Inicio Críticas Crítica – ‘Color Out of Space’

Crítica – ‘Color Out of Space’

0

Título original: Color Out of Space

Año: 2019

Duración: 111 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Richard Stanley

Guion: Scarlett Amaris, Richard Stanley (Historia: H.P. Lovecraft)

Música: Colin Stetson

Fotografía: Steve Annis

Reparto: Nicolas Cage, Q’orianka Kilcher, Joely Richardson, Tommy Chong, Madeleine Arthur, Brendan Meyer, Julian Hilliard, Elliot Knight, Melissa Nearman

Productora: Coproducción Estados Unidos-Malasia-Portugal; SpectreVision, ACE Pictures Entertainment, XYZ Films

Género: Terror. Ciencia ficción

Ficha en Sensacine

Existen historias que, por su complejidad, son difíciles de llevar a la gran pantalla, pero eso no quiere decir que sean inadaptables. Aunque con mejores o peores resultados, todo puede adaptarse. Esto pasa con H. P. Lovecraft, cuyas adaptaciones no han tenido mucha suerte que digamos. Ahora llega Color Out of Space dirigida por Richard Stanley, que, aunque con algunos aciertos, sigue sin ser la adaptación definitiva.

La sinopsis es la siguiente. La familia Gardner vive en una granja a las afueras de Arkham, Massachusetts, en aparente tranquilidad. Pero una noche, cae un meteorito en su jardín. Pronto empiezan a producirse los cambios: no solo en la vegetación y en los animales, sino también en los miembros de la familia. La situación se enrarece cada vez más, haciendo incluso que el tiempo empiece a perder su lógica.

Fotograma de ‘Color Out Of Space’
Fotograma de ‘Color Out of Space’

Lo primero que hay que decir de Color Out of Space es que visualmente es impresionante, todo gracias al brillante trabajo del director de fotografía Steve Annis. Los colores rosa y violeta lo impregnan todo, creando una atmósfera psicodélica y aterradora que nos deja algunas imágenes muy poderosas.

La película empieza de forma pausada y se toma su tiempo en meternos en la historia y presentar a los personajes, lo cual, en principio, está bien, ya que nos muestra la dinámica familiar y las excentricidades de algunos de ellos. Tras la caída del meteorito su comportamiento empieza a cambiar: parecen más distraídos, como si estuvieran absortos en otros mundos; se tornan agresivos y caen en una espiral de locura ante aquello que no conocen y que se vuelve en contra ellos.

Aquí hay que destacar a Madeleine Arthur (A todos los chicos de los que me enamoré) como Lavinia Gardner y, por supuesto, a Nicolas Cage (Mandy) como Nathan Gardner. Cage pasa de ser un artista retirado que vive cultivando verduras y criando alpacas en su granja, a convertirse en un personaje histriónico que nos deja alguna que otra escena bastante hilarante, muy en su línea.

Fotograma de ‘Color Out Of Space’
Fotograma de ‘Color Out of Space’

Por otro lado, también hay que decir que ese ritmo tan pausado que he mencionado antes juega en su contra. Stanley dilata tanto la acción durante el segundo acto que, comparado con el frenesí del tramo final, nos hace replantearnos si realmente era necesario. Y es en ese tramo final donde el director pone toda la carne sobre el asador, donde se desata la locura y la enajenación en una explosión de colores y sangre.

Color Out of Space es una película con un aura ochentera bastante interesante, donde hay cabida incluso para un guiño a La cosa de John Carpenter. Sin embargo, por momentos parece que busca el impacto visual para que no nos centremos en la pobreza de algunos diálogos. Aún así, Richard Stanley juega muy bien sus cartas a la hora de mostrar la paranoia y el horror ante lo desconocido.

Lo mejor: la fotografía es impresionante, la explosión de colores crea una atmósfera psicodélica y aterradora a partes iguales.

Lo peor: la dilatación y ralentización del segundo acto.

Nota: 6/10

Deja un comentario