Inicio Críticas ‘Salvaje’, otro día de furia

‘Salvaje’, otro día de furia

0
salvaje

Título original: Unhinged

Año: 2020

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Derrick Borte

Guion: Carl Ellsworth

Música: David Buckley

Fotografía: Brendan Galvin

Reparto: Russell Crowe, Caren Pistorius, Jimmi Simpson, Gabriel Bateman, Anne Leighton, Lucy Faust, Devyn A. Tyler, Michael Papajohn, Austin P. McKenzie, Stephen Louis Grush, Sylvia Grace Crim, Vivian Fleming-Alvarez, Jenanne Alexander, Gretchen Koerner, Samantha Beaulieu, Juliene Joyner, Donna Duplantier, Tim Bell

Productora: Solstice Studios, Burek Films (Distribuidora: Solstice Studios, Eagle Films)

Género: Thriller

Ficha en Filmaffinity

Hace casi treinta años, Michael Douglas interpretó en Un día de furia (Schumacher, 1993) a un hombre que, frustrado por sus problemas personales y la tensión de lidiar con distintas y desagradables situaciones, desata una oleada de violencia y caos en su ciudad. Esta semana, llega a los cines Salvaje, una película en la que un desatado Russell Crowe toma su relevo y encarna a un personaje similar, pero no con ello menos llamativo.

Partiendo de una trama sencilla, un brutal y violento juego persecutorio entre una joven madre recién divorciada (una correcta Caren Pistorious) y un desquiciado sociópata, la cinta trata de ofrecer cierta visión el actual clima de crispación y violencia que rodea a las sociedades modernas actuales. Eso sí, sin analizar y prestar demasiada atención sobre este tema. El principal aliciente de la película no es otro que los exagerados actos de violencia desatados por una situación que podría pasarle a cualquiera en un mal día.

Y es que, en pos de buscar un film entretenido, Salvaje cuenta con un montaje dinámico y eficaz, y un guion que peca de contener numerosos agujeros y salidas fortuitas con las que aligera el desarrollo del relato y le hace ganar tensión y suspense, pero resta verosimilitud y profundidad en la construcción de sus personajes.

salvaje
Gabriel Bateman y Caren Pistorius en una escena de Salvaje

Un imponente Crowe es sin duda el gran reclamo de la cinta. El ganador del Oscar por Gladiator (Scott, 2000) sorprende aquí con un descuidado físico que no resta carga dramática a su interpretación, si no que la torna más amenazante y agresiva. Un antagonista llamativo que podría llamar mucho más de conocerse más cosas sobre los motivos que le hacen comportarse de forma tan brutal. Más allá de una oscura escena introductoria con pequeños detalles, el libreto no trabaja por mostrar más historia de este peligroso asesino.

Salvaje es, en resumen, una película ligera de ver, con aires de serie B y buenas dosis de adrenalina que cumple con lo que promete desde que arranca la acción; ser un thriller entretenido, inquietante y enérgico que ofrece acción a raudales en una espiral de violencia desenfrenada.

Lo mejor: Un imponente y amenazador Russell Crowe.

Lo peor: Un guion que descuida numerosos detalles y resta credibilidad a la cinta.

Nota: 6,5/10

Deja un comentario