Inicio Opinión ¿Qué le ha pasado a ‘Fear The Walking Dead’?

¿Qué le ha pasado a ‘Fear The Walking Dead’?

0

¡Cuidado! ¡Hay spoilers de la T2 y T3 de Fear The Walking Dead!

La segunda temporada de Fear The Walking Dead acabó, literalmente, con la vida de un protagonista y otro personaje que empezaba a conseguir peso en la trama. Pero, independientemente de estas dos muertes, la serie de AMC consiguió crear un pulso y ritmo bastante acertado a pesar de tener siempre en mente a su original The Walking Dead.

El grupo de supervivientes liderado por Madison, Travis y Strand, abandonan tierra firme para embarcarse en el Abigail y lanzarse al mar ya que piensan que estarán más seguros que en tierra firme. Entenderán que ni siquiera en el agua van a estar a salvo de los caminantes, por lo que deciden llevar a cabo otra estrategia y refugiarse en el Rosarito Beach Hotel mientras buscan a Nick, quien se quiso separar del grupo anteriormente.

Nick y Luciana dirigen al grupo de la Colonia para ponerlos a salvo

Es cierto que se tomaron ciertas decisiones que puede que el público no entendiera, como los repentinos cambios de pensamiento de Nick y Chris, el hijo de Travis. La trama de Chris no tenía prácticamente interés, convirtiéndose en un personaje prescindible desde la primera temporada. ¿Qué ocurrió finalmente? La muerte de este personaje en un accidente de tráfico en medio del apocalipsis zombi. Sin embargo, esto supuso el despertar del personaje de Travis sacando toda la furia y rabia acumulada tras la muerte de su hijo. Un despertar que iba a durar poco…

Esta segunda temporada tuvo bastantes capítulos de acción, cosa que se echaría de menos en la siguiente tanda de capítulos. Los cambios constantes de escenario le dieron a la historia un gran dinamismo. Si en una serie sobre un apocalipsis zombi te estancas durante 15 capítulos en un mismo lugar, desconectas. Gracias al rancho de Celia, Abigail, la Colonia, el Rosarito Beach Hotel, El Pelícano, etc. la segunda temporada de Fear The Walking Dead ganó bastante, independientemente de tramas poco aprovechables.

Travis se enfrenta a un grupo de caminantes

Llegamos a la tercera temporada con el reencuentro de la familia Clark con Madison, Travis, Alicia y Nick, que se encontraba con Luciana retenidos en un campamento de militares. Estos utilizaban la base para experimentar con humanos y cronometrar el tiempo que tardaban en transformarse una vez muertos. Muertos que ellos mismos provocaban.

Tras una invasión zombi, el grupo de humanos escapa y la familia se vuelve a separar con el fatídico desenlace de la muerte de Travis cuando le alcanza una bala en un tiroteo que nadie sabe de dónde viene, y este se suicida para no infectar a los demás una vez muerto. Los supervivientes se refugian en el rancho de la familia Otto, la cual tiene una rivalidad ancestral con la tribu Sombrero Negro, liderada por Qaletaqa Walker. Madison descubrirá que su tribu fue la causante de la muerte de Travis. Pero, mientras tanto, esta revela a sus hijos la intención de hacerse con el rancho. La muerte de Travis supone que Madison se erija como la líder indiscutible del grupo, pero es una pena que los guionistas y showrunners no hayan sabido sacar más provecho al personaje de Travis, ya que empezaba a despegar.

Alicia y Ofelia juntan sus fuerzas para defender el rancho

Por otro lado, se produce la vuelta de varios personajes desaparecidos en la anterior temporada como Ofelia, Daniel y Strand. En esta temporada hay cuatro escenarios clave: el rancho de los Otto, el motel Sombrero Negro, la presa y El Bazar, y se nos presenta a un nuevo grupo de malos malísimos, Los Supervisores (grupo que recuerda a Los Salvadores liderados por Negan).

Hay muy poco que destacar de esta tanda de 16 episodios, salvo los 3 últimos (ni siquiera el último de mitad de temporada se salva). Es una temporada muy lenta donde la trama parece no avanzar al estancarse en el rancho de los Otto durante el 80% de los capítulos. Además, las muertes de los protagonistas no duelen, es decir, que no llegas a empatizar con ellos en ningún momento. ¿Por qué? La historia no engancha ni impacta (esto sucede desde la primera temporada) y los personajes son muy planos, salvo Nick y Daniel, muy pocos se salvan.

Los Supervisores se quieren hacer con el control de la presa

Otra cosa que no ayuda es seguir constantemente la misma fórmula: un personaje se separa del grupo cada cierto tiempo. No llegan a crear una unidad y hasta te olvidas de que siguen saliendo en la serie. Para la cuarta temporada tendremos a todos los personajes supervivientes de la explosión de la presa separados. A lo mejor, para el 4×13, se vuelven a juntar…

En definitiva, Fear The Walking Dead se presentó como una historia distinta a The Walking Dead, dándole otra perspectiva al apocalipsis zombi. En su comienzo resultaba bastante interesante, pero poco a poco fue perdiendo interés por la audiencia ya que esta es sabia y detectó que los productores y creadores de la ficción de AMC estaban haciendo la serie con pocas ganas, sin arriesgar. También hay que decir a su favor que con The Walking Dead en mente era trabajo prácticamente imposible superarla, aunque yo creo que esa no era la intención con el spin-off.

Tendremos que esperar hasta 2018 para que tenga lugar el esperadísimo crossover entre las dos ficciones de zombis. Morgan, personaje habitual en The Walking Dead, será el elegido para llevar a cabo este cruce. El plan es que Morgan alterne apariciones en ambas series hasta instalarse de forma definitiva en Fear The Walking Dead.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here