Inicio Entrevistas Entrevista Jaume Sucarrats: “Donde yo me crié no era fácil soñar con...

Entrevista Jaume Sucarrats: “Donde yo me crié no era fácil soñar con hacer cine”

0

Todos alguna vez a lo largo de nuestra vida hemos escuchado su voz. Una voz que ahora suena con una ilusión especial.

Hablamos de Jaume Sucarrats, un joven director de cine catalán. Su afición por el séptimo arte se remonta a cuando era pequeño. En les Preses, su pueblo, sus padres lo sumergen en este mundo. Su padre le grababa cintas de VHS y junto con su madre, le explicaban como funcionaban las películas, así desde una temprana edad comenzó a entender el cine detrás de las cámaras.

En Barcelona descubrió que el mundo era más grande y que si quería hacer cine, tendría que dedicarle mucho tiempo, por ello dio un paso atrás en su carrera musical para focalizarse en cumplir su sueño.

Un niño que soñaba con hacer cine, pero que despegó en el mundo de la música siendo un adolescente. Aquel chaval que nos emocionó con la canción bandera de Pulseras Rojas, hoy se sienta para hablarnos de su primera película: Fantasía de juventud.

Pero, antes regresaremos al principio, para entender el por qué de su cine.

Jaume Sucarrats dirigiendo un proyecto en la catedral de Barcelona

Pregunta: Comienzas en el mundo de la música y pronto llegas a estar dentro de la industria musical, ¿Cómo fueron tus inicios?

Jaume Sucarrats:  Siempre he sido muy autodidacta, tenía una guitarra y con un amigo del pueblo empezamos a componer canciones y sin darnos cuenta esas canciones a la gente le gustaban. Venía gente a vernos ensayar, a partir de ahí surgió la idea de crear un grupo de rock, las discográficas se interesaron y a un año de formar la banda ya estábamos haciendo conciertos y descubriendo todo el mundo del rock en Cataluña y la verdad es que fue una de las experiencias más bonitas de mi vida.  La verdad que Tèrapia de Shock fue muy guay y es un proyecto del que estoy súper orgulloso.

P: Hay una canción en concreto que es Sense Tu que pega un boom y llega a ser la banda sonora de Pulseras Rojas ¿Qué supuso esto para ti y para el grupo?

J S: Lo recuerdo perfectamente, estábamos un día ensayando en el local y nos llamó alguien y nos dijo mira que a los de TV3 les ha gustado la canción del Sense Tu y la quieren introducir en una serie que están preparando y nosotros pensamos “ah vale, otra serie de TV3 de estas del medio día”. No te esperas absolutamente nada de eso. Entonces cuando empezó a salir la serie, la canción comenzó a tener mucho más éxito del que ya tenía y la gente de la serie y hasta a Albert Espinosa les gustó mucho y se identificaron  con ella.

Fue muy bonito como la hicieron suya y como le supieron dar otra lectura. Creo que es una canción muy sincera, muy humilde en el fondo y que liga mucho con el contenido de la serie y el mensaje que se daba. Fue una buena simbiosis.

Jaume Sucarrats en el videoclip de Sense Tu

P: Pasan los años y finalmente te decides por el mundo del cine, ¿Cómo y por qué decides dar el salto de la música al cine?

J S: No es dar ningún salto, sino volver al camino inicial que era dedicarse al mundo del cine.

Si que es verdad que donde yo me crié no era fácil soñar con hacer cine. Era más fácil querer ser carpintero o profesor.

P: Entonces, ¿Quiénes han sido tus referentes en el mundo del cine?

J S: Cuando era pequeño los clásicos; Spielberg, George Lucas… Luego fui creciendo y empecé a descubrir otro tipo de cine y sobre todo yo creo que empiezo a forjar mis referentes cinematográficos personales a partir de Lost in Translation de Sofía Coppola, esa película a mí me marca mucho, supongo que empiezo a entender el cine de otra manera. Luego evidentemente estaría Paolo Sorrentino y cuando estuve estudiando cine descubrí a Fellini que no lo conocía hasta entonces y a Jean-Luc Godard.

P: Acabas fundando una productora audiovisual; Cacau Productions. ¿Cómo surge este proyecto?

J S: Éramos cuatro compañeros que estudiábamos juntos en clase. Al principio siempre me los llevaba a hacer algún videoclip, empezamos a crear un grupo de trabajo sin darnos cuenta. Y al cabo de unos años nos dimos cuenta de que teníamos una productora formada, le pusimos un logo y le dimos un poco de forma.

Nuestro sueño es podernos dedicar al cine y a la ficción, pero para ganarse el pan, durante todos estos años hemos estado trabajando haciendo videoclips, publicidad… hasta que el 2017 por fin pudimos como productora asumir un proyecto de largometraje. Eso ha sido lo mejor que hemos hecho como productora.

Todo parece muy natural, habéis ido paso por paso…

Sí, Ha sido un proceso natural, al final pasa lo que tiene que pasar. Siempre me he visto haciendo cine de forma abstracta en mis sueños.

Y al final entre todos lo hemos ido consiguiendo, el cine es un trabajo en equipo y de muchas personas.

Jaume junto con su equipo de Cacau Productions.

P: Si nos centramos en tu ópera prima, ¿De dónde surge la idea de Fantasía de Juventud?

J S: Concretamente el título de la película sale de la película de Fellini Los inútiles, hay un momento en el que los personajes van al teatro a ver Fantasía de Juventud, que no se ve ni lo que es, solo se comenta y esa frase se me quedó para siempre.

La idea de hacer la película se me ocurrió cuando tenía 16 años cuando empezaba a salir con los amigos de fiesta y fue cuando empecé a tener nostalgia o a darme cuenta de ese sentimiento, en ese momento ya tenía ganas de hacer una película que hablase de vivir ese momento que estaba viviendo.

Fantasía de Juventud lo que quiere no es contar la historia de nadie, sino recordar una sensación que tuve o tuvimos en un momento de nuestra vida, intentar capturar ese olor, esa luz que fue tan fugaz y darle como forma de recuerdo.

P: ¿Por qué hacer Fantasía de Juventud?

J S: En 2017 tenía todos los medios para rodar esta película. Yo podía hacer esta película. Creo que es muy bonito que haya sido mi primera película, mis primeros recuerdos y ha sido como cerrar mi propia Fantasía de juventud.

P: La película tiene un ritmo y un tiempo distintos a lo que estamos acostumbrados hoy en día. ¿Cómo es la sociedad de hoy en día? ¿Vamos acelerados y hacemos del producto audiovisual un consumo basura? Ver y tirar.

J S: A mí me gusta mucho porque yo en Fantasía de juventud e intentado que el espectador se llevé la misma sensación que se lleva la protagonista. Te he presentado un producto que a priori parece que vas a ver una cosa y cuando lo estás viendo dices “esto no es lo yo esperaba” y cuando terminas dices v”ale, esto no es nada de lo que esperaba”. Es un poco lo que le pasa a Aina dentro de la película, ella cree que la juventud es una cosa, pero no pasa nada de lo que imagina. Eso es lo que he intentado hacer, un poco meta cine, he intentado crear una sensación en la que el espectador diga “no entiendo porque esto va así, me esperaba otra cosa”.

Enlazo con lo que me preguntabas, vivimos en un momento en el que tú eliges lo que tú consumes. Cuando te pones a ver una película de Kubrick ya sabes lo que vas a ver. Cuando vas a ver una serie de Netflix sabes que sino te engancha en cinco minutos vas a cambiar. Con Fantasía de Juventud te esperas una peli de adolescentes enamoradizos, pero es una peli de autor.

P: Siguiendo con el ritmo y el tiempo del film… juegas con la mente de la protagonista, nos sumerges en ella y a veces sus pensamientos los planteas en poesía. ¿Cómo has trabajado con estos materiales?

J S: Tenía muchos escritos, mucha poesía, pero hay un acontecimiento que sucede en 2018, un año después de rodarla mientras la estoy montando. Un día salgo de mi casa en Barcelona y me encuentro un cuaderno antiguo escrito a mano, donde en la portada pone “Aina”. Lo abro y empiezo a leer que son poesías de una chica de 18 años de otro tiempo. Hablaba de ideales comunistas y de Lenin . He cogido muchos de estos poemas y los he incorporado para la película. Me fue muy bien encontrarme este cuaderno. He podido hacer una película como este cuaderno, lo que te apuntabas en el diario de cuando eras una adolescente pero, poniéndole imágenes. También me sirvió para decirme “tío tengo que acabar esta película”, es algo que a todos nos ha ocurrido.

El cuaderno que se encontró el director y que le ayudó a terminar su película

P: ¿Cuál es el futuro de la película?

J S: Ahora mismo estamos haciendo salas, la idea es continuar, pero a nivel de proximidad, no somos una gran distribuidora vamos poco a poco, ciudad por ciudad presentando la película a los medios y a la localidad. Estamos haciendo un circuito por Cataluña, luego nos gustaría a nivel estatal y luego en streaming en alguna plataforma, aún queda mucho viaje y estamos al principio de todo.

Las proyecciones han sido todas completas y a día de hoy hay más de mil espectadores que han visto la película. Que una película tan pequeña haya cogido tan buena aceptación, estamos súper contentos y no me lo esperaba para nada.

P: Personalmente, ¿Qué ha supuesto para ti hacer esta película?

J S: Cumplir un sueño, cumplir el sueño de cuando era un niño que tenía la fantasía de hacer cine un día. Hacer cine y poder decir que he hecho una película. Recuerdo que la gente me decía, ” tú quieres ser director de cine, pues tendrás que hacer películas”. Ahora he hecho una película que está en el cine y puedo decir que soy director de cine, es mi sueño cumplido. No solo para mí, sino para el resto del equipo, para la producción y los actores, para todos ha sido su primera película. Para mí hace que eso tenga una frescura con un punto de amateurismo.

P: Tenía preparada la pregunta de sí los sueños se cumplen, pero ya la has respondido…

J S: Creo que sí, no todos. De hecho, también es de lo que habla la película. Creo que el plano final de la chica con el básquet, es el plano que lo resume todo. No pasa nada, todo sigue. De eso habla la peli. Pero sí, los sueños se cumplen.

En Privado

Un libro: La fundación

Una película: Lost in Translation

Un artista: Michael Jackson

Un postre: Fresas con nata

Una frase: Si hay algo que no quiero hacer, no lo hago

 

Deja un comentario