Inicio Entrevistas Pablo Hoyos (‘Quién lo impide’): «No es lo mismo lo que éramos...

Pablo Hoyos (‘Quién lo impide’): «No es lo mismo lo que éramos que lo que estamos empezando a ser después del covid»

0
quien lo impide
Foto: Alex Abril

Amanece en San Sebastián con un día soleado. Este año, en el marco de la 69ª edición del Festival de San Sebastián, es difícil predecir qué tiempo va a hacer. Cuando los expertos meteorológicos dicen que hace sol, llueve. Y cuando dicen que llueve, hace sol. Pero hoy amanece soleado. Me reencuentro con Pablo Hoyos, un joven madrileño de 21 años (a punto de cumplirlos) que es casi vecino y con el que comparto varios amigos de la infancia.

Con él nunca he tenido una conversación de más de dos palabras. Hoy es la primera vez. Viene al festival a presentar Quién lo impide, la nueva película de Jonás Trueba que ha estado presente en la Sección Oficial a competición del festival. Un proyecto audiovisual que mezcla ficción con no-ficción y que es como un manifiesto sobre la juventud de los que nacieron en los 2000. Pablo y yo somos de esa generación: la generación Z.

Nos sentamos en la terraza del famoso Hotel María Cristina, donde se hacen la mayoría de las entrevistas del festival. Nada más empezar a hablar me dice que está muy contento de estar en el festival. Él es uno de los protagonistas de esta(s) historia(s) que se fragmenta en tres partes y dura nada más y nada menos que tres horas y cuarenta minutos.

No es la primera vez que trabaja con Jonás Trueba. “Me presenté a un casting que se hizo en mi instituto casi de casualidad. Yo no quería ser actor”, comenta Hoyos. “Estaban buscando al joven Olmo de La reconquista. Más que un casting era como una entrevista en la que nos preguntaban sobre cine; por ejemplo, qué películas habíamos visto recientemente. Yo creo que a Jonás lo que le sorprendió era que dijese que lo último que había visto era Tesis, de Alejandro Amenábar”, asegura entre risas.

A partir de ahí fue seleccionado junto con Candela Recio para formar parte del equipo de La reconquista, que también tuvo su estreno en este mismo festival. “Al presentarla en San Sebastián, Jonás se quedó con ganas de hacer algo más con nosotros. Nos mandó un mail y quedamos con él en una cafetería de Madrid. Ese mismo día surgió Quién lo impide. No sabíamos muy bien adónde iba a parar, pero sabíamos que queríamos hacer algo”, dice el actor casi con vergüenza.

Foto: Alex Abril

Candela Recio también es un elemento fundamental de Quién lo impide. Desde La reconquista han crecido juntos hasta llegar al punto en el que están ahora, 6 años después. “Candela, Jonás y yo nos estuvimos viendo mucho después de la película en 2016. Poco a poco se fueron uniendo más personas que también participaron y nosotros fuimos trayendo amigos de nuestros entornos hasta formar el grupo que veis ahora en esta última película”.

La base del proyecto consistía en mezclar una parte de ficción y una parte más documental. De hecho, incluso en esas partes ficcionadas, se insiste en que ellos están interpretándose a sí mismos. “Es sencillo y complicado a la vez. Queríamos mostrar los distintos sentimientos por los que pasamos los jóvenes, pero sin perder la naturalidad. Igual elegíamos retratar la soledad cuando yo en ese momento no me sentía solo, pero sí que tenía gente cercana que había pasado por ese sentimiento, o incluso yo en otra ocasión”, concluye el joven intérprete.

Quién lo impide empezó como un proyecto sin rumbo, pero el 20 de junio de 2018 se hizo un evento en Cineteca en el que se iban a proyectar cuatro piezas. En ese evento también se se hicieron conciertos y distintas actividades dedicadas a los jóvenes. “Nosotros pensábamos que se iba a quedar en eso”, dice Hoyos. “A raíz de ese día, Jonás seguía llamándonos de vez en cuando grabando alguna cosa. Después llegó la pandemia y él quiso contar como estaba afectando esto a nuestras vidas”.

La película actual consta de tres partes. Las dos primeras nacen del material recopilado en esas cuatro piezas previas al 20 de junio. La última parte mezcla lo que se vivió en ese evento y las consecuencias que tuvo la pandemia en este grupo de jóvenes. “Ese contraste entre el evento y las horas que pasamos encerrados en casa era necesario de explicar. No es lo mismo lo que éramos que lo que estamos empezando a ser después del covid”.

La película actúa como testimonio de una generación, un material para recordar. El joven actor comenta cómo este formato audiovisual servirá de recuerdo de la primera vez que votó: “Estábamos votando por primera vez en 2019 y estábamos eligiendo quién nos iba a representar durante el periodo de la pandemia. Fue un voto que de verdad valía para algo. Era clave para nosotros y ahora podremos recordarlo gracias a la película”.

Una de las grandes incógnitas que surge en torno a Quién lo impide es: ¿Para quién está dirigida la película? ¿Para los jóvenes? ¿Para los adultos? Pablo Hoyos comenta que ellos quieren que llegue a todo tipo de personas. “La gente joven se va a ver representada con varios de los temas que tocamos. Por otro lado, esta película va a ayudar a los adultos a entender mejor la juventud que hay ahora, quiénes somos y qué es lo que nos importa. Muchas veces la gente se queda con que la juventud es fiesta y juerga, pero hay más temas presentes en nuestras vidas como la soledad, el amor, las inseguridades…

La película, al tener un metraje de 220 minutos, es un poco inaccesible para gran parte del público. Sin embargo, al estar dividida en tres partes, podría consumirse como una miniserie tras su llegada a las plataformas. “Lo que nosotros creemos que es más bonito es ver la película con la experiencia al completo, es decir, verla en una sala de cine. Pero también es interesante que pueda llegar a alguna plataforma en forma de tres capítulos que se puedan ver al gusto de cada uno”, concluye Hoyos.

Para terminar la entrevista decido preguntarle por su futuro como actor. La respuesta sorprende. “Yo no quería ser actor. Hice el casting de casualidad y la experiencia ha sido muy gratificante, pero yo quiero estar detrás de las cámaras. Estudié realización y ahora estoy estudiando dirección de fotografía. Además, precisamente, gracias a Quién lo impide conocí a Javi (Javier Sánchez) y fundamos Producciones Pachorra, una productora de cortometrajes y videoclips. Gracias a la película y a la gente que conocí en ella he descubierto un mundo lleno de posibilidades en el que me quiero quedar”.

La película ha recibido el pasado sábado el Premio Feroz Zinemaldia a la Mejor Película y el premio FIPRESCI de la Crítica Extranjera. Además, el elenco entero se ha hecho con el galardón a Mejor interpretación de reparto en este primer año en el que no hay distinción de género en los premios interpretativos. Quién lo impide se estrenará en las salas españolas el 22 de octubre.

Deja un comentario