Inicio Críticas ‘Las vidas de Marona’, dificultades y recompensas por la supervivencia.

‘Las vidas de Marona’, dificultades y recompensas por la supervivencia.

0

Título original: L’extraordinaire voyage de Marona

Año: 2019

Duración: 92 min.

País: Francia

Dirección: Anca Damian

Guión: Anghel Damian

Música: Pablo Pico

Fotografía: Animación

Reparto: Lizzie Brocheré, Bruno Salomone, Thierry Hancisse, Nathalie Boutefeu, Shirelle Mai-Yvart, Maïra Schmitt

Productora:Coproducción Francia-Rumanía; Aparte Film / Minds Meet / Sacrebleu Productions

Género: Animación, drama, amistad.

Ficha en Filmaffinity


Los primeros momentos de Marona en nuestra vida coinciden con la presentación de su muerte. Rodeada de color, ruidos y llanto el espectador tanto niño como adulto se adentra en una lección de vida sobre la importancia y el amor por estos animales. La directora Anca Demian, vuelve al género de la animación donde la imaginación es llevada al extremo. Demian dirigue su película presentada por la visión de la vida de una perrita, experimenta la magia y el inexistente límite de la mente.

Las vidas de Marona recopila las dificultades que una gran cantidad de animales deben sufrir desde prácticamente su nacimiento. Nuestra protagonista, antes si quiera de poder tener consciencia propia, sufre el racismo y el desquite de responsabilidades de su propio padre. Marona tiene que aprender lo que significa la pérdida, desesperanza, miedo o tristeza, al igual que la ilusión, el cariño y la felicidad por sí misma. El paso del tiempo, así como las diferencias de su propia mente y visión de niñez y adulto, hace que la película sea completamente disfrutable para todas las edades. Los niños pequeños podrán disfrutar con las aventuras de la perrita y los adultos que les acompañen podrán verse reflejados en multitud de experiencias de Marona, en esta película que consigue hacer meditar sobre la vida misma.

La perrita Marona junto a su primer dueño.

El poder revivir la vida de Marona desde el punto de vista de sus recuerdos y sueños es una experiencia inigualable. El trato de la animación con un estilo único y a la vez múltiple, usando todo un collage de memorias pasadas, consigue que sea imposible apartar la mirada de la pantalla. La directora, junto a su increíble equipo de animación, logran comunicar todo tipo de sensaciones sin necesidad realmente de un diálogo explícito.

El uso de la velocidad de la vida en la periferia de los ojos de Marona. La ralentización de la misma cuando se encuentra perdida entre tantos vehículos, o la fluidez de movimientos gracias a los trapecistas. La conexión y unión de pensamientos para relacionar objetos de sus primeros días de vida, junto a su madre y sus hermanos, con un tren de pensamientos completamente real y válido para cualquiera. Y por supuesto, la utilización de distintas luces y texturas hacen que nada en las vidas de Marona sea normal. Cada persona, cada animal, cada lugar o sensaciones, son únicas en sí mismas y así lo vive la perrita protagonista. Capaz de encontrar lo bueno o lo malo, incluso antes de que haya indicios de que ocurra, en cada situación que tiene que vivir.

Fotograma de la película ‘Las vidas de Marona’

Aun pudiendo disfrutar de una animación más que destacable, la forma de contar algo tan simple y difícil a la vez es lo que acaba de convertir Las vidas de Marona en una película redonda en muchísimos sentidos. Normalmente, las películas del género “perruno” suelen buscar la lagruimilla fácil y la concienciación del trato que hay que ofrecer a los animales, pero esta cinta de Ancan Damian no intenta aparentar lo que no es. Es una película sencilla en historia, muy concisa, pero admirable en sí por esto mismo. Al ser estar dirigida a un público amante de estos animales, y por lo tanto a las personas que gustan de recibir y dar amor incondicionalmente, Marona es capaz de transmitir casi imperceptiblemente la alegría que proporciona el vivir por la felicidad de los demás y el amor propio que todos deberíamos tener.

Lo mejor: La belleza de su animación e historia

Lo peor: Quizás algunas escenas demasiado alargadas para regodearse en su animación

Nota: 8/10

Deja un comentario