Inicio Críticas Crítica – ‘La Gomera’ y entrevista con Corneliu Porumboiu

Crítica – ‘La Gomera’ y entrevista con Corneliu Porumboiu

0

Título original: La Gomera

Año: 2019

Duración: 97 min.

País: Rumanía, Francia, Suecia, Alemania

Dirección: Corneliu Porumboiu

Guion: Corneliu Porumboiu

Montaje: Roxana Szel

Fotografía: Tudor Mircea

Reparto: Vlad Ivanov, Catrinel Marlon, Rodica Lazar, Agustí Villaronga, Sabin Tambrea, István Téglás, Cristóbal Pinto, Antonio Buíl, George Pistereanu, Julieta Szönyi

Productora: 42 Km Film, Les Films du Worso, Komplizen Film, Arte France Cinéma, Bord Cadre Films, Cinema City, Eurimages, Film i Väst, Filmgate Films, MK2 Films, Romanian National Center for Cinematography, Studioul de Creatie Cinematografica al Ministerului Culturii, Westdeutscher Rundfunk

Distribuidora: Surtsey Films

Género: Thriller, espías, corrupción

Ficha en Filmaffinity

Cuando hace dos años Parásitos arrasó en el Festival de Cannes, apenas quedó espacio mediático para pensar en el resto de la Sección Oficial de aquella 72ª edición del certamen francés. A excepción de obras como Retrato de una mujer en llamas o la española Dolor y gloria, el resto de películas que componían aquella selección pasó algo más desapercibido, a pesar de contar entre ellas con obras como la brasileña Bacurau o una de las tapadas del año: La Gomera, del rumano Corneliu Porumboiu.

La Gomera cuenta la historia de un agente de policía corrupto (Vlad Ivanov, que recupera, de alguna forma, el papel que interpretó en Police, adjective) que viaja de Rumanía a la isla de La Gomera para aprender el silbo, idioma propio de la isla, completamente silbado y que le permitirá comunicarse con los criminales sin levantar sospechas. Sin embargo, las cosas rápidamente se estropean, y el personaje interpretado por Ivanov termina envuelto en una red de asesinatos y narcotráfico, mientras intenta salvarse a sí mismo y a su compañera (Catrinel Marlon, en un papel de femme fatale que interpreta a la perfección).

la gomera porumboiu
Vlad Ivanov, junto a parte del elenco español, en un fotograma de ‘La Gomera’.

En una entrevista con 35 Milímetros, el director, Corneliu Porumboiu, explicó que la historia de esta película nació hace muchos años, cuando vio un documental sobre el silbo gomero; escribió varios borradores, pero ninguno le convenció, y no fue hasta hace unos años cuando retomó la historia. A la hora de construir la historia, Porumboiu utiliza una estructura episódica, en la que la narración no es linear. Esto se debe a que el director quería que lo primero que apareciese en la película fuera el personaje de Ivanov aprendiendo el silbo, ya que este fue el punto de partida del guion.

A pesar de la temática que trata, la película está más cerca de una sátira de los hermanos Coen que de una película de James Bond, ya que Porumboiu hace gala de su humor, que afirma que es una parte importante de su carácter, y aunque esto choca con otras obras de la nueva ola del cine rumano, La Gomera no se entendería sin ese sentido del ridículo y cierto patetismo.

A pesar de esto, la carrera de Porumboiu ha evolucionado a lo largo de los años: antes de este thriller minimalista, trabajaba en obras casi conceptuales, como la ya mencionada Police, adjective o The second game. En su carrera se aprecia un cambio a un cine más comercial con El tesoro, pero se trata de un director versátil que ha trabajado múltiples géneros y ha estado en Cannes y Berlín con películas como Infinite football o 12:08 al este de Bucarest.

la gomera porumboiu
Antonio Buíl y Catrinel Marlon en ‘La Gomera’.

De hecho, La Gomera, junto a Police, adjective, fueron seleccionadas por Rumanía para participar en los Oscar: aunque ninguna fue seleccionada, Porumboiu se muestra optimista con el futuro del país, que acaba de conseguir la primera nominación de su historia a los premios de la Academia estadounidense con el documental Collective, de Alexander Nanau. Al director de When evening falls on Bucharest or metabolism le agradan el dinamismo y las diferentes formas de hacer cine en Rumanía, y aplaude los éxitos de sus compatriotas (Radu Jude consiguió el Oso de Oro en el pasado Festival de Berlín con Bad luck banging or loony porn).

En un país con una historia compleja como es Rumanía, La Gomera presenta un cambio en la perspectiva de Porumboiu: donde en Police, adjective veía una confianza ciega en el proceso policial, en esta nueva obra recupera a ese protagonista y lo sumerge en una vida que lo agota y asfixia, donde no le queda más que la corrupción para salir adelante; y, a pesar de todo, La Gomera es en última instancia una película optimista, una especie de fábula en que el director rumano apuesta todo a una idea arriesgada, y de la que sale airoso, silbando como quien no quiere la cosa.

Nota: 7/10

Lo mejor: la historia dinámica y el humor seco

Lo peor: puede resultar algo compleja y perder el interés del espectador

Deja un comentario