Inicio Críticas Crítica – ‘Olvídate de mí’

Crítica – ‘Olvídate de mí’

1

001-olvidate-de-mi-estados-unidos1

Título original: Eternal sunshine of the spotless mind

Año: 2004

País: Estados Unidos

Director: Michel Gondry

Guión: Charlie Kaufman y Michael Gondry

Reparto: Jim Carrey, Kate Winslet, Elijah Wood, Mark Ruffalo, Kirsten Dunst y Tom Wilkinson.

Productora: Focus Features.

Género: Drama, Romántico, Ciencia Ficción.

¿Qué harías si te dieran la oportunidad de borrar todos los recuerdos relacionados con una persona de tu mente?

Me he propuesto comentar una de las películas pseudo-románticas que más me gustan y emocionan junto con “500 días juntos”, y esa es “Olvídate de mi”, antes que nada debo de decir que pertenece a uno de mis géneros favoritos de cine, películas que te cuentan una historia de amor, pero no una historia de amor al uso y de eso somos conscientes en los primeros minutos del filme.

No es “Titanic”, no es “El diario de Noa” y no lo necesita. “Olvídate de mi” no necesita los tópicos de género romántico (chico guapo y chica guapa, que se conocen, surje un problema y su amor acaba triunfando o fracasando frente a todo) y simplemente añadirle una variación, es mucho más que eso, tanto los personajes, como la forma de contar la historia, como los problemas que se desarrollan durante el filme no son para nada los problemas “al uso” que ocurren en las películas románticas.

En primer lugar, en el ámbito de los personajes principales tenemos a Joel y a Clementine, interpretados magníficamente por Jim Carrey y Kate Winslet, dos personajes con una personalidad muy marcada y que van evolucionando durante el filme poco a poco, no lo hacen de forma apresurada pero tampoco lentamente, ocurre todo cuando tiene que ocurrir. Las interpretaciones de ambos actores son altamente destacables, ya que (y eso es dificil en mi) es de los únicos papeles de Jim Carrey en el cual no me cae mal, y resulta extremadamente fácil ponerte en su lugar porque todos hemos estado donde está él en algún momento. Después, Kate Winslet, como siempre maravillosa en su papel, una persona espontánea y difícil que hace que nos encariñemos tantísimo con ella como se encariña Joel a lo largo de la película. Y eso sí, la química entre ambos es innegable, tienen tanto feeling, que puedes llegar a creerte la relación de pareja sin dudarlo siquiera.

551483_441446629258729_1948013700_n_large

En cuanto a personajes secundarios, tenemos a Patrick, interpretado por Elijah Wood, a Mary, interpretada por Kristen Dunst y a Stan, interpretado por Mark Ruffalo, entre otros. Los secundarios, al igual que los principales, son actores con una calidad interpretativa más que destacable y que tienen un peso y una función en la trama más que medida, tienen una evolución  durante el desarrollo del filme muy cuidada  y es fácil sentir empatía hacia ellos, ya que en mayor o menor medida, todos hemos sufrido lo que ellos en cuanto a relaciones personales (estar enamorado de alguien en secreto, buscar la atención de la persona que te gusta etc.) Llega a tal punto la carisma de los secundarios que uno de ellos es quien al final de la película es quien da resolución a la trama principal por medio de su trama secundaria, lo que resulta cuanto menos innovador.

eternal_sunshine_mark_ruffalo_kirsten_dunst_jim_carrey1

El argumento de la película es bastante sencillo, Clementine decide borrar todos los recuerdos de su ex-novio de su mente y Joel, su ex-novio decide hacer lo mismo como acto de venganza, así iremos profundizando en la relación de pareja de ambos por medio de los recuerdos de Joel. La trama en sí, es bastante original dentro de lo usado en el género de películas románticas, ya que mete un componente de ciencia ficción como es poder borrar la memoria de alguien, que resulta totalmente refrescante y una forma nueva y nunca antes vista de profundizar en la relación de dos personajes. Quizás aquí radica una de las cosas en las que (podría) fallar la película, a veces resulta confusa, ya que vamos alternando entre el presente y el pasado todo el rato y la única guía que tenemos a la hora de saber en que punto de la historia estamos es el color de pelo de Clementine, lo cual hace, que solo podamos poner en orden la historia una vez acabada.

A nivel técnico la película es excelente, una fotografía trabajada a la perfección, con un uso de escenas completas con una gama de colores concretos, planos totalmente simétricos etc. Por otra parte, la música está perfectamente adaptada a cada situación, una banda sonora que tan solo escuchándola te lleva directamente a un momento concreto de la película.

En conclusión, una película para guardar y recordar, con unas interpretaciones magistrales, un guión sin ningún agujero, pero que a veces puede resultar confuso, un desarrollo de personajes perfecto y con una fotografía y una música que te hacen darte cuenta de lo perfecto que puede llegar a ser el cine.

Lo mejor: la calidad interpretativa de todos los actores, el guión perfectamente llevado, la música, la fotografía…Prácticamente todo.

Lo peor: A veces puede resultar algo confusa.

Puntuación: 9,5/10

1 COMENTARIO

Deja un comentario