Banco de Hierro. La batalla fue rodada en el paraje cacereño de Los Barruecos durante casi veinte días.
  • 7×06 – Más allá del muro: Jon, Jorah, El Perro, Thoros de Mir, Dondarrion, Tormund y Gendry parten desde Guardaoriente con el propósito de llevar ante Cersei un ejemplar de caminante blanco.
El Rey de la Noche en su camino hacia la civilización

Lo viajes estratosféricos en el tiempo y en el espacio se han dado en cantidades altas, algo que no ha resultado muy creíble y los fans han criticado duramente. El ejemplo más claro lo encontramos en el 7×06 (‘Más allá del muro’). La expedición de Jon manda a Gendry a Guardaoriente con el propósito de mandar un cuervo a Rocadragón y solicitar la ayuda de Daenerys. Pues bien, el camino entre Guardaoriente y el lugar en el que luchan contra el ejército de los muertos es largo. Muy largo como para hacerlo rápido a pie. En el capítulo, Gendry llega a Guardaoriente en un par de horas cuando debería haber tardado días. De la misma manera, Daenerys llega a rescatar a la expedición en pocos minutos desde Rocadragón. También, encontramos incongruencias en el sentido de que los caminantes blancos llevan andando durante seis temporadas por la nieve cuando Gendry llega a las pocas horas al muro.

Un aspecto que ha llamado mucho la atención en esta temporada ha sido las escasísimas escenas de sexo, sello característico de las producciones de HBO, respecto a las seis temporadas anteriores. Podría coincidir con la progresiva desvinculación de George R.R. Martin de la serie. Eso sí, las dos (y media) escenas que acontecen se podrían definir como frías, forzadas e innecesarias. La química brilla por su ausencia. Para los detractores de este tipo de escenas les habrá resultado agradable no tenerlas. Destacamos el encuentro entre Gusano Gris y Missandei, la escena de cama entre Jon y Daenerys y el coitus interruptus de Yara y Ellaria.

Beric Dondarrion empuñando la espada flamígera

HBO comenzará el rodaje de la octava temporada en octubre, por lo que tendremos que esperar hasta 2019 para disfrutar de los últimos capítulos. David Benioff y D.B. Weiss, creadores de la serie, decidieron que la temporada final tendrá solamente seis episodios de unos 80 minutos cada uno para acabar de rematar la historia. Existen varios motivos que podrían explicar la reducción del número de capítulos, como que así podrán compactar grandes batallas y situaciones importantes, y el económico. A menos capítulos, menos dinero destinado a las nóminas de los principales actores de la serie.

Artículo anteriorLa reina Victoria regresa a #0 de Movistar+ el 10 de septiembre
Artículo siguienteLos tópicos en Bollywood Parte 2 – «Dilwale Dulhania Le Jayenge».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí