Inicio Entrevistas Richard Stanley nos habla de ‘Color Out of Space’, su retorno a...

Richard Stanley nos habla de ‘Color Out of Space’, su retorno a la gran pantalla tras dos décadas

0
richard stanley
Richard Stanley en su paso por el Festival de Sitges

Tras su casi dirección de La isla del Dr. Moreau y el legendario incidente involucrando un disfraz de perro, un hacha y un bidón de gasolina (para los que no estén al día, vean el documental Lost Soul), Richard Stanley se retiró a la montaña y se dedicó a hacer de guía turístico y a producir algunos documentales. Después de más de 20 años, el director sudafricano resurge de las tinieblas con Color Out of Space, que escribe y dirige él mismo.

El filme es una adaptación del cuento de H.P. Lovecraft, ‘The Color Out of Space’ y narra los sucesos que se desencadenan tras el impacto de un meteorito junto a una granja de alpacas regentada por Nathan Gardner (Nicolas Cage) y su familia. A partir de entonces, la tranquila vida rural que conocían se convierte en una pesadilla alucinógena de colorines.

El preestreno oficial de la película en España tuvo lugar el año pasado en el Festival de Sitges y tuvimos ocasión de hablar con Richard Stanley, que nos habla de su regreso a la gran pantalla y del rodaje de la película junto a Cage.

PREGUNTA: ¿Richard, cómo ha sido tu vuelta al cine después de tantos años y por qué has elegido esta historia para volver?

RICHARD STANLEY: Color Out of Space se presentó como una buena historia para adaptar, simplemente porque tiene lugar en una granja en Nueva Inglaterra y no en la Antártida, como ‘At the Mountains of Madness’, o en el fondo del mar, como ‘Call of Cthulhu’, ambas, historias de Lovecraft. Sentí que era accesible, al menos para un presupuesto medio. Así que era de las más adaptables. Por lo que respecta a volver  en este estadio de mi carrera, me sorprendió incluso a mí. Creía que había terminado con el cine, pero las circunstancias conspiraron para arrastrarme desde la montaña en la que vivía. Los productores tuvieron la idea de hacer esta película y se enteraron de que Nick (Cage) era un fan de H.P. Lovecraft. Como había un guión volando por ahí, consiguieron ponerlo en sus manos y se empezó a poner en marcha el proyecto. Al principio no les creí, pero hacia la segunda semana de diciembre del 2018, Josh C. Waller y un par de productores más vinieron hasta mi casa en los Pirineos y llamaron a la puerta a primera hora de la mañana. Les preparé un café, me dijeron que me metiera en el coche y me llevaron a Portugal, donde descubrí que tenía 6 semanas para preparar la película.

Color Out of Space Richard Stanley
Stanley con Nicolas Cage y Joely Richardson durante el rodaje de ‘Color Out of Space’

P: ¿Sentiste alguna presión a la hora de adaptar una historia de Lovecraft que ya se ha adaptado – o al menos se ha intentado – bastante? 

RS: Bueno, creo que la principal presión que tuve fue la de hacerle justicia a Lovecraft. Porque nunca se ha hecho una película que se centre verdaderamente en sus temas centrales. El mismo Lovecraft dijo que todo su trabajo estaba enfocado a intentar crear una atmósfera de terror cósmico y a explorar la pequeñez y la futilidad del ser humano ante el infinito y la escala del universo. No creo que el trabajo de Stuart Gordon abordara realmente estos temas. Obviamente, las historias de Lovecraft ya tienen la reputación de ser inadaptables. No tienen personajes como los conocemos o como esperamos que sean en otras películas. Ni nada parecido a una estructura convencional. Así que todos estos factores suponían un reto. Y yo estaba empeñado estar seguro de no hacer trampas. Quería tocar los puntos más importantes de la trama y no cambiarla demasiado. Eso suponía que, por supuesto, todo el mundo en la historia debía morir o volverse loco. No podía haber un final feliz. Todos, desde el gato y el perro hasta los niños pequeños debían ser destruidos. Eso dictaba la estructura de la película. Y eso significó también que nos tuvimos que ver forzados a tomar decisiones poco convencionales sobre aspectos que no te esperarías en películas contemporáneas.

P: Entonces, dirías que tu adaptación es la primera que le hace justicia. 

RS: Creo que es la primera de las que están directamente acreditadas a Lovecraft. Porque hay películas que están fuertemente influenciadas por sus historias que lo han hecho mejor, como La cosa de John Carpenter, que tuvo un presupuesto mucho mayor. Pero para las películas que están directamente adaptadas de una historia de Lovecraft, creo que Color Out of Space es la que seguramente es más fiel a su espíritu. Además, estoy contento porque creo que, de todos mis guiones, este es el que ha sido traducido más fielmente a la pantalla. Esto es parcialmente porque mis dos primeras películas fueron producidas por Miramax y Harvey Weinstein, así que esta experiencia es mucho mejor (risas).

Richard Stanley
Nicholas Cage charlando con Richard Stanley durante el rodaje de la película

P: ¿Cómo fue trabajar con Nicolas Cage? ¿Entendió lo que querías para la película? 

RS: Nick fue fantástico. Afortunadamente, como ya he dicho, él ya era fan de Lovecraft. Leyó el guión con semanas de antelación y subrayó las partes del guión que él creía que daban paso a la improvisación, para abrirlo más. Así que pudimos hablar con tiempo de todos aquellos espacios en los que él podría aportar ante la cámara. Eso nos dio la oportunidad de modular todas esas expresiones de locura, que parecen caóticas e incluso aleatorias a veces, pero que en realidad fueron meticulosamente planeadas de antemano.

P: Entonces, a él le gusta improvisar.

RS: Sí.

P: ¿Y a tí, te gusta que lo haga?

RS: Oh, sí. A veces si no gritas “corten”, Nick seguirá y se mantendrá en el personaje. A veces se me hacía muy difícil cortar, porque la escena continuaba desarrollándose, a menudo hacia direcciones que nos sorprendían a todos. Pero al mismo tiempo esto forzaba al resto del elenco a trabajar muy duro. Aunque al final se les pegó a todos muy bien, particularmente a Julian Hilliard, el niño de 7 años que interpreta a Jack. Él se lo pasó muy bien con todas las improvisaciones.

P: Hay una escena de la película en la que aparece un televisor con una película de Marlon Brando. ¿Significa eso que has dejado atrás una etapa sobre la que ya puedes bromear?

RS: Bueno, es que era la única manera de que Marlon Brando saliera en una de mis películas (ríe). Pero en serio, esto fue porque la escena que puse es de One-Eyed Jacks (Brando, 1961), que es de dominio público, no hay copyright para esta película. Cuando pones una escena de algo, te ves forzado a poner una que sea de dominio público, porque nadie quiere pagar los derechos. Y yo estoy muy cansado de ver La noche de los muertos vivientes (Romero, 1968) en todas las películas de género.

richard Stanley
Richard Stanley, detrás de las cámaras en el rodaje de ‘Color Out of Space’

P: ¿Qué crees que aporta Color Out of Space al panorama de género actual?

RS: Creo que es el momento de que Lovecraft y todos esos dioses antiguos vuelvan. Y espero que esta película, al ganar dinero – que lo ha hecho, ya se ha vendido a Inglaterra y a los Estados Unidos para la distribución – sirva para demostrar que uno puede ganarse algo adaptando a Lovecraft. Y que esto anime a más productores a coger este material. Porque hay un gran número de películas que se han quedado en la fase de desarrollo y que nunca se han hecho por algún motivo, como la Mountains of Madness de Del Toro o la Call of Cthulhu de James Wan. Me gustaría ver esos títulos ahí fuera. Una de las cosas que hemos demostrado al sacar adelante esta película es que esos textos son de dominio público. Cualquiera puede, legalmente, usarlos. ¡Pertenecen al mundo entero! Color Out of Space es una película pequeña, hecha con un presupuesto operacional de unos 3 millones de dólares americanos. Es minúsculo comparado con una película de estudio. Y si Lovecraft está en dominio público, los trabajos de sus autores contemporáneos, como Robert E. Howard también lo están. Así que espero que el hecho de que hayamos hecho esta película sin que nadie nos denuncie sirva para abrir el camino a otras producciones para hacer lo mismo.

P: ¿Considerarías hacer otra historia de Lovecraft?

RS: Estoy ciertamente pensándomelo. Ahora mismo no lo haría, porque no quiero acabar como Stuart Gordon y que se asuma que soy un tío que sólo hace películas de Lovecraft. Así que la próxima será algo totalmente diferente. Pero sí, en algún momento me gustaría volver a Arkham County. El proyecto fue tan bien que deseaba poder seguir grabando. Todo fue tan fluido que después de 6 semanas ya estábamos apagándolo todo y desmontando los sets y tuvimos que decirle adiós a todo el mundo. Pero si hubiéramos seguido rodando, yo habría seguido felizmente durante 6 meses más si hubiera sido una serie de televisión. Así que sí, me gustaría volver a eso. También he dejado algunos “Easter eggs” en la historia. Podéis ver referencias a ‘The Dunwich Horror’ y otras historias de Lovecraft. Aunque esa es la próxima a por la que probablemente iré si tengo la ocasión.

P: Así que tienes algún proyecto entre manos.

RS: Sí, no creo que tengáis que esperar 20 años más, ahora que he sido arrastrado con éxito fuera de la montaña y pegado de nuevo a la mesa de mezclas de la experiencia humana. Parece casi inevitable que haya otro proyecto pronto. Espero poder empezar a rodar de nuevo en un año o así. Para la próxima me gustaría mucho volver al tema del futuro apocalíptico, distópico y disfuncional. Porque creo que es seriamente relevante ahora mismo (Risas).

Color out of Space de Rcihard Stanley se estrena en la cartelera española a partir del 7 de agosto.

Deja un comentario