Inicio Críticas Crítica – ‘Room (La Habitación)’

Crítica – ‘Room (La Habitación)’

7

Antes de nada quiero agradecer a De Fan a Fan  y Sensacine por invitarnos al preestreno de Room en Sevilla, era una película que esperaba con ganas y haber tenido la oportunidad de verla antes de tiempo en una buena sala me ha encantado, tanto, que he decidido dedicar  mi publicación semanal a criticar la película.

La-Habitacion-poster

Título original: Room

Año: 2015

Duración: 118 min.

País: Irlanda

Director: Lenny Abrahamson

Guión: Emma Donoghue

Música: Stephen Rennicks

Fotografía: Danny Cohen

Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Joan Allen, William H. Macy, Megan Park, Amanda Brugel, Sean Bridgers, Joe Pingue, Chantelle Chung, Randal Edwards, Jack Fulton, Kate Drummond

Productora: Film4 / Irish Film Board / Element Pictures

Género: Drama | Secuestros / Desapariciones

‘Room’ trata la historia de una madre, Joy Newsome (Brie Larson) y su hijo Jack (Jacob Tremblay), quienes viven encerrados en una habitación, cautivos de un secuestrador. Jack es el hijo del secuestrador, «el viejo Nick» (Sean Bridgers), con Joy y nunca ha salido al mundo. Para hacer más soportable la vida en cautiverio de Jack, Joy le hace creer que la habitación es todo lo que existe. Esta original premisa divide la película en dos bloques, la vida en la habitación y la vida en el mundo exterior. Joy le enseñará a Jack a mirar el pequeño mundo en el que vive y a relacionarse con él. Es interesante como cuando están dentro de la habitación ninguno de los dos usa artículos, todos los objetos tienen un nombre propio ya que todos son únicos en ese pequeño universo. La inocencia de Jack es enternecedora, y cuando su madre le revela la existencia de un mundo exterior se enfada y se niega a creer su existencia. Cuando sale al mundo, todo le parece extraño y peligroso, se niega a hablar con nadie más que con su madre.

En este punto me gustaría hacer referencia a los paralelismos que hay en la película con mito de la caverna de Platón. Siendo la habitación la caverna, donde Jack vive en un mundo de inocente falsedad, mientras que cuando le llega la revelación se muestra contrario a la idea, y cuando consigue salir al exterior tiene que ir poco a poco acostumbrándose a ella. Una vez que retorna a la habitación, le parece pequeña en comparación al mundo. Esta es una metáfora del saber sobre la vida que Jack posee. De hecho él mismo lo dice en la cinta. «Cuando tenía cuatro años y vivía en Habitación sabía pocas cosas, ahora tengo cinco años y lo sé todo». Respecto al guión es sólido y esta bien construido, los personajes son creíbles aunque en algunos momentos para mí gusto se los dramatiza en demasía y se echa en falta un mayor protagonismo del padre de Jack (William H. Macy).

Respecto a la fotografía y el uso del color, salta a simple vista como los colores en habitación son pálidos, grises y poco saturados, mientras que una vez que sale a la calle, todo es más luminoso, vivo y colorido. Tiene momentos en los que se podría haber lucido más, como en los primeros instantes de Jack en el exterior, pero aún así no se puede decir que no dé el nivel, aunque claro, todo esto es subjetivo. El uso de la cámara se sustenta en el plano contra plano, no hay un virtuosismo visible como en otros títulos recientes candidatos a los Oscars. La música por otro lado, es también correcta aunque no llega a transmitir tanto como podría en momentos claves de la película, sin embargo es una buena banda sonora y tiene momentos de brillantez.

Lo mejor: Las interpretaciones fantásticas y el descubrimiento de un gran actor en Jacob Tremblay.

Lo peor: Siendo sincero, hasta la mitad de la película no tenía claro si Jack era un niño o una niña, tal vez sea esta la intención del director, pero resulta chocante.

Nota: 8/10

 

Artículo anteriorPor qué ‘The Revenant’ es una película magistral
Artículo siguienteVídeo: Como debería haber acabado ‘The Force Awakens’

7 COMENTARIOS

Deja un comentario