Inicio Especiales Springsteen, ‘El Jefe’ y el cine

Springsteen, ‘El Jefe’ y el cine

0
bruce springsteen lilyhammer
Springsteen en una escena de la serie de televisión 'Lilyhammer' (2011-2014)

Esta semana llega a las carteleras españolas Cegado por la luz, o Blinded by the light, para quien prefiera usar su título original angosajón. Una película con la que su directora, Gurinder Chadha, nos presenta la historia de Javed (Viveik Kalra), un joven británico de origen pakistaní que pertenece a una familia muy tradicional en la Inglaterra de 1987 y descubre, gracias a un amigo, la música de Bruce Springsteen. Al ritmo de las composiciones del de New Jersey, nuestro protagonista tratará de encontrar su lugar en un mundo en el que parece ir todo en su contra.

Cegado por la luz sigue la estela de recientes filmes como Rocketman (Dexter Fletcher, 2019) o Bohemian Rhapsody (Bryan Singer, 2018) y hasta toma su nombre de una de las primeras canciones del rockero americano. Sin embargo, la cinta no es un ‘biopic’ al uso sobre la vida del ‘El Jefe‘. La película no trata sobre Springsteen, trata sobre la música de Springsteen y la impronta que marcó (y que sigue dejando) en personas de todo el mundo.

Así pues, la música de Springsteen ha sido muy empleada en el séptimo arte desde la década de los 80, años en los que la carrera del rockero despegó meteoricamente gracias a éxitos como The River (1980). Hasta la fecha, la relación que ha mantenido con la industria del cine ha sido bastante estrecha, siendo acreditado más de 200 veces ya sea como compositor, colaborador o incluso actor, en númerosas películas. Veamos las más destacadas.

springsteen-el-jefe-y-el-cine
El protagonista de ‘Cegado por la luz’ descubre a Springsteen al escuchar la canción’Dancing in the dark
Primeros pasos con Sean Penn

El film Baby, eres…tú (John Sayles, 1983) fue la primera película que empleó las canciones del compositor norteamericano en su banda sonora. Sayles usó varias canciones del disco Born to Run (1975) para la cinta y, posteriormente, el realizador sería la persona elegida para dirigir los videoclips de las canciones Born in the U.S.A. y Tunnel of Love. Sin embargo, no fue hasta varios años más tarde cuando se produjo la entrada definitiva del cantante en el mundo del cine.

A comienzos de los noventa, el actor Sean Penn quiso dar un salto en su carrera y ponerse detrás de las cámaras con una cinta que se inspiraría en una de las composiciones de Bruce. El interprete pidió permiso a Springteen para basar su ‘opera prima’, Extraño vinculo de sangre (1991), en Highway Patrolman, de su disco Nebraska (1982).

La película no incluye ninguna canción del cantante en su soundtrack por su elevado coste ni tampoco supuso un gran éxito de taquilla, pero fue una de las primeras apariciones en pantalla de nuestro querido Viggo Mortensen y la última del legendario Charles Bronson.

Y el Oscar es para…¡Springsteen!

Dos años más tarde, el éxito en el cine de Springsteen por fin se produjo cuando, tras participar en Philadelhia (Jonathan Demme, 1993), el drama protagonizado por Tom Hanks, Denzel Washington y Antonio Banderas, fue nominado a los Oscars.

Bruce compuso para el film la canción Streets of Philadelphia, con la que consiguió alzarse con la codiciada estatuilla imponiendose a artistas como Janet Jackson y Neil Young. En 1995, el músico fue nominado por segunda vez a los premios de la Academia con otra canción, Dead Man Walking, de la banda sonora de Pena de Muerte (Tim Robbins, 1995), sin poder hacer doblete en esta ocasión.

Un año después, la conocida cinta protagonizada por Tom Cruise Jerry Maguire (Cameron Crowe, 1996) contó con una canción, Secret garden, la cual fue compuesta originalmente para su disco de 1992 Human touch pero acabó incluyendose en su album recopilatorio Greatest Hits (1995).

Missing, una canción que pertenece a este mismo disco, fue includa ese mismo año en una nueva colaboración con Penn. En esta ocasión, el cineasta si puedo contar con la voz de Springsteen para la música de Cruzando la oscuridad (1996), su segundo largometraje. 

Los 2000, Bruce delante de las cámaras

Con el nuevo milenio a la vuelta de la esquina, Springsteen decidió dar un paso más en su carrera cinematográfica y no se contentó con escribir o ceder el uso de sus obras en películas. El Jefe se atrevió a aparecer por primera vez en la gran pantalla en Alta Fidelidad (Stephen Frears, 2000),  interpretandose a sí mismo y recibiendo con ello una nominación a los MTV Movie Awards.

En el 2000, su éxito Hungry heart fue incluido por el realizador Wolfgang Petersen en La tormenta perfecta, y en 2008 volvió a componer para Darren Aronofsky una canción por la que sería galardonado con un Globo de Oro: The Wrestler.

Años despues de su ultimo trabajo en cine, uno de sus amigos y músicos más fieles de la E-Street Band, Steve Van Zandt, siguió la estela de Springsteen y produjo, protagonizó e incluso dirigió algunos episodios de Lilyhammer, una serie que emitió Netflix sobre un mafioso neoyorkino que intenta empezar una vida nueva Noruega.

Van Zandt convenció a Bruce para participar en su proyecto televisivo, y El Jefe no lo dudo ni un momento. Springsteen se deja ver en el octavo capítulo de la tercera temporada, interpretando a un curioso médico forense.

La última aparición de Springsteen en la gran pantalla ha sido, curiosamente, en una producción española. El director madrileño Emilio Ruiz Barrachina, autor de documentales como Morente (2011) o El discipulo (2010), adaptó el pasado año la novela The Lion Sleeps Tonight, del cantautor y autor Elliott Murphy. La película, titulada Broken Poet, aún no ha sido estrenada en nuestro pais, y cuenta con la participación de Bruce y su mujer, Patti Scialfa.

Springsteen no aparece en Cegado por la luz. No realiza ningún cameo en la cinta, aunque si ha apoyado el proyecto desde el principio. Aunque en esta ocasión no le veamos en cuerpo en la gran pantalla, su alma y su voz si permanecen onmipresentes. Quizás, en unos años, podremos ver de nuevo al Jefe en una pequeña película indie, o quizas de forma inesperada en alguna miniserie. Eso si, lo que no podemos negar es que el cine ama a Springsteen, y Springsteen ama el cine.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here