Inicio Críticas Críticas – ‘Welcome to the Blumhouse’

Críticas – ‘Welcome to the Blumhouse’

0
welcome-to-the-blumhouse-amazon

Como muchos sabréis, la productora de terror Blumhouse ha estrenado sus primeras cuatro películas de la sección Welcome to the Blumhouse en Amazon Prime Video entre los días 6 y 13 de octubre.

Se trata de un conjunto de ocho películas en la que se mezclarán géneros como el terror, el thriller, la ciencia-ficción y el drama que se estrenarán durante los restantes meses de 2020, y principios de 2021, en la popular plataforma de streaming. 

Aquí va nuestra críticas a las primeras cuatro películas de esta antología:

  • El Engaño (2018)

La trama sigue a una niña de 15 años que mata de forma voluntaria a su mejor amiga mientras iban de camino a un campamento. Ante este suceso, sus padres deciden encubrirla mientras tienen que lidiar contra el padre de la fallecida, la policía y su propia hija, que no parece demasiado afectada por la situación.

Se trata de un thriller muy dramático durante todo su metraje, basado en unas buenas actuaciones donde Mireille Enos destaca por encima del resto del reparto. Sabe crear tensión en los momentos claves, con un ambiente cada vez más crudo y frío conforme van pasando los minutos, aunque peca de tener un ritmo algo lento a pesar de tener una duración de poco más de hora y media.

Joey King interpreta muy correctamente a un personaje que provoca lo que promete, generar incredulidad y odio en el espectador, mientras que los padres (también muy correcto Peter Sarsgaard) toman decisiones cada vez más caóticas.

Todo eso explota en su polémico final; un final que para muchos será una tomadura de pelo y para otros será un plot twist logrado y realmente sorprendente. Resumiendo, su moraleja es la siguiente: lo lejos que se puede llegar por la amistad y de lo que es capaz la inocencia y el amor hacia los hijos.

Nota: 6/10

  • Cajas Oscuras (2020)

La historia sigue a hombre que, a raíz de un accidente, perdió a su mujer y perdió gran parte de su memoria. Pasa los días con su hija pequeña buscando recuperar esa memoria, ya que le está perjudicando tanto en el trabajo como con su propia hija y amigos. Viendo su cada vez más insostenible situación, se pone a disposición de una reputada doctora que posee un innovador tratamiento que consiste en adentrar al paciente dentro de sus subconsciente para así poder recordar su pasado. Todo suena bien hasta que comienza a adentrarse en rincones muy oscuros de su cabeza.

Nueva incursión de Blumhouse en el cine de ciencia-ficción y nuevas tecnologías (ya lo hizo con Upgrade, El Hombre Invisible o Dark Skies), pero siempre ofreciendo sus toques de terror y thriller. Es una película que recuerda mucho a “Crimen a Contrarreloj“, otra película de la propia Blumhouse, distribuida por su filial BH Tilt, que también trataba temas Sci-Fi (grietas temporales).

Ofrece muy buenas ideas, nada innovador, pero que resultan atractivas para el espectador. Su problema es su ejecución, ya que al finalizar la película el espectador siente que no ha visto nada original, algo que realmente de que pensar o consiga crear emociones. Es una película que entretiene, tiene buen ritmo y un guión que, medianamente bien, funciona, pero le falta ese punto de arriesgar, de dar al espectador ese algo más que se hace cada vez más necesario en este tipo de producciones.

En cuanto al tramo final, predecible, hubiera agradecido algo más similar a lo que se hizo con “El Engaño“, que a pesar de tener un final muy criticado, al menos ofrece algo que consigue estimular.

Resumiendo, es un buen producto, pero sin demasiadas ambiciones.

Nota: 5,5/10

  • Mal de Ojo (2020)

La trama sigue a una joven de origen indio por su vida en América, sin suerte en el amor y con su madre, que es muy supersticiosa, buscándole un futuro esposo cada día. Por casualidad conoce a un apuesto hombre mientras esperaba a su cita (concertada por su madre) y acaban siendo novios, pero la madre de la joven desconfía y cree que un hombre que la maltrató en el pasado se ha reencarnado en el novio de su hija 30 años después.

Como si de un telefilm se tratara, este thriller “de tarde” no ofrece nada nuevo (otra vez). Su trama es realmente sencilla, nada original, pero efectiva en ciertos tramos. Conocemos a Blumhouse por el cine de terror, pero en este “bloque” de películas nos ha ofrecido poco, realmente poco cine de terror. Aquí, exceptuando su muy breve tramo final “slasher“, apenas hay nada del género, se vuelve un romance con temas sobrenaturales de por medio (buscando así diferenciarse de otras películas de trama similar) que no acaba de funcionar.

Las actuaciones tampoco son demasiado destacables, pero sin duda el gran personaje de la película es el interpretado por Sarita Choudhury (la madre de la joven), que básicamente pretende irritar al espectador por mucho que sepamos que tiene toda la razón del mundo. La interpretación es bastante buena (y peculiar), que el personaje guste más o menos ya es otro tema.

Resumiendo, muy floja, con un tramo final más efectivo que el resto de la película, pero sorprendentemente entretenida. Eso sí, si buscáis terror, no lo encontraréis aquí.

Nota: 4,5/10

  • Nocturno (2020)

welcome to the blumhouse

La historia se centra en la vida de dos jóvenes gemelas que se adentran en una institución de música clásica, ambas especializadas en tocar el piano. Una de ellas es mejor, siempre la escogen y le va mejor que a la otra en la vida (tiene novio, amigos…). Entonces, la otra hermana, celosa y con ambiciones prácticamente imposibles, encuentra un libro con extraños dibujos y partituras. Una vez se adentra en él, no podrá escapar.

La definiría como otro intento de Whiplash (que ojo, también es de Blumhouse) fallido, aunque tiene bastantes momentos muy rescatables y unas interpretaciones bastante buenas.

Esta película se basa, en gran parte, en las actuaciones de sus dos protagonistas, dos jóvenes talentos como Madison Iseman (Annabelle Vuelve a Casa) y Sydney Sweeney (Euphoria, Lo que Esconde Silver Lake…), especialmente esta última, clara protagonista de la cinta y con una actuación digna de nombrar.

Como en las otras películas de Welcome to the Blumhouse, aquí no ofrecen nada nuevo ni revolucionario en el género, pero si quizás posee ese toque diferente, más crudo y tenebroso que Mal de Ojo, por ejemplo, no tiene. Se ve que es una cinta arriesgada (quizás la que más junto a El Engaño) ya que trata temas como la presión social, los sentimientos y preocupaciones de los jóvenes hoy en día (sexo, celos, egoísmo…) o los problemas familiares.

Como en Mal de Ojo, recurre a temas sobrenaturales para incluir algo de terror en este relato musical, algo crucial en el desarrollo del filme pero que le resta ese realismo que tanto éxito le dio a Whiplash. Después de una primera mitad algo lenta, en la que realmente no pasan demasiadas cosas, se vuelve bastante predecible (quizás la propia película no busca que sea diferente a eso) pero intenta compensarlo con una fotografía muy destacable (diría que, en ese ámbito, es de lo más destacado de la productora).

Resumiendo, es una película que dividirá a la audiencia, aunque muy pocos (o nadie) la pondrá como una maravilla del género. Cumple en ciertos aspectos, pero falla estrepitosamente en otros. Si me tengo que quedar con algo, sin duda sería su gran fotografía y la destacada actuación de Sweeney (tampoco se queda atrás Iseman).

Nota: 5,5/10

Deja un comentario