Inicio Destacados John Williams y Natalie Holt en la música de ‘Star Wars: Obi-Wan...

John Williams y Natalie Holt en la música de ‘Star Wars: Obi-Wan Kenobi’

0
obi-wan-kenobi-bso-ost-critica-banda-sonora-35-milimetros.png

Con el auge que está viviendo Star Wars en los últimos años, en especial dentro de la plataforma Disney+, era cuestión de tiempo que uno de los sueños de muchos fans se hiciera realidad. Ewan McGregor vuelve a interpretar a su legendario personaje en Star Wars: Obi-Wan Kenobi (Deborah Chow, 2022), la nueva serie de esta saga para dicha plataforma. La encargada de componer la banda sonora de esta nueva serie es Natalie Holt, la cual ya participó en la BSO de Loki (Kate Herron, 2021). Junto a ella también se encuentra el gran John Williams. El mítico compositor regresa a su saga más popular para componer el tema principal del maestro Jedi. Junto a él está William Ross que se encarga de adaptar dicho tema (un crédito que comentaremos más adelante). ¿Habrán estado a la altura? ¡Veámoslo!

Como es evidente, el tema principal es lo primero que debemos mencionar cuando hablamos de esta obra. John Williams ha vuelto a Star Wars para componer, por fin, un tema principal propio para uno de los caballero Jedi más conocidos de la galaxia. El mítico compositor nos ofrece una extensa Suite donde se ahonda sobre esta melodía y sus variaciones de la mejor forma posible. Nos encontramos ante una canción con un estilo realmente solemne y majestuoso, pero también dramático y emotivo. Estos estilos se combinan entre sí de forma única para ofrecernos un conjunto que es capaz de transmitir muchísima fuerza.

Lo que ocurre con esta melodía es que se trata más de un «viaje» musical de cuatro minutos que de un tema concreto. Escuchando la canción anterior, es difícil delimitar una melodía concreta para integrar como tema principal en otras canciones. Por ello, William Ross es el encargado de adaptar dicha melodía a la historia. Cada vez que el tema de Obi-Wan hace acto de aparición en la serie, es Ross quien se encarga de componer esa canción (de ahí que se haya ganado un crédito principal en los créditos y portada de la obra como «theme adapted by»).

Como es evidente, estas canciones también incluyen melodías nuevas que acompañan al tema principal y que también son obra de William Ross. De esta forma, el compositor se convierte también en un participe fundamental de la obra. Debo admitir que la forma en que integra dicha melodía con las nuevas composiciones resulta magnífica en todas las ocasiones. Además, Ross sabe comprimir de maravilla la Suite presentada por Williams y crear un tema más breve y reconocible para integrar en sus canciones. Además, el tema se adapta a muchos estilos y momentos diferentes dependiendo de cada situación. Algunos de ellos pueden resultar realmente sobrecogedores debido a la carga emocional que pueden transmitir.

Por lo tanto, John Williams se encarga del tema principal y William Ross de todas las canciones en que dicha melodía hace acto de aparición. Junto a ellos está Natalie Holt, encargada de componer el resto de la obra. Esto implica la mayor parte de la música de la serie ya que todos los nuevos temas principales y nuevos momentos dependen de ella. Uno de los primeros que podríamos destacar son los temas dedicados a la joven Leia. Nos encontramos ante melodías realmente alegres y hermosas que fluyen muy bien. El sentimiento de aventura está presenta en todo momento y no puedo evitar sonreír al escucharlo (¡¡Es muy inocente!!).

El tema principal de los Inquisidores es una de las melodías nuevas más destacables de la obra. Estos siervos del lado oscuro recorren la galaxia cazando a los pocos Jedi que quedan y esto es algo que queda perfectamente reflejado en su música. Holt nos ofrece una melodía realmente oscura y malvada, capaz de crear una atmósfera cada vez más inquietante y asfixiante. Es cierto que algunas melodías de fondo son totalmente ambientales, pero también es cierto que no se hacen molestas y logran dotar a la canción de un estilo muy característico.

La acción también juega un parte muy importante dentro del conjunto. Hay momentos en los que la acción se dispara de una forma realmente intensa y muy contundente, sumergiéndonos de lleno en conjuntos llenos de emoción y épica. La acción alterna con otras melodías o temas principales originales de Natalie Holt para permitir que los conjuntos fluyan de forma muy destacable. Las melodías se combinan muy bien entre sí en todo momento y algunos golpes musicales son capaces de transmitir muchísima fuerza y emoción en todo momento.

Natalie Holt también experimenta un poco con su música en algunas ocasiones. De esta forma, nos encontramos ante melodías formadas por melodías ambientales o caóticas. Sin embargo, se combinan muy bien entre sí y nos ofrecen conjuntos bastante destacables. En este sentido puede recordar un poco a lo que hizo Ludwig Göransson en la archi-conocida serie The Mandalorian (Jon Favreau, 2019). En ambos casos, los compositores buscan sonidos nuevos que puedan ambientar de forma atípica los nuevos planetas de la saga (resulta muy curioso).

Ahora bien, estoy convencido de que habréis notado algunas diferencias en cuanto a estilo entre las canciones de Williams / Ross y las de Holt. Esto se debe a que cada uno ha utilizado una orquestación completamente diferente. Para mí, aquí reside uno de los dos principales problemas de la obra. Williams / Ross y Holt no han trabajado juntos a la hora de realizar esta obra (o si lo han hecho, no lo parece). Cada grupo ha trabajado de forma independiente, con su propio estilo y su propia orquestación. El resultado es una combinación un tanto extraña de estilos y canciones que no terminan de encajar muy bien entre sí (nos encontramos ante una obra que no se siente armónica, como si pasaba en, por ejemplo, Han Solo (Ron Howard, 2018), compuesta por John Powell pero con tema de John Williams.

Si escuchamos por separado las canciones de cada compositor sin saber nada de su contexto, resultaría difícil saber que pertenecen a la misma obra. Ahora bien, con esto no quiero decir que el trabajo de uno es mejor que el de otro. Me gusta mucho el tema principal de Williams y como ha sido adaptado por Ross. Pero también me ha gustado mucho la música original de Natalie Holt. El «problema» es que no terminan de encajar bien las unas con las otras, pero por sí solas me gustan. ¿Por qué ha pasado esto? Es difícil decirlo pero me aventuraría a decir que hubo algún tipo de problema durante la producción de la obra y por eso los compositores no trabajaron juntos. ¿Qué tipo de problema? Es imposible decirlo con certeza y probablemente no lo sepamos nunca, pero no puedo evitar tener esa sensación.

El segundo problema principal que tiene la obra se corresponde a una pregunta que cualquier fan de la saga se habrá hecho mientras estaba viendo la serie: ¿Dónde están los temas principales clásicos de John Williams? Estamos ante una serie donde aparecen personajes conocidos como Leia o Darth Vader. Dichos personajes cuentan con sus propios temas principales compuestos por John Williams, pero sus melodías no hacen acto de aparición en toda la serie (a excepción de, literalmente, las escenas finales del último episodio). ¿Por qué? En una entrevista, Holt argumentó que no sabían si iban a poder utilizar dichos temas y por eso decidieron trabajar como si no pudieran hacerlo (¿Cómo? ¿Estas haciendo una serie oficial de Star Wars para Lucasfilm y no sabes si vas a poder usarlos? Algo no me cuadra).

Debido a esto, Natalie Holt compuso un tema principal nuevo para Darth Vader. Como podemos escuchar, se trata de una melodía realmente oscura y malvada. Sus notas simulan a la perfección la mítica respiración del villano y logra crear una atmósfera realmente inquietante. Como tema principal está muy bien y creo que refleja de maravilla la personalidad del personaje. Sin embargo, estamos hablando de Darth Vader. Este personaje tiene el tema principal de un villano más emblemático de la historia del cine y las bandas sonoras. No puedes ignorarlo. Por muy buena que sea la nueva melodía, la falta de la mítica Marcha Imperial es demasiado notable a lo largo de toda la serie para mí gusto (y el de muchos).

Esto no significa que Natalie Holt ignore por completo los temas clásicos de Williams. Aunque no los utiliza como tal, sí que podemos notar como la compositora se ha esforzado por evocarlos en más de una ocasión. El tema de Vader de Episodio IV, por ejemplo, aparece con algunas variaciones en diversos momentos de la serie. Esta melodía se convirtió en el arranque de la futura Marcha Imperial y Holt utiliza algunas variaciones para «recordarnos» a la música original del personaje. Eso sí, en alguna canción de la segunda mitad de la obra sí que utiliza muy brevemente la mítica Marcha Imperial de Darth Vader.

Entonces, ¿No lo utiliza más a menudo porque no podía utilizarlo? Estamos ante una situación muy incierta, no hay duda (lo cual refuerza mi teoría de que hubo algún tipo de problema durante la producción de la obra). En otra entrevista argumentó que Deborah Chow prefería no utilizar la Marcha Imperial ya que Anakin todavía no se había convertido totalmente en Vader hasta el final de la serie. Este argumento tiene cierto sentido si no fuera porque John Williams utiliza dicha melodía en las tres precuelas (incluso en el tema principal de Anakin se puede escuchar el tema de Vader como augurio del futuro que le depara). Por tanto, este argumento no me parece acertado. De hecho, el único momento donde aparece la Marcha Imperial en su máximo esplendor es en una canción compuesta por William Ross (y es la última escena en la que sale el malvado Darth Vader).

De hecho, hay ocasiones en las que Holt recurre a la música de otras compositores que han trabajado dentro de la saga. Aunque solo son unas notas y están interpretadas con un estilo completamente diferente a la versión original, podemos escuchar el tema del Imperio que compuso Michael Giacchino para Rogue One (Gareth Edwards, 2016). Si las notas son las mismas, ¿Por qué suena diferente (hasta tal punto que casi resulta irreconocible si no prestas atención)? Esto se debe a la orquestación y el estilo. Cada obra ha usado estilos completamente diferentes y, por ello, pese a ser las mismas notas, las dos suenan completamente diferentes.

En definitiva, creo que nos encontramos ante una de las obras más controvertidas de todo 2022. Estoy convencido de que habrá gente que le guste y gente que la odie. En ambos casos, entiendo los motivos. Como música nueva en sí me ha gustado mucho y tiene momentos realmente destacables. Sin embargo, lastra una serie de problemas que hemos mencionado antes y que empañan un poco el conjunto general. La parte de cada compositor funciona de maravilla por sí misma pero no termina de encajar muy bien con la del otro. ¿Por qué no pudo trabajar Holt con el tema de Williams de igual forma que hizo Powell en Han Solo? ¿Por qué interviene solo en ese aspecto William Ross? Este tipo de cuestiones son las que me llevan a pensar que hubo algún tipo de problema durante la producción de esta obra.

Con respecto al uso o no uso de temas clásicos, ya hemos visto como Holt, dentro de que no los usa de forma evidente, se esfuerza por intentar mantener un estilo y continuidad con respecto a la saga. La compositora no utiliza los temas como tal pero sí hace varias referencias y guiños a ellos. Aun así, debo admitir que el no recurrir a estos temas como tal me parece un error (y no digo que la culpa sea toda de Holt, probablemente sea de alguien más puesto que ella se ha esforzado por hacer referencias a ellos cuando ha podido). A lo mejor soy un viejo gritando a las nubes pero tampoco ayuda que en todas las promociones que han salido de la serie se han usado diferentes variaciones de Duel of the Fates o Battle of the Heroes.

Para terminar la entrada, me gustaría hablar de una de las pocas canciones donde aparecen diversos temas clásicos de la saga (y se corresponde a los últimos compases del episodio final). William Ross es el encargado de recuperar estos temas y combinarlos con el nuevo de Williams. El resultado es una armonía sonora que encaja de maravilla con lo escuchado en la saga episódica. No puedo evitar preguntarme porque el resto de la obra no ha sido así. No quiero que todo sean variaciones de temas clásicos, me gusta que haya temas nuevos. Pero estamos en Star Wars y creo que hay unos mínimos que respetar (incluso Göransson lo hacía en The Mandalorian). No sé de quien es la culpa y el resultado no es malo como tal, pero con otras decisiones podríamos haber estado ante uno de los mejores trabajos del año…

Artículo anteriorFlixOlé reivindica la comedia de Paco Martínez Soria
Artículo siguienteCrítica – ‘Mi identidad secreta’

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí