Inicio Críticas Crítica – ‘Silent night’

Crítica – ‘Silent night’

0
Silent night

Título original: Silent Night

Año: 2021

País: Reino Unido

Dirección: Camille Griffin

Guion: Camille Griffin

Fotografía: Sam Renton

Reparto: Keira Knightley, Matthew Goode, Roman Griffin Davis, Annabelle Wallis, Kirby Howell-Baptiste, Lucy Punch, Lily-Rose Depp, Rufus Jones, Holly Aird, Sope Dirisu, Davida McKenzie, Dora Davis, Gilby Griffin Davis, Hardy Griffin Davis

Productora: Marv Films, Maven Screen Media

Género: Comedia, Drama

Silent Night o Noche de paz (en su traducción inexistente pero obvia al coger prestado el título de tan afamado villancico), es a todas luces una sorpresa cinematográfica de este último tramo del año. Aún no sé si se trata de una grata o irritante sorpresa. Lo que tengo más claro es su clara vocación para, entre otros menesteres, servir de carta de presentación a su directora, Camille Griffin, debutante en este apartado, así como en el de la escritura del guion.

La británica nos ofrece en primer término una película (anti)navideña, llena de todos sus clichés propios de las tediosas reuniones familiares, en las que habrá risas, rencillas no muy sutiles entre parientes, noñerías reconciliadoras y como no, una cena dónde se habla más de lo que se come. Sin embargo, y esto es algo que sólo experimentaras si vas al cine con la mínima información posible, algo parece no cuadrar en ciertos detalles de las conversaciones entre los protagonistas. Efectivamente. Resulta que de fondo tenemos el apocalipsis más inminente por el irreparable daño humano que se le ha hecho al planeta y que obliga a los gobiernos a recomendar a sus ciudadanos suicidarse apaciblemente (gracias a las pastillas Exit… el chiste con el Reino Unido se hace solo) en vez de sucumbir a esa tormenta eléctrica y nociva de la que nadie podrá escapar.

Teniendo en cuenta dicha circunstancia, la película adquiere una dimensión narrativa extraña, en la que su comedia pasa a ser negrísima y efectiva (sobre todo en su primera mitad) y su drama, tanto familiar como generacional, se convierte en algo atropellado y meramente superficial. Y eso sucede únicamente por las incipientes ganas de su directora y guionista por dar volantazos tonales que dejan entrever una postura que rehuye de la adhesión o unificación de sus variados géneros. Algo que sin duda lastra de manera casi irrisoria un producto final llamativo, gracioso y hasta cierto punto emotivo, aunque carente de la necesaria profundidad (más allá de lecturas claras sobre el coronavirus y las relaciones actuales entre los gobiernos y sus ciudadanos) que no haga caerla en el olvido más absoluto.

Lo mejor: La interpretación de Roman Davis Griffin y la perfecta conjunción de la vis cómica de Lucy Punch con el humor ácido que tiene la cinta.

Lo peor: En su intento por epatar en los cambios tonales bruscos, nunca termina de funcionar ni como fábula apocalíptica, ni como comedia navideña, ni como melodrama familiar.

Nota: 5/10

Encuentra el mejor precio para esta película en Taquilla.com

 

Artículo anterior‘West Side Story’ y Menard
Artículo siguientePredicciones de Taquilla: Enero 2022
¿Alguien sabe que le ocurre a la pelirroja en LOS REYES DEL CRIMEN de Demian Lichtenstein?

Deja un comentario