Crítica – ‘Bienvenidos a la familia’ (T1)

Bienvenidos a la familia, una de las últimas incorporaciones a la plataforma de streaming Netflix

Bienvenidos a la familia

Título original: Benvinguts a la família

Año: 2018

Duración: 50 min.

País: España

Dirección: Pau Freixas, Paco Caballero

Guion: Paco Caballero, Pol Cortecans, Daniel González, Miguel Ibáñez Monroy, Ivan Mercadé, Eric Navarro, Víctor Sala, Laia Soler, Natalia Durán, Pau Freixas

Música: Arnau Bataller

Fotografía: Gris Jordana, Pol Orpinell

Reparto: Melanie Olivares,  Aina Clotet,  Simón Andreu,  Yolanda Ramos,  Eva Santolaria, Nao Albet,  Georgina Amorós,  Nonna Cardoner,  Miquel Fernández,  Francesc Ferrer, Alex Maruny,  Ivan Massagué,  Leïti Sène,  Betsy Túrnez,  Lluís Villanueva

Productora: Arca Audiovisual/ Filmax

Género: Comedia negra

El nuevo éxito de la televisión pública catalana (TV3) ha aterrizado en Netflix este verano con una gran acogida por parte de la crítica, y eso que aparecía para llenar el hueco dejado por Merlí. Y es que no es para menos. La comedia negra creada por Pau Freixas (Pulseras rojas) e Iván Mercadé (Sé quién eres) ha conseguido llegar al corazón de la gente con un humor refinado, tintes de novelas de Agatha Christie y un elenco que roza la perfección interpretativa.

Bienvenidos a la familia cuenta la historia de Àngela Navarro (Melanie Olivares), una madre de tres hijos que vive con su cuñado Nando (Ivan Massagué) después de que el marido de esta le abandonara. Por circunstancias del destino, tienen que dejar su hogar por una orden de desahucio. Una casa que solo podrán recuperar a cambio de 150.000 euros; un dinero que solo podrán conseguir si se lo pide a su padre.

Bienvenidos a la familia

Hasta aquí parece todo muy sencillo. El padre de Àngela es un famoso escritor venido a menos pero que ha conseguido recaudar un gran patrimonio suficiente como para pagar la deuda de su hija. ¿Cuál es el problema? Que Àngela y su padre no se hablan desde que esta se marchó de casa cuando estaba embarazada de su primer hijo y Eduardo (Simón Andreu), el padre de Àngela, es la única opción que tiene su familia de recuperar la casa.

Del capítulo uno al trece, la familia Navarro va a pasar por una serie de desafortunados y surrealistas eventos que pondrán a prueba la lealtad de cada miembro y el amor que sienten los unos por los otros. Además, conocerán a Victoria (Yolanda Ramos), nueva pareja de Eduardo, y a Álex (Georgina Amorós), hija de Victoria.

Bienvenidos a la familia

Yolanda Ramos se merece un capítulo a parte para elogiar el trabajo que hace en cada película, serie y programa en el que participa, pero es que en Bienvenidos a la familia se supera. Es maravilloso cómo consigue hacerte reír incluso en una escena triste y eso es complicado encontrarlo en el panorama cinematográfico actual. Es, sin duda, una de las grandes protagonistas de la serie, incluso por encima de Melanie Olivares.

Volviendo a la trama, el elenco consigue que el espectador crea que es una familia de verdad de la complicidad que muestran todos ellos. En muchas ocasiones, todo se pondrá patas arriba, pero al final consigue triunfar el amor que impera en la familia Navarro.

Bienvenidos a la familia

Como narra Àngela en uno de los capítulos, lo más importante es que la familia se mantenga unida y ayudar al otro en los momentos bajos. Una enseñanza aplicable a cualquier aspecto de la vida y que hace que cojas cariño a cada personaje porque consigues verte reflejado en ellos.

Poco más que contar sobre Bienvenidos a la familia. Se trata de una gran reflexión sobre la familia, sobre cada uno de los miembros que la componen y de cómo se solucionan los problemas cuando actúan como un equipo. Además de eso, es una tragicomedia fresca y dinámica en la que los trece capítulos se te hacen excesivamente cortos a pesar de la casi hora de duración de cada uno de ellos. Eso sí, es recomendable disfrutar de la serie en VOSE; oportunidad perfecta para aprender catalán.

Lo mejor: la impecable actuación del elenco, en especial de Yolanda Ramos.

Lo peor: esperar al 2019 para una segunda temporada.

Nota: 9/10