Inicio Críticas Crítica – ‘Mi amor’

Crítica – ‘Mi amor’

0

miamor

Título original: Mon roi

Año: 2015

Duración: 130 min.

País: Francia

Director: Maïwenn Le Besco

Guión: Etienne Comar, Maïwenn Le Besco

Fotografía: Claire Mathon

Reparto: Vincent Cassel, Emmanuelle Bercot, Louis Garrel, Isild Le Besco, Chrystèle Saint Louis Augustin, Patrick Raynal, Yann Goven, Paul Hamy, Djemel Barek, Slim El Hedli, Lionnel Desruelles, Laetitia Dosch, Félix Bossuet, Giovanni Pucci, Michael Evans, Vincent Nemeth

Productora: France 2 Cinéma

Género: Drama

Maïwenn Le Besco (Polisse, 2011) nos habla en ‘Mi amor’ de esa relación tormentosa, pasional, dañina, que de vez en cuando nos devora o vemos sufrir en carne ajena. Esa montaña rusa del corazón que se mueve por ráfagas, por instinto y por altibajos. Ese amor enfermo que se profesan Tony  (Emmanuelle Bercot) y Georgio (Vincent Cassel) con las precisas palabras que el guion coescrito por Etienne Comar y el propio Maiwenn ponen en sus labios.

La película abre con una escena que sirve de pliegue entre las dos historias que veremos a lo largo del metraje. Tony esquía con su familia y sufre un accidente que le hace ingresar en una clínica para su rehabilitación. Este duro proceso será la trama de presente que usará el director para salpicarla de lo que realmente importa en la película, el cómo ha llegado el personaje a ese punto de la mano de su pasado; un pasado sujeto por la pasión hacia la figura de Giorgio.

mon roi
Fotograma de ‘Mi amor’

En ellos dos recae todo el peso de la película. Y lo llevan como quien no quiere la cosa. Cassel y, especialmente Bercot (premiada en el pasado festival de Cannes por su papel en la película) bordan sus papeles y llenan de realismo y credibilidad cada escena. Intensos o calmados, furiosos o relajados, los dos manejan a la perfección una pareja que está lejos de ser modélica. Gracias a ellos entramos con facilidad en ese pequeño mundo interior de los personajes, que nos atrapará y no nos soltará hasta incluso una vez acabada la película.

Como punto negativo de la película, se podría decir que el ritmo de la misma se me hace algo lento en ciertos tramos. Los fuertes personajes sustentan las escenas pero lo que les ocurre me lleva a veces un por el camino de indiferencia, sin hacerme preguntas y siendo espectador pasivo de una pasión desenfrenada de la que ya me han contado todo y sólo me queda por saber un final que no puede ser otro.

Lo mejor: La química entre la pareja principal sustentada en el trabajo sobresaliente de Vincent Cassel y Emmanuelle Bercot.

Lo peor: La peripecia está por momentos varios peldaños por debajo de la que lo pareja se merece.

Nota: 6,5/10

 

Deja un comentario