Inicio Series de TV 5 razones para ver Jane the Virgin

5 razones para ver Jane the Virgin

0

Pocas son las personas que todavía no conocen a Jane Gloriana Villanueva. Si eres una de ellas no te preocupes, con estas cinco razones no podrás seguir resistiéndote a ver esta maravillosa comedia dramática de The CW.

El pasado sábado llegó a la parrilla estadounidense y a Movistar Series la cuarta temporada de Jane the Virgin, con un estreno espectacular en su primer episodio. La historia de Jane se centra en la vida de una chica estudiante centrada y rodeada de una familia maravillosa compuesta por su madre y su abuela. Además de Michael, la pareja de Jane desde hace demasiados años como para que nuestra protagonista siga siendo virgen, porque si quedaba alguna duda, Jane quiere llegar virgen al matrimonio. No hay ningún problema con esto, hasta que por casualidades de la vida, su visita mensual al ginecólogo se convierte en un embarazo in Vitro no deseado.

Si con esta premisa aún no has ido a ver el primer episodio de esta maravillosa serie, aquí van 5 razones por las que caerás rendido ante las Villanueva.

 

1. Mujeres al poder

No hace falta ni decirlo pero Jane the Virgin cuenta con un elenco de actrices que interpretan personajes increíbles. Con poderosas personalidades y discursos, hacen imposible apartar la vista de la pantalla cuando alguna de ellas se encuentra en escena. Tanto las heroínas de la serie como las villanas son duras de pelar y, siendo siempre fiel a sus discursos y con buen desarrollo de personajes, siguen evolucionando fuertes y seguras.

Todas la mujeres de la serie se tienen unas a las otras para apoyarse de diferentes maneras, encontrando confianza entre personajes de su mismo género o sexo sin tener la necesidad de respaldarse en ningún hombre.

 

2. Personajes sorprendentes

Si por algo esta serie se ha hecho tan querida y llamativa, es sin duda por sus maravillosos personajes. Con evoluciones sorprendentes y giros inesperados todos y cada uno de sus personajes se harán un huequito en el corazón del espectador. Desde Jane, a la que es imposible no querer, pasando por Petra, la supuesta villana que solo piensa en sí misma y su dinero, hasta el personaje más grande de toda la serie y que acompaña al espectador desde la primera escena, el narrador. Con sus divertidos comentarios, hashtags, caricaturas y leyendo cada uno de los pensamientos de la persona frente a la pantalla.

Cuando crees que lo has visto todo de cada uno de los protagonistas, un secundario o nuevo personaje sale a relucir en escena y vuelve todo patas arriba, porque con personajes de este estilo, es imposible aburrirse.

 

3. Abajo los estereotipos latinos

Jane the Virgin es una serie completamente bilingüe, formada por una gran parte del reparto latino no estereotipados. La misma familia Villanueva integra el idioma español para hablar entre ellas la mayoría de las veces, y la abuela Alba utilizará su idioma nativo durante toda la serie. Aunque por supuesto se trate el tema de las telenovelas latinas no hay lugar para la más que estereotipada sirvienta o mujer super sexy llena de curvas a la que estamos acostumbrados a ver en series como Modern FamilyCriadas y malvadas.

La protagonista es una chica de estudios con un cuerpo no normativo y un aparatoso embarazo, criada por su madre soltera llena de sueños y por su abuela, una mujer de casa viuda dispuesta a hacer lo que sea por su familia. Por otro lado tenemos a Rogelio, un exitoso actor de telenovela más que preparado para lo que se le venga encima. Por supuesto, dentro del sector televisivo de las telenovelas se encuentran trabajadores latinos de renombre como Judy Reyes (Scrubs).

 

4. Misma visión para tres generaciones distintas

Algo sorprendente en la familia Villanueva es la fantástica convivencia entre Jane, su madre Xiomara y su abuela Alba. Es fácil acercarte a un personaje cuando piensa o vive cosas con las que te ves identificado, pero ¿y si fuera tu madre la que pasa por eso? ¡o tu abuela! Te aseguro que no podrás evitar querer a Xiomara con sus comentarios típicos de madre y a Alba con sus hábitos religiosos y cerrados de la edad.

A pesar de estos detalles que siempre suponen barreras en las familias, las Villanueva saben que se tienen las unas a las otras en todo momento. Aunque no lleguen a tener demasiadas cosas en común entre ellas, se escuchan y apoyan en lo que sea, buscando lo mejor para cada una.

 

5. No todo son risas en Jane the Virgin

A pesar de estar catalogada como comedia, Jane the Virgin es una de esas series en las que adoran jugar con los sentimientos de los espectadores. Entre carcajadas sus personajes saben colocar muchos otros sentimientos que os aseguro llegarán a colarse entre los corazones del público. De hecho, los grandes momentos de esta serie suelen ser escenas cargadas de tensión, misterio y sorpresas.

Jane the Virgin es una de las series reinas de los cliffhangers en la actualidad. Sus giros de guion, perfectamente planeados, quitan el aliento a cualquiera dejando a más de uno con la boca abierta en los finales de episodio y temporada. Nunca creerás lo que está pasando.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here