Inicio Críticas ‘En la frontera de lo desconocido’, un viaje didáctico por el universo

‘En la frontera de lo desconocido’, un viaje didáctico por el universo

0
En la frontera de lo desconocido

Título original: En la frontera de lo desconocido

Año: 2020

Duración: 88 min.

País: España

Dirección: Gonzalo Gurrea Ysasi

Guion: Gonzalo Gurrea Ysasi

Música: Claude Debussy, Frédéric Chopin, Camille Saint-Saëns, Erik Satie

Fotografía: Christian Villalba

Reparto: Documental

Productora: GGY Audiovisuales

Género: Documental

Ficha en Filmaffinity

¿Cuántas veces nos hemos preguntado cómo fue el origen del universo? ¿Seremos capaces algún día de conocer todo lo que nos rodea? ¿Nos tragará un agujero negro? En En la frontera de lo desconocido, la ópera prima de Gonzalo Gurrea, podemos acercarnos al universo a través de testimonios de físicos españoles de reputada importancia.

El director valenciano presenta su primera película tras haber cosechado varias nominaciones y premios con su webserie Fracasados por el mundo (2013) en festivales nacionales e internacionales como Miami, Cannes, Atlanta, Uruguay o Alfaz del Pi (Alicante).

Además, Gurrea es autor de tres cortometrajes de ficción (Confesión, Eternos y los Ojos de Dante) y de la webserie Road to Andaloser, en una trayectoria que se inició en 2012. Y ya en la 65 SEMINCI tuvimos la oportunidad de disfrutar de su último trabajo.

En la frontera de lo desconocido es un documental en el que se hace un breve repaso a aspectos tan importantes de la física como el origen del universo, la teoría de cuerdas, el gato de Schrödinger, el descubrimiento del bosón de Higgs, o incluso la importancia que tuvo el físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico Stephen Hawkings.En la frontera de lo desconocidoY todo esto gira entorno a la captación de la primera foto en 2019 del agujero negro en la galaxia M-87. Durante la fase de pre-producción apareció en la prensa la noticia sobre este gran hito y esto fue determinante para hablar sobre ello. Además, parte del equipo científico que había participado en el hallazgo era español por lo que el objetivo era conseguir testimonios que pudieran completar una información que todavía era bastante escasa.

Es cierto que En la frontera de lo desconocido es un documental sencillo -en lo que a aspectos técnicos se refiere- porque no ha dispuesto de financiación ni pública ni privada, contando exclusivamente con el técnico del cámara y director de fotografía Christian Villalba.

Sin embargo, esto no ha supuesto que el filme no tenga valor. Todo lo contrario. Con muy pocos elementos ha sido capaz de contar aspectos claves de la física a través del testimonio de científicos del Instituto de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Testimonios explicados de una forma tan sencilla que pueden ser entendidos por cualquier espectador que se preste a realizar un viaje de 88 minutos por el cosmos en los que además de resolver dudas, también se plantearán otras incógnitas.

Aunque el documental no va exclusivamente de ello, un punto a pulir hubiera sido dedicar un poco más de metraje al papel de la mujer en la ciencia. Es cierto que se hace una denuncia a cómo esta ha sido menospreciada en un campo en el que el hombre siempre ha ocupado las portadas, pero más reconocimiento nunca está de más.

En definitiva, En la frontera de lo desconocido es capaz de, a partir de limitados recursos técnicos, explicar de forma sencilla grandes hitos de la física y astronomía al ritmo de Camille Saint-Saëns y Chopin, entre otros.

Algo que completa de una forma muy satisfactoria el documental son las preciosas imágenes tomadas con un dron del radio telescopio IRAM situado en Sierra Nevada o los cuidados timelapses de una noche estrellada.

Otro aspecto muy positivo del filme es mostrar la delicada situación -que suele quedar encubierta- que sufre la ciencia en España y cómo muchos físicos tienen que abandonar su país cada año por no recibir ayudas suficientes por parte del Gobierno e instituciones.

Lo mejor: la capacidad que tienen los científicos de explicar aspectos de la física de una forma sencilla.

Lo peor: no haber dedicado algo más de tiempo en reconocer a la mujer en la ciencia.

Nota: 7/10

Artículo anteriorGracia Querejeta: «Encuentro a directoras de entre 20 y 30 años que están haciendo cosas muy interesantes»
Artículo siguienteLudwig Göransson: Boxeo, Superhéroes y Cazarrecompensas

Deja un comentario