Inicio Críticas Crítica – ‘007: Spectre’

Crítica – ‘007: Spectre’

4

Título original: Spectre

 Año: 2015

Duración: 148 min.

País: Reino Unido

Director: Sam Mendes

Guión: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth, Ian Fleming

Música: Thomas Newman

Fotografía: Hoyte van Hoytema

Reparto: Daniel Craig, Christoph Waltz, Léa Seydoux, Ralph Fiennes, Monica Bellucci,Naomie Harris, Rory Kinnear, Ben Whishaw, Dave Bautista, Andrew Scott, Jesper Christensen, Stephanie Sigman

Productora: MGM / Columbia Pictures / Albert R. Broccoli / Eon Productions

Ficha en Sensacine

Siendo una de las sagas más prolíficas de la historia del medio, James Bond es el referente cinematográfico en cuanto a cine de espías. Cada una de sus películas tienen la intención de ser un blockbuster mundial y en la mayoría de ocasiones lo ha conseguido. Siendo esta la última película de Daniel Craig como el agente 007 podemos aceptar que Sam Mendes ha hecho un trabajo extraordinario.

Sam Mendes ha dado en el clavo a la hora de realizar la película. Debe de ser espectacular, una cosa que entre bien por los ojos. Y desde luego lo cumple. Nada de planos fijos aquí. La película comienza con un plano secuencia maravilloso donde se Mendes se luce. Es el comienzo perfecto para una película que nos lleva de un lugar a otro sin apenas darnos unos segundos para respirar. Las contadas escenas de pausa son simplemente el preludio para más acción, movimiento, velocidad y disparos. Un montaje de ritmo frenético ayuda a esta sensación de velocidad. Precisamente este es un tema recurrente en la película: carreras de coches, huidas a contrarreloj y demás situaciones típicas del cine de espías que en esta película funcionan especialmente bien.

En cuanto al guión, no es perfecto ni mucho menos sin embargo la película sabe ocultar sus carencias de forma sorprendente. Algunos deus ex machina que podemos pasar ya que el género de acción está repleto de esta herramienta del guionista. Algunas de las escenas de amor si fallan en conjunto. Supongo que se debe a la necesidad de aclarar que hay sexo entre Bond y la chica Bond, en este caso Lea Seydoux. Sin embargo se elige el mal momento de la historia. Además, a la historia de amor entre Bond y Maddeleine Swann podría haberse pulido más. Me explico. Maddeleine pasa de odiar a Bond a querer tirárselo de una escena a otra sin más explicación. Otro de los fallos de la película es el corto papel de Monica Belucci. Le dan demasiada importancia a un personaje que no aparece ni cinco minutos en pantalla y que luego desaparece para no volver.

Respecto a la fotografía, poco que añadir. Es correcta, algunos planos son bastante espectaculares pero en general no es ninguna genialidad. Los movimientos de cámara está hechos de forma maestra y los efectos digitales están muy bien perfilados. Visualmente está muy bien pero no hay rastro de genialidad, aunque tampoco la película lo necesita. La música de la película es la ya conocida banda sonora de la saga. Los momentos en la que la que suena está bien elegidos y dan como resultado imágenes bastante sobrecogedoras.

Hablando de las actuaciones, tampoco puedo hablar en demasiada profundidad ya que la película la vi doblada. La dirección de actores está bien trabajada y los personajes se mueven por soltura por el espacio. Craig y Seydoux están bien y Christoph Waltz maravilloso como nos tiene acostumbrados.

En resumen una película divertida, trepidante y entretenida. Una buena opción para pasar la tarde en el cine.

Lo mejor: La espectacularidad de las imágenes.

Lo peor: La historia avanza en ocasiones demasiado deprisa y esto deja al descubierto agujeros del guión.

Puntuación: 6/10

4 COMENTARIOS

Deja un comentario