Inicio Críticas ‘La excavación’, el olvido del trabajador

‘La excavación’, el olvido del trabajador

0
The Dig

Título original: The Dig

Año: 2021

Duración: 112 min.

País: Reino Unido

Dirección: Simon Stone

Guión: Moira Buffini

Fotografía: Mike Eley

Música: Stefan Gregory

Reparto: Carey Mulligan, Ralph Fiennes, Lily James, Johnny Flynn, Ben Chaplin, Ken Scott, Monica Dolan

Productora: BBC Films,Clerkenwell Films, Magnolia Mae Films, Netflix

Distribuidora: Netflix

Género: Drama

Ficha en Filmaffinity

Tras la pandemia, el impacto de las plataformas se ha elevado exponencialmente y cada semana llegan nuevas propuestas interesantes. Este viernes 29 de enero llega a Netflix La excavación, una historia basada en hechos reales, protagonizada por Carey Mulligan y Ralph Fiennes, sobre el arqueólogo que impulsó la excavación de Sutton Hoo en 1939.

La película es una adaptación de la novela con el mismo nombre de John Preston. La encargada de hacerlo ha sido Moira Buffini y el director de la cinta es Simon Stone, conocido por películas como The Turning (2013) o The Daughter (2016).

Dicha novela se situaba en el contexto de una excavación de 1939 en Sutton Hoo, Suffolk, en Inglaterra. Lo que había bajo tierra era un barco anglosajón. Como se explica en la película, el barco escondía un gran número de artefactos de gran valor. Estos pasarían a formar parte del Museo Británico.

La excavación cuenta como Edith Pretty, terrateniente que se encargó del asunto por su cuenta, es sustituida por los expertos nacionales cuando su importancia se hizo evidente. Edith Pretty contrata a Basil Brown, un arqueólogo que junto a ella dieron los primeros pasos en la excavación. Lo que la película trata de hacer es rendir homenaje a los olvidados de este evento tan importante y darles cierto protagonismo. Protagonismo robado por el Museo Británico (como no, ya se ha visto en numerosas ocasiones el afán de este museo por conseguir todo a costa de todos). Esto enmarcado en un contexto en el que la Segunda Guerra Mundial está a punto de estallar, cosa que ralentizaría y perjudicaría cualquier excavación.

Carey Mulligan da vida a Edith Pretty, esa terrateniente que lucha contra una enfermedad que le hace estar cada día más débil y, tras ver su muerte cerca, busca a alguien para que se haga cargo de su hijo (sí, todos pensamos en Mi vida sin mí de Isabel Coixet cuando pasa esto, pero no tiene nada que ver). Ella está fantástica. A la espera de ver su interpretación en Una mujer prometedora, película que está bastante presente en la conversación de los Oscar, nos podemos conformar con su papel en esta película.

También destaca la actuación de Ralph Fiennes (Voldemort en Harry Potter) que hace de Basil Brown, un excavador de clase media que se hará cargo junto con la protagonista de realizar la búsqueda de ese barco inglés.

Por otro lado, la película cuenta con una fotografía maravillosa de la mano de Mike Eley (director de fotografía de El bailarín (2019), la última película dirigida por el propio Fiennes). Encontramos planos abiertos muy interesantes que muestran el paisaje anglosajón. Sin embargo, también hay algunos planos que invaden a los personajes con movimientos muy similares a los del cine de Terrence Malick. Una dirección un poco más torpe, pero efectiva.

El relato comienza muy bien, pero poco a poco se va desinflando para acabar retomando fuerza, de nuevo, al final. Asimismo, a pesar de contar con un tono melancólico bastante positivo durante todo el filme, acaba cayendo en la exageración melodramática y se convierte en una historia bastante simple.

Lo mejor: la fotografía luminosa de Mike Eley

Lo peor: termina apelando a las emociones de una forma fácil y simplona

Nota: 6/10

Deja un comentario