Inicio Críticas ‘Los traductores’, y el filtrador infiltrado

‘Los traductores’, y el filtrador infiltrado

0
LOS TRADUCTORES

Título original: Les traducteurs

Año: 2019

Duración: 105 min.

País: Francia

Dirección: Régis Roinsard

Guión: Régis Roinsard, Daniel Presley, Romain Compingt

Música: Jun Miyake

Fotografía: Guillaume Schiffman

Reparto: Lambert Wilson, Olga Kurylenko, Riccardo Scamarcio, Sidse Babett Knudsen, Eduardo Noriega, Alex Lawther, Anna Maria Sturm, Frédéric Chau, Maria Leite, Manolis Mavromatakis, Sara Giraudeau, Patrick Bauchau, Miglen Mirtchev, Thomas Lemoine, Irina Muluile, Jade Phan-Gia, Michel Bompoil

Productora: Les Productions du Trésor, Artemis Productions

Distribuidora: Flins y Pinículas

Género: Intriga | Suspense | Literatura

Ficha en Filmaffinity

Con un curioso confinamiento grupal – ¡en estos tiempos! – arranca este entretenido film. El objetivo del mismo no es sino evitar con el máximo celo posible, filtraciones sobre el contenido de una esperadísima tercera entrega de un éxito de ventas literario. Al más puro estilo de trilogías a lo MilleniumEl Código DaVinci o similares. 

Los participantes de tan peculiar proyecto editorial son nueve traductores. Tantos como lenguas mundiales en los que debe materializarse la novela antes de su lanzamiento al mercado. Y a partir de ahí nace la trama misteriosa.

Todo ello concebido por un ambicioso y codicioso promotor editorial (Lambert Wilson) que planea ese encierro con una precisión tal como si de una instalación de máxima seguridad se tratase. Hay que evitar filtraciones de la nueva obra a toda costa, pero “su gozo en un pozo”. 

Cuenta con un eurorreparto de cierto nivel y más que aceptable para una buena intriga, con algunos guiños a clásicos de la literatura. Riccardo Scamarcio (Edén al OesteMi hermano es hijo único), Olga Kurylenko (La brumaLa correspondenciaUn día perfecto), Frédéric Chau (Made in ChinaDios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), Alex Lawther (The end of the F***cking world), Lambert Wilson (CorporateUn plan brillante), y hasta el español Eduardo Noriega (TesisAbre los ojos) entre otros, son los integrantes de esta peculiar casa del Gran Hermano de la traducción e interpretación literaria

los traductores
Fotograma de la película con los personajes principales

Observamos claras referencias del género puro del misterio y policiaco, creándose un ambiente de estilo Agatha Christie, salvando las distancias. La mansión o búnker donde pasan buena parte de la cinta encerrados los protagonistas, es un híbrido entre las clásicas moradas del misterio y una de esas casas escenario de programa de telerrealidad. 

Aunque ciertamente guarde también algunas similitudes con la trama y la ambientación de El escritor (Roman Polanski, 2010), no por ello se trata de una película poco original o burda imitadora de cualquier otra anterior. Al final, está casi todo inventado en el género. Aun así siempre cabe una vuelta más de tuerca para intentar sorprender al espectador.  

Quizá sabedores de ello, el director y los guionistas se han afanado lo máximo posible por dar algunos giros al guión y que los personajes aporten dosis de incertidumbre. Sin embargo, el juego psicológico entre la persona filtradora de la novela, intríngulis de la película que obviamente no se va a desvelar ahora, y el gurú del marketing editorial no es del todo profundo como para que haya un gran misterio. Pese a todo, se genera una expectación suficiente por adivinar su desenlace. 

Por cierto, qué bueno ese cine francés siempre atento a la Educación, la Cultura y la Literatura. En esta ocasión desde un punto de vista más crítico, contra el marketing literario y el mercantilismo de la editorial Angstrom que dirige Lambert Wilson, pero siempre ponderando la producción literaria y el amor por la lectura. Caso de la pasión literaria personificada en el enigmático autor de la novela y algunos de los traductores de su obra. 

Después de todo no sorprende que el cine galo reciba más y mejores subvenciones públicas que la de otros países… 

En definitiva, la película sin ser un rompecabezas deslumbrante, sí consigue divertir y no reparar en su duración. Combinando levemente un atisbo de acción a modo del engaño de prestidigitadores o estafadores a lo Ocean´s Eleven o Ahora me ves, con el siempre atractivo duelo psicológico y la curiosidad por descubrir quién es el filtrador infiltrado y cuáles son su motivaciones 

Los traductores se estrena en cines este jueves 18 de marzo. 

Lo mejor: algunos pequeños pero buenos giros del guion, con una intriga bastante entretenida 

Lo peor: lo excesivamente caricaturesco de los traductores, a veces a modo de chistecito fácil con estereotipos de nacionalidades 

Nota: 7/10

Encuentra el mejor precio para esta película en Taquilla.com

Deja un comentario