Inicio Críticas ‘Small Axe’, un repaso por el racismo que ha sufrido (y sufre)...

‘Small Axe’, un repaso por el racismo que ha sufrido (y sufre) la comunidad negra en Londres

0
Small Axe

Durante el mes de enero se estrenará en Movistar+ la aclamada antología de 5 películas dirigidas y escritas por Steve McQueen (12 años de esclavitud, Viudas). El oscarizado director construye con Small Axe su proyecto más personal hasta la fecha con cinco entregas inspiradas en hechos reales sufridos por la comunidad negra de Londres entre 1962 y 1989. Cada película es independiente, pero juntas forman un conjunto audiovisual que va más allá de informarnos sobre el racismo. La primera entrega -titulada El Mangrove– se estrena el jueves 7 de enero en Movistar+. El resto de títulos que componen la obra de McQueen son: Lovers Rock; Rojo, blanco y azul, Alex Wheatle y Educación.

Este grupo de películas ha dado mucho que hablar en el último mes y dará mucho que hablar también este 2021. Algunas entregas de premios han decidido que se trata de una miniserie y otras han optado por diferenciarlas como 5 películas. La explosión de este debate vino dada con la noticia de que Small Axe (al completo) había sido elegida como “mejor película” de 2020 según la Asociación de Críticos de Los Ángeles. Las películas no participarán en los Oscar, pero si en los Emmys y en los Globos de Oro en la categoría de miniserie.

A continuación, comentaremos los aspectos más interesantes de cada entrega.

  • El Mangrove (Estreno 7 de enero)
El Mangrove
Letitia Wright en Small Axe: El Mangrove

Este relato escrito entre Alastair Siddons y Steve McQueen recrea la llamada “Marcha de los Manglares” de 1970 y el posterior juicio al que fueron sometidos nueve activistas. Los llamados Mangrove Nine fueron arrestados injustamente tras protestar junto a cientos de manifestantes contra la violencia ejercida por la policía sobre la comunidad negra en Notting Hill. El estreno -2020 en Estados Unidos- coincidía con el 50 aniversario de la marcha. Small Axe comienza con la mejor de las películas que componen la antología. El Mangrove es una versión mejorada de lo que ya nos ofrecía Aaron Sorkin en El juicio de los 7 de Chicago (que tendrá bastante presencia de cara a los Oscar).

Además de contar con una banda sonora maravillosa, la primera de las películas de Steve McQueen tiene un elenco que apunta muy alto encabezado por Letitia Wright (Black Panther, Vengadores: Infinity War). La actriz de origen guyanés comparte pantalla con Shaun Parkes, Malachi Kirby y Rochenda Sandall.

Aunque se trate de un McQueen más convencional en cuanto a forma, la narrativa de El Mangrove es tan potente que no da lugar a quejas. El mensaje que envía la película es positivo, es importante y es profundo. Desde la primera mitad hasta que se convierte en un drama judicial, la tensión está muy presente. Asimismo, también se debe destacar la importancia de hablar de estos sucesos que no han sido contados nunca. Aquí McQueen lo hace, y lo hace muy bien.

Nota: 9/10

  • Lovers Rock (Estreno 14 de enero)
Lovers Rock
Amarah-Jae St. Aubyn y Shaniqua Okwok en Small Axe: Lovers Rock

El episodio más experimental de la entrega. Lovers Rock cuenta la historia ficticia del amor entre dos jóvenes en una fiesta en 1980. “Lovers Rock” es como se le llama al reggae romántico que solo sonaba en las casas donde la juventud negra organizaba sus fiestas cuando no eran bienvenidos en las discotecas y clubes nocturnos segregados. De hecho, esto es muy común en la historia de la cultura urbana. La música disco -que nos es tan familiar- surgió de la misma manera en las casas americanas porque no era la música que querían que sonase en las discotecas.

Tanto El Mangrove como Lovers Rock se presentaron en la Sección Oficial del Festival de Cannes, y además han sido las más aclamadas por la crítica estadounidense. Esta entrega es la que más luce en cuanto a banda sonora (aunque el reggae está presente durante toda la antología).  Coescrita por Steve McQueen junto a Courttia Newland, está protagonizada por la debutante Amarah-Jae St. Aubyn y el ganador del Premio BAFTA 2020 a estrella emergente Michael Ward (Top Boy).

La película es una historia de amor, pero adquiere mucha más importancia la representación de una subcultura marginada que era incomprendida. Además, también se palpa un machismo presente en la propia comunidad bastante agresivo. Todo esto mientras escuchamos reggae de fondo hasta llevarnos a un semi-trance que te hace acabar con una sensación maravillosa.

Nota: 8,5/10

  • Rojo, blanco y azul (Estreno 21 de enero)
Rojo, blanco y azul
John Boyega en Small Axe: Rojo, blanco y azul

A partir de esta tercera entrega se pierde un poco de fuerza. Sin embargo, siguen siendo películas muy interesantes. Las expectativas eran muy altas después de los dos primeros episodios y Rojo, blanco y azul no funciona tan bien como estos últimos. En este caso, nos ponemos en la piel de Leroy Logan, un joven científico forense que tiene la aspiración de convertirse en policía tras ver como su padre es asaltado por dos policías. Con esta decisión Leroy pretende cambiar las actitudes racistas de las autoridades desde dentro, pero nadie de su entorno le apoya. El joven debe afrontar la falta de apoyo de su padre y el desprecio constante por parte de sus nuevos compañeros de la Policía Metropolitana.

En este capítulo se aborda un doble rechazo: el familiar y el laboral. Este último por causas racistas, y el familiar de manera indirecta también porque es este rechazo social el que desemboca en las discusiones de las familias racializadas. Es interesante ver como el personaje de Leroy busca encontrarse así mismo, e incluso yendo completamente a contracorriente, consigue llegar hasta donde quiere. El papel de este joven negro es interpretado por John Boyega (Star Wars). La actuación de Boyega brilla en muchos momentos, sobre todo en los que el personaje sufre. Podemos ver la tristeza del personaje a través de sus ojos con mucha facilidad.

Nota: 7,5/10

  • Alex Wheatle  (Estreno 28 de enero)
Alex Wheatle
Sheyi Cole en Small Axe: Alex Wheatle

La cuarta entrega de la antología de Small Axe cuenta la historia del premiado escritor Alex Wheatle, desde sus años de adolescencia hasta sus primeros años como adulto. El joven escritor creció en un centro institucional para blancos sin el amor y el cariño de una familia. Alex encuentra en Brixton por primera vez un sentimiento de comunidad y empieza a explorar su propia identidad y su pasión por la música. Durante el levantamiento de Brixton de 1981, Alex se enfrenta a su pasado y empieza a conocer su camino hacia la reparación.

Como en el anterior episodio, en Alex Wheatle se plantea un doble rechazo: los negros creen que Alex tiene demasiadas costumbres adquiridas de los blancos y los blancos creen que es demasiado negro para admitirle en su entorno. Solo conseguirá ver y reflexionar sobre su vida en su periodo en la cárcel donde hará un repaso por todas las vivencias que le han llevado a ser quien es.

También es importante destacar que nuevamente se representa los alzamientos de la comunidad negra en los barrios del sur de Londres. Si en El Mangrove se retrataba de forma explícita, aquí aparece mucho más de fondo, pero es igual de importante. El levantamiento de Brixton de 1981 fue un enfrentamiento entre la Policía Metropolitana y los manifestantes negros que salieron a la calle por las actitudes racistas de esta institución.  Hubo muchos heridos y ante la pasividad de Margaret Thatcher, los disturbios se volverían a repetir en 1985 y 1995 (estos últimos no aparecen en la película).

Nota: 7/10

  • Educación (Estreno 4 de febrero)
Small Axe
Kenyah Sandy y Tamara Lawrence en Small Axe: Educación

Esta es la única entrega que no involucra enfrentamientos policiales por racismo. En este episodio, el tema principal es la segregación racial en la educación de un adolescente de 12 años. A Kingsley, el protagonista, quieren enviarle a una escuela para necesidades especiales. Sus padres no pueden prestar a su hijo la atención que necesita, ya que ambos tienen que trabajar para seguir hacia delante. Sin embargo, un grupo de mujeres se da cuenta de que las políticas de segregación están evitando que muchos niños disfruten de la educación que merecen y deciden hacer algo al respecto.

Con un guión coescrito por Steve McQueen y Alastair Siddons -al igual que la anterior entrega-, Educación es probablemente el capítulo más personal de McQueen. Aunque los personajes son ficticios, la película está basada en hechos reales en 1970, cuando algunas instituciones londinenses decidieron seguir una política de trasladar un gran número de niños negros de los centros de educación convencionales a centros para “necesidades especiales”. Este tipo de acciones fueron expuestas por el profesor Bernard Coard en un panfleto en 1971.

Steve McQueen acaba la antología con una historia completamente distinta. Sin embargo, sigue mostrando el racismo al que se somete una gran parte de la población que vive en Londres. En los dos últimos capítulos se echa de menos un poco más de desarrollo de la historia. Además, es de extrañar bastante esta decisión ya que justo estas películas son los más cortos del grupo de cintas.

Nota: 7,5/10

Deja un comentario