Inicio Especiales Cuenta atrás para Hollywood: ‘Jackie Brown’ (1997)

Cuenta atrás para Hollywood: ‘Jackie Brown’ (1997)

Con motivo del estreno de 'Érase una vez en Hollywood', rendiremos homenaje cada día hasta su estreno a Quentin Tarantino. Hoy: 'Jackie Brown'

0

Han pasado tres años desde la última película de Quentin Tarantino, un éxito indiscutible de crítica y público que lo lleva al olimpo de la industria. Todos esperan una especie de Pulp Fiction 2 para la próxima cinta del director, pero éste toma una deriva totalmente radical: adaptará la novela de uno de sus autores preferidos, Elmore Leonard. El libro en cuestión se titula Rum Punch y relata la historia de Jackie B., una azafata de vuelo que trabaja como mula para Ordell, un traficante de drogas y armas, hasta que un día es detenida por la DEA. A partir de ese momento, Jackie deberá elegir entre ser leal a Ordell o colaborar con la policía para evitar la cárcel.

Tarantino es respetuoso con la obra original de Leonard y la adapta magistralmente. Los cambios que realiza son ínfimos y son más relativos a la contextualización de su homenaje al blaxploitation (género de los setenta de homenaje a la sociedad negra, con intérpretes, música e historias de la cultura afroamericana). Una de estas diferencias es que, en la novela original, Jackie Brown se llama Jackie Burke y es blanca. Tarantino cambia esto para rendir homenaje a la película blaxpoitation Coffy (1973) cuya protagonista es interpretada por la misma que la de su película: Pam Grier.

Al contrario de la creencia popular, no fue el guionista de Pulp Fiction quien rescató a Grier del ostracismo: el director John Carpenter la había recuperado tan sólo un año antes para 2013: Escape from L.A. A quien sí tendió la mano en su caída profesional fue a Robert Foster, otra deuda de Tarantino rescatada del casting de Reservoir Dogs, cuyo papel de fiador judicial que ayuda a Jackie en su confuso juego a dos bandas constituye sin duda uno de los papeles estrella de su carrera.

Jackie Brown
El reparto principal de la película en una foto promocional.

El elenco lo cierran Michael Keaton como Ray Nicolette (el policía que negocia con Jackie), Samuel L. Jackson en el papel de Ordell (una interpretación que poco tiene que envidiar la de Jules Winnfield), Bridget Fonda como Melanie (una de las chicas de Ordell) y el brillante Robert de Niro como Louis Gara (un convicto recién salido de la cárcel, hastiado de la vida).

Mención aparte merece la banda sonora, la más selecta y adecuada de la filmografía de Tarantino (sí, la que más de toda su carrera, a falta de conocer la de Érase una vez en Hollywood). Casi todos los cantantes que suenan son afroamericanos, lo que da una sensación de compromiso con el estilo y ambiente de la cinta. Si vas a homenajear a la cultura negra, que suene The Delfonics es casi obligatorio. En esta película, la música seleccionada casa directamente con los sentimientos de los personajes en cada instante: es por ello que ocho de las diecisiete canciones del disco hablan sobre amor.

Jackie Brown es la armonía, es la paz tras aquella guerra llamada Pulp Fiction. La obra pináculo de madurez del Tarantino de los noventa; una película injustamente infravalorada que resulta ser una carta de amor al movimiento negro envuelta en una historia de gángsteres. Quentin T. toma una deriva totalmente distinta en su tercera película y apuesta por dos elementos novedosos en su estilo: la adaptación de una historia ajena y la pausa y el reposo como base rítmico. Es paciente en las escenas, deja que los personajes (y sus intérpretes) se tomen su tiempo para interactuar y presentarse. El desarrollo de la trama de “el intercambio” en el centro comercial, estructurado como lo hubiera hecho el guionista y director Jack Hill en los setenta, demuestra el amor que profesa Tarantino hacia el cine afroamericano en el que se crió. Elmore Leonard quedó encantado con el guión y la película, que considera una de las mejores adaptaciones de sus novelas.

Nota: 9.25

Presupuesto: 12.000.000 $

Recaudación: 74.727.492 $ (Mundial)

Escena icónica: Melanie provocando a Louis por no encontrar el coche en el aparcamiento y éste explotando de rabia ante el incordio de la rubia.

Una frase: “What the fuck happened to you, man? Your ass used to be beautiful.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here