Inicio Críticas ‘El robo del siglo’, rotundamente sí

‘El robo del siglo’, rotundamente sí

0
Guillermo Francella y Diego Peretti, compañeros en el crimen.

Título original: El robo del siglo

Año: 2020

Duración: 114 min.

País: Argentina

Dirección: Ariel Winograd

Guion: Alex Zito, Fernando Araujo

Música: Darío Eskenazi

Fotografía: Félix Monti

Reparto: Guillermo Francella, Diego Peretti, Luis Luque, Pablo Rago, Rafael Ferro, Mariano Argento, Juan Alari, Johanna Francella

Género: Comedia, Thriller

Ficha en FilmAffinity

hombre muerto no sabe vivir

Quitémonos de encima lo importante. ¿La recomiendo? Rotundamente sí. Los que hayan leído mis críticas más cafeteras, quizás se hayan deslizado hasta este artículo en busca de chistes escatológicos. Hoy no, lo estoy dejando. Además, esta película es simpática. Para variar, porque menuda racha de despropósitos audiovisuales lleva este menda. De todas formas, jugaba sobre seguro. Comedia de atracos argentina. El que no se lo pase bien está hecho de roca. Resulta que está basada en hechos reales. Va sobre unos que roban un banco. Los hay listos, desde luego. Si en la calle corre un ladrón y a la zaga va un ricachón, zancadilla doy al señor y aplastado el perseguidor, que diría Paco.

Llena de picaresca hilarante, diálogos traviesos y divertida laxitud moral. El robo del siglo es una película de esas que te pintan una sonrisa en la cara. Una comedida comedia. Graciosa cuando ha de serlo, tensa y seria cuando debe. No se pasa de histriónica, lo que es de agradecer. Se sirve de su conjura de ladrones honrados para construir carisma. Por cierto, vaya ojos los de Francella. Es mirarlos y caer embrujado. Esa labia, ese descaro, esa mala leche siempre en reposo. Guillermo es un pedazo de actor a unos ojos pegado. Una lástima que el francellismo no se practique tanto a este lado del océano. Pero Peretti no se queda a la zaga. Le sienta como un guante lo de ser el cerebro (y lo de la verborrea filosófica). Y tras estos dos cabecillas imponentes, hay toda una banda de secundarios majetes. Lo humano no defrauda.

Acompañamiento musical excelso (muy a là spaghetti, como a mi me gusta). Acertadísimo tono ligero que no satura ni empacha. Personajes que, sin ser laberintos, resultan simpáticos y cercanos. Son muchas las razones por las que ir a ver una película como El robo del siglo, pero la principal es que es una cinta campechana, que no te empuja hacia lugares incómodos sino que te acompaña gentilmente de la mano. Es graciosa pero sin propasarse. Es buena pero sin darse pisto. Es fresca pero sin voluntad de reinventar el mundo. Es, en definitiva, una película que está bien. Y si algo hay que hacer en estos tiempos de raquíticas carteleras pandémicas, es ir al cine a ver películas que están bien. Y si, en el camino, ignoramos aquellas que están mal, por muy yankees o chiripitifláuticas que sean, la ganancia será doble.

Lo mejor: Francella y Peretti.

Lo peor: Quizás peca de cierta falta de ambición. Tiene madera para ser más.

Nota: 7/10

Encuentra el mejor precio para esta película en Taquilla.com

Artículo anteriorCalendario de series: Estrenos y regresos de julio 2021
Artículo siguienteMúsica y audiovisual van de la mano en el IX Festival BACHCELONA
Buscando westerns en italiano por alguna tienda de segunda mano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí