Inicio Críticas Crítica – ‘The Punisher’

Crítica – ‘The Punisher’

0

Título original: The Punisher

Año: 2017

Duración: 60 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Steve Lightfoot (Creador), Andy Goddard, Jeremy Webb, Dearbhla Walsh, Kevin Hooks, Stephen Surjik 

Guion: Steve Lightfoot 

Música: Tyler Bates

Fotografía: Petr Hlinomaz

Reparto: Jon Bernthal, Ben Barnes, Ebon Moss-Bachrach, Amber Rose Revah, Deborah Ann Woll, Daniel Webber, Jason R. Moore, Paul Schulze, Jaime Ray Newman, Michael Nathanson, Shohreh Aghdashloo, Mary Elizabeth Mastrantonio, Rob Morgan 

Productora: ABC Studios / Disney-ABC Domestic Television / Marvel Entertainment / Netflix

Género: Serie de TV, Acción, Cómic.

 

Cuando esta serie fue estrenada en Netflix, varios medios comentaron que su estreno llegaba en el momento más inoportuno. Hasta cierto punto, comparto esa opinión pero, por otro lado, la visión que posee The Punisher sobre la situación social es necesaria. A través de una trama llena de misterios, giros y diferentes incógnitas, de fondo se aprecia un debate sobre la mesa sobre las armas en Estados Unidos. Esto se da en un principio, pero más adelante la serie evoluciona hacia un planteamiento más de base sobre que significa el patriotismo. The Punisher es una serie muy americana, tanto por sus formas como por sus temas. Tal vez, este sea el punto más interesante de la serie ya que supone un cambio radical con respecto al resto de series de Netflix y Marvel: Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist. En esta producción, plasmar la realidad deja de ser un eslogan para convertirse en algo muy serio.

 

Para este reflejo social, es esencial el personaje de Frank Castle. En los comics, cumple diferentes funciones y posee un mundo propio, con villano muy interesantes. Sin embargos, sus intervenciones más relevantes se dan a la hora de relacionarse con el resto de superhéroes. Frank Castle no es un héroe. No se mueve por conseguir un mundo mejor, por encerrar a los malos o por un bien mayor. Su motivación es la venganza. El mata, no detiene. Durante los trece capítulos, sufre una evolución que no le aleja de su principal objetivo. Frank Castle reúne todos los elementos de la serie en sí mismo: desde los temas que trata hasta la esencia del relato. Es un personaje muy bien construido, fresco y con una interpretación por parte de Jon Bernthal que es, simplemente, sublime.

 

Pero el resto de personajes no se queda atrás. Este es uno de los puntos fuertes de la serie, el camino trazado para cada uno de sus integrantes. Muchos de ellos provienen de los comics pero acaban por pasarse a través de un filtro que los asemeja a personas del día a día. Y con gran estrella se encuentra el villano, un elemento en el que las series de Marvel han dado en el clavo en su totalidad. En este caso, no se queda atrás con un Ben Barnes demostrando una comodidad y soltura asombrosa.

 

Aunque la trama es bastante interesante, con diferentes puntos que despiertan la atención del espectador, lo cierto es que su narrativa es algo difusa. La relevancia que se le da a los temas en esta serie acaba por afectar al desarrollo, pues en determinadas ocasiones parece que necesita detenerse para poner el foco en una determinada cuestión. En cierto modo colabora a un impacto mayor pero afecta en sobremanera a una trama de por si intrigante. Por otro lado, el ritmo sirve de conexión con el resto de elementos. La cámara rápida, con diferentes cambios de planos, contrasta con diferentes momentos en los que la acción pasa a un nivel más bajo y la violencia se hace protagonista. Es una serie muy explícita, sangrienta y que deja el foco de atención en la sed de Frank Castle, consiguiendo una identificación espectador-personaje realmente asombrosa e inquietante.

 

Tal vez no sea la mejor serie de Netflix y Marvel, pero desde luego es la que más se acerca a los actuales tiempos. The Punisher es una grata sorpresa, con enormes dosis de acción, una historia bien trazada y unos personajes notablemente construidos. Además, a través de su fachada llena de sangre y duras peleas, se oculta una visión pesimista y muy comprensible sobre la realidad cotidiana.

Nota: 8,5/10

Lo mejor: el personaje de Frank Castle, simboliza todo lo que es la serie, con una interpretación fabulosa. Ritmo electrizante a la par que bien medido para una trama interesante, más cercana al espionaje que a los superhéroes.

Lo peor: narrativa algo confusa por momentos, con algunos experimentos que no terminan de funcionar.

 

Deja un comentario