Inicio Críticas Crítica – ‘Disobedience’

Crítica – ‘Disobedience’

10
0

Título original:  Disobedience

Año: 2017

Duración: 114 min

País: Reino Unido

Director: Sebastián Lelio

Guion: Sebastián Lelio (Novela: Naomi Alderman)

Música: Mathew Herbert

Fotografía: Danny Cohen

Reparto: Rachel Weisz, Rachel McAdams, Alessandro Nivola, David Olawale Ayinde,Mark Stobbart, Cara Horgan, Sophia Brown, Lasco Atkins, Bernardo Santos,Dominic Applewhite, Omri Rose, Liza Sadovy, Dave Simon, Trevor Allan Davies,Cristian Lazar

Productora: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Irlanda; Braven Films / Element Pictures / Film 4

Género: Romance, Drama, LGTBI, Religión

Fecha de estreno: 25 de Mayo de 2018

La nueva película del director de Una mujer fantástica, Sebastián Lelio, se centra una vez más en la figura de la mujer. Esta vez en la piel de una fotógrafa criada en el seno de una familia ortodoxa judía que regresa a Londres tras conocer la muerte de su padre, el rabino de la comunidad. Esto provocará un encuentro inesperado con sus dos mejores amigos de la infancia, Esti y Dovid, que decidieron casarse años antes.

Disobedience habla sobre lo difícil que es vivir para todas las personas, pero centrándose, sobretodo, en las complicaciones que hay que sumarle a la vida si eres mujer. Aunque el film parezca centrado desde un momento en el amor lésbico entre las dos protagonistas, esto queda fácilmente atrás cuando se le suman las diferencias entre los tres amigos en sus vidas. Ronit debe enfrentarse a su dolor y enfado consigo misma por no haberle hecho ninguna foto a su padre, que le pesará durante toda la película. Esti lleva reprimiéndose desde niña cuando su amiga se marchó, dejándola sola con graves problemas mentales que debe controlar para no perder su puesto de trabajo ni su vida. Por último está Dovid, que conociendo la historia de sus dos amigas debe vivir con ello dando una buena impresión para intentar ser el futuro rabino.

La prohibición es un tema latente en Disobedience, pero aun teniendo que reprimir los deseos de cada protagonista, cada vez que Romit y Esti están en escena sus emociones no pueden evitar desplegarse. Con cada mirada, roce o suspiro de ambas la atmósfera se transforma. Este amor se funde en una de las escenas más íntimas, naturales y bellas de sexo. Su erotismo se mezcla con la calidez y pasión de ambas desencadenando en la libertad personal.

Sebastián Leilo sabe llevar el ritmo de los tres personajes protagonistas sin dejar ninguno atrás. Presentando a Dobit con pequeñas pinceladas cada vez, que serán más que suficientes para conocer sus metas, terror y fuerza. Es increíblemente interesante como los tres amigos se comunican sin tener apenas que usar palabras y, aunque Leilo no explaye la pasada relación entre ellos, se puede sentir y notar en cada uno. La religión judía se asienta como uno de las temas principales de Disobedience, a la que rodean los valores y principios que tienen las mujeres en esta comunidad en concreto, en la que solo desean una larga vida, dejando a la elección de cada uno que esta merezca o no la pena. En esta la opción de casarse con alguien por algo que no sea amor, llevando esto al suicidio no está tan mal visto como el hecho de permanecer en la soltería.

Lo mejor: El tratamiento de los personajes.

Lo peor: La pasividad con la que se muestran los distintos temas.

Nota: 8/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here