Inicio Críticas ‘Pinocho’: Matteo Garrone se pasa de bizarro

‘Pinocho’: Matteo Garrone se pasa de bizarro

0
pinocho

Título original: Pinocchio

Año: 2019

Duración: 125 min.

País: Italia

Dirección: Matteo Garrone

Guion: Matteo Garrone, Massimo Ceccherini (Cuento: Carlo Collodi)

Música: Dario Marianelli

Fotografía: Nicolai Brüel

Reparto: Federico Ielapi, Roberto Benigni, Gigi Proietti, Rocco Papaleo, Massimo Ceccherini, Marine Vacth, Paolo Graziosi, Marcello Fonte, Teco Celio, Davide Marotta, Gianfranco Gallo, Massimiliano Gallo, Alida Baldari Calabria, Maurizio Lombardi, Alessio Di Domenicantonio, Nino Scardina, Maria Pia Timo, Enzo Vetrano

Productora: Coproducción Italia-Reino Unido-Francia; Archimede, Recorded Picture Company (RPC), Le Pacte, RAI Cinema, Leone Film Group

Género:Fantástico. Aventuras. Drama | Cuento

Ficha en Filmaffinity

Pinocho, una nueva adaptación basada en el libro escrito por Carlo Collodi, deja mucho que desear. Lejos de ser una película para los más pequeños, el director italiano Matteo Garrone, convierte la historia de la marioneta que quería convertirse en niño de carne y hueso en un macabro y siniestro cuento que carece de una buena narrativa. La película llega a España este viernes, 18 de septiembre. 

Durante algo más de dos horas el espectador se embarcará en un viaje con el niño-marioneta que arde en deseos de convertirse en un niño de verdad. Hasta aquí todo bien. Sencillo. La esencia del cuento que todos conocíamos. Sin embargo, Garrone ha querido narrar una historia extremadamente fiel al relato de Collodi, la cual es bastante más cruel que el recuerdo que guardamos de la versión de Disney estrenada en 1940.

pinocho
Fotograma de ‘Pinocho’

Garrone ha querido partir con esta aventura centrándose en la relación paterno filial que existe entre Pinocho y Gepetto, pero este eje central desaparece a lo largo de la película, dejando en un segundo plano al personaje interpretado por Roberto Benigni. Se olvida por completo de lo que se supone que refuerza uno de los temas más importantes del film, el amor entre un padre y un hijo. Entre eso y el hecho de que el deseo de nuestro protagonista se va desvaneciendo a los pocos minutos de metraje, hacen de Pinocho una película totalmente lineal y sin ningún tipo de clímax. En pocas palabras: aburrida.

Uno de los aspectos que más impacto ha generado ha sido el diseño de la mayoría de los personajes que aparecen. Un diseño muy poco acertado, que más que adentrarte en un cuento de magia parece que estás en una pesadilla. Desde un Pepito Grillo de medio metro de un color verde desgastado y con una voz de lo más escalofriante, a una niñera-caracol gigante que hará que te sientas incómodo en la butaca. Antropomorfizar a los animales que aparecen no ha sido una buena idea. Al menos no lo es con esos diseños tan espeluznantes. En serio.

pinocho
Fotograma de ‘Pinocho’

Pero lo que realmente llama la atención de todo este conjunto de malas decisiones son algunas de las escenas más escalofriantes y siniestras que nos ha brindado Garrone. Desde el cuerpo de Pinocho casi sin vida ahorcado en un árbol a la aparición de un ataúd infantil cargado a cuestas por cuatro…¿animales? ¿Qué son esos bichos? Por no hablar de la conversión de los niños en burros o cuando nos enseña cómo casi muere uno de ellos ahogado en el mar. Desde luego algo muy poco “para todos los públicos”.

El error de Garrone empieza con la idea de querer hacer una adaptación del cuento de Pinocho que guste tanto a niños como a adultos. Quizá era una buena idea, pero desde luego el desarrollo y el resultado no han estado a la altura. Ni el diseño de personajes ni cómo se narra el viaje de la marioneta consiguen el aprobado, y es debido a todos estos fallos que la película carece de tensión dramática. 

Lo mejor: las breves apariciones de Roberto Benigni.

Lo peor: el siniestro diseño de personajes y la falta de empuje narrativo.

Nota: 4/10

Deja un comentario