Inicio Especiales La historia de John Brown, el loco abolicionista

La historia de John Brown, el loco abolicionista

0
Ethan Hawke interpretando a John Brown en la serie "El pájaro carpintero".

Showtime y Movistar+ han estrenado este mes la serie de ambientación histórica El pájaro carpinterodonde Ethan Hawke interpreta (y muy bien por cierto), al excéntrico y mítico abolicionista John Brown. Pero, ¿Quién fue realmente este personaje histórico?

A mediados del siglo XIX, EE.UU. estaba dividido entre los Estados libres del norte, donde la esclavitud era ilegal, y los Estados esclavistas del sur, donde era la base de la economía. A medida que se produjo la expansión hacia el oeste, surgieron cada vez más tensiones en torno al tema de la esclavitud. El foco de la disputa radicaba en si los nuevos territorios debían conformarse como Estados Libres o como Estados Esclavistas. Por un lado, los colonos que provenían del norte presionaban para que no se instaurara una economía esclavista. Por el otro, los colonos provenientes del sur presionaban en la dirección contraria.

En 1854 el senador demócrata por Illinois Stephen Douglas promulga la Kansas-Nebraska actque define y concreta la creación de dos nuevos Estados (Kansas y Nebraska) en los territorios recientemente conquistados de lo que antaño fuera tierras coloniales francesas (La Louisiana Francesa). Esta ley dejaba abierta la cuestión de la esclavitud en las nuevos territorios, ya que fallaba que la existencia o no de la esclavitud en estos Estados se decidiría “por soberanía popular entre sus habitantes”. Esta indefinición provocó la proliferación de sangrientos enfrentamientos armados entre milicias pro-esclavitud y milicias abolicionistas.

Algunos de los simpatizantes más belicosos de ambos bandos se trasladaron desde todos los rincones del país hacia Kansas para unirse a la lucha. Uno de los miembros más prominentes de las guerrillas abolicionistas fue un granjero de Connecticut llamado John Brown, quien ya se había hecho un nombre dentro del movimiento por su labor ayudando a esclavos fugitivos a escapar a Canadá en colaboración con el llamado Ferrocarril Subterráneo.

El senador Stephen Douglas promulgó la Kansas-Nebraska act en un intento por ganarse el favor de los Estados del sur. En 1861 fue el nominado demócrata a la presidencia, siendo derrotado por el republicano Abraham Lincoln.

Sin embargo, fue en el año 1856 cuando John Brown se convirtió definitivamente en un héroe para la causa abolicionista, cuando con apenas una veintena de hombres organizó la defensa de la ciudad de Lawrence, que estaba siendo asediada por una turba de más de 300 milicianos esclavistas. La urbe finalmente cayó, pero el valor y el arrojo de Brown en aquella batalla lo convirtieron en un icono para sus simpatizantes.

Sin embargo, Brown pronto empezó a ser famoso por emplear métodos extremadamente violentos en la defensa de su causa. En respuesta al saqueo de Lawrence, Brown y sus hombres asesinaron a varias familias de esclavistas en el territorio de Potawatomi. Brown escribió en varias ocasiones que la única vía posible para la abolición definitiva de la esclavitud era la de la violencia. El tiempo acabaría dándole la razón, ya que la desaparición de la esclavitud en Estados Unidos no se daría hasta el estallido de la Guerra de Secesión norteamericana, que se saldaría con más de medio millón de muertos.

Sin embargo, la ambición de Brown iba mucho más allá de la liberación de Kansas. Su objetivo a largo plazo era provocar una insurrección armada de esclavos en los Estados del sur para posteriormente crear un nuevo Estado donde los afroamericanos pudieran vivir sin ser perseguidos por los esclavistas. Brown incluso llegó a escribir una constitución para este futuro Estado, donde se incluía la “Prohibición de la blasfemia, las conversaciones sucias, el comportamiento indecente, la exposición indecente de la persona o las relaciones sexuales inmorales”. Porque, además de ser un ferviente abolicionista, John Brown también era un fanático calvinista que se tenía a sí mismo como uno de los brazos ejecutores de Dios, quien lo había enviado a la tierra para liberar al ser humano del pecado mortal de la esclavitud.

John Brown con su característica barba poblada.

El 16 de octubre de 1859 John Brown, junto con otros 21 hombres (tres de ellos eran sus hijos), asaltó el arsenal de Harper’s Ferry (Virginia Occidental) con la idea de distribuir las armas robadas entre los esclavos locales y así dar comienzo a una insurrección. Sin embargo, los esclavos se negaron a levantarse en armas contra sus amos, y al día siguiente las milicias de Virginia llegaron a la población, arrestando a Brown y matando a varios de sus hombres. Finalmente Brown y los supervivientes de su guerrilla fueron sentenciados a muerte por un tribunal del Estado de Virginia bajo los cargos de asesinato, conspiración y traición.

La mañana de su ejecución dejó escritas sus últimas palabras. En la carta se leía: “Yo, John Brown, estoy ahora convencido de que los crímenes de esta tierra culpable no podrán ser purgados si no es con sangre”. 

Grabado de la época que representa el asalto de Brown y sus hombres al arsenal de Harper’s Ferry.

Y así fue como la noble cruzada de este viejo loco idealista llegó a su fin. A su ahorcamiento acudieron turbas enfurecidas de esclavistas que deseaban verlo morir desde hacía largos años. Entre los asistentes, se distinguían caras reconocibles como la de John Wilkes Booth (el que luego fue el asesino de Lincoln) o la de Thomas Stonewall Jackson (quien unos años más tarde sería en uno de los líderes del ejército confederado).

John Brown se convertiría en un mártir de la causa abolicionista y en una figura clave del folclore unionista durante la Guerra Civil estadounidense. El eco de sus acciones resonó a través de las generaciones futuras, y el tiempo reconocería que la causa del que era considerado el más loco entre los locos, era en realidad, una de las causas más honorables que han existido jamás.

La serie sobre la vida de John Brown “El pájaro carpintero”, protagonizada por Ethan Hawke, está ya disponible en Movistar+ y Showtime.

 

 

Deja un comentario