Inicio Críticas “Ema”, sexualidad femenina a ritmo de reggaetón

“Ema”, sexualidad femenina a ritmo de reggaetón

0
ema-crítica-35-milimetros

Título original: Ema

Año: 2019

País: Chile

Duración: 102 min.

Dirección: Pablo Larraín

Reparto: Gael García Bernal, Mariana Di Girolamo, Santiago Cabrera, Giannina Fruttero, Catalina Saavedra.

Guion: Guillermo Calderón, Alejandro Moreno, Pablo Larraín

Música: Nicolas Jaar

Fotografía: Sergio Armstrong

Productora: Fábula

Género: Drama, Familia, Adopción

Ficha en Sensacine

Pablo Larraín llevaba desde 2016 sin regalarnos cine. Desde ese magnífico retrato de Jacqueline Kennedy en su Jackie, interpretada por una -siempre estupenda- Natalie Portman, el director chileno no había vuelto a la gran pantalla. Por suerte para todos, su nueva película “Ema“, tuvo su estreno mundial en el pasado Festival de Venecia. En este nuevo filme, Larraín nos presenta a Ema (Mariana Di Girolamo), una joven bailarina, que decide separarse de Gastón (Gael García Bernal) después de entregar a Polo en adopción, el hijo que ambos habían adoptado y que fueron incapaces de criar. Desesperada por las calles del puerto de Valparaíso, Ema busca nuevos amores para aplacar la culpa.

Con esta sinopsis, Larraín hace un retrato valiente y audaz de una mujer que debe poner toda su fuerza en salir adelante, pese a las adversidades que se le presentan. Una caja de sorpresas en cada escena de una película, que pretende conectar con el público chileno (e internacional) más joven, con una historia que llena de luz, color y relaciones personales de lo más dispares, la sala de cine.vdsvdsv

Tras películas como No, Neruda -que también protagonizó García Bernal- o Jackie (¿que tendrá este hombre con los monosílabos?), Pablo Larraín nos trae su película más arriesgada hasta la fecha.

De colores estridentes -y explosivos, Ema es un relato sobre libertad. Libertad de expresión, de ser, de sentirse y de vivir. Es un film sobre el odio y también sobre el amor. Sobre la música y la danza. Dulce, poética y a su vez, agresiva.

Y es que resulta complicado dotar a Ema de un solo adjetivo. Una película que avanza al ritmo de una banda sonora “reggeatonera”, con personajes que parecen vivir en un constante videoclip por las calles de Valparaíso y con una fuerza visual que solo se entiende cuando se juntan -perfectamente- todos los demás elementos narrativos del film, no es fácil de adjudicarle un solo adjetivo.

Preparaos para el viaje musical que no sabíais que necesitabais. Para dejaros enredar entre movimientos de cadera, de colores neón, de música urbana e incluso del fuego de un lanzallamas. Porque sea como sea, Ema no os va a dejar indiferentes. Tiene demasiada fuerza como para dejaros fríos. Por eso siempre, siempre, es un placer volver al cine para ver lo nuevo de Pablo Larraín.

Ema llega a nuestros cines el 24 de Enero. Y por el bien del cine reivindicativo, por el bien de la música, por el bien de la danza y por el bien del bueno de Larraín, siempre regalándonos películas dignas de enmarcar, para siempre, en nuestro imaginativo colectivo, no os la podéis perder.

Lo mejor: El retrato feminista tan potente que resulta la película

Lo peor: En algunas escenas puede resultar un tanto -demasiado- estridente

Nota: 7

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here