Inicio Críticas ‘Intemperie’, un western intenso a la española

‘Intemperie’, un western intenso a la española

Película elegida para inaugurar la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI)

0

Título original: Intemperie

Año: 2019

Duración: 103 min.

País: España

Dirección: Benito Zambrano

Guion: Pablo Remón, Daniel Remón, Benito Zambrano (Novela: Jesús Carrasco)

Música: Mikel Salas

Fotografía: Pau Esteve Birba

Reparto: Luis Tosar, Luis Callejo, Jaime López, Vicente Romero, Manolo Caro, Kandido Uranga, Mona Martínez, Miguel Flor De Lima, Yoima Valdés, María Alfonsa Rosso, Adriano Carvalho, Juanan Lumbreras, Carlos Cabra

Productora: Morena Films / Movistar+ / TVE / Áralan Films / Ukbar Filmes

Género: Drama. Thriller

Ficha completa en Sensacine

Cuando se conoció -allá por el 2013- que se iba adaptar al cine la novela Intemperie del escritor Jesús Sevillano, se creó una gran expectación en torno a cómo sería la producción. Y es que partiendo de una gran obra literaria del que apodan “El Delibes del siglo XXI” se ha creado un western emocionante donde lo importante no son los disparos o las muertes, sino el mensaje que transmite.

Un joven niño huye de su aldea sin conocer exactamente el motivo. Tras él, un capataz y sus secuaces le persiguen por un paraje deshabitado hasta que el joven se encuentra con un pastor que le ayudará a sortear a los que le quieren dar caza.

La historia nos traslada hasta la España profunda y pobre en plena posguerra en la que la gente sin dinero prácticamente no existe. De ahí que no se conozcan los nombres de los personajes.

Partiendo de una espectacular localización en la se ha rodado el filme, es muy fácil crear una atmósfera de violencia y miseria en la que la interpretación de absolutamente todo el elenco brilla todavía más.

Intemperie cuenta entre sus filas con nombres como Luis Tosar, Luis Callejo, Vicente Romero y la irrupción del joven Jaime López, el gran descubrimiento de la película.

El viaje a través de los secarrales de Huéscar (Granada) es un constante aprendizaje en el que “se pueden cicatrizar las heridas y salir reforzado del dolor”, en palabras del director Benito Zambrano.

Un gran acierto de Intemperie es su continuo dinamismo en la trama. Constantemente están sucediendo cosas, incluso cuando parece que no. Y el elemento que une el mensaje y la peregrinación de los personajes es la violencia.

El objetivo del capataz, interpretado por Luis Callejo, es dar caza al niño que según él le ha robado. Pero no sabe que por el camino se va a encontrar con un pastor (Luis Tosar) que no tiene nada más en su vida que su burro y sus ovejas.

Aparentemente se podría decir que son dos personajes totalmente diferentes. Uno tiene tierras y el otro las pastorea. Uno tiene riquezas y el otro sobrevive día tras día. Pero la psique de ambos es muy parecida. ¿Realmente el bueno es bueno y el malo un canalla?

En contraposición, el pastor y el niño representan la amistad y el camino de la oscuridad a la luz que recorren juntos. La experiencia de vida del pastor será clave para que aflore poco a poco la madurez, aunque camuflada todavía en la niñez, del niño.

Estos dos personajes son los pilares de la trama que se mantienen unidos y firmes por el personaje que da vida el joven Jaime López. Fuerza, coraje y ansias de venganza por la vida tan difícil que les ha tocado vivir son elementos suficientes para generar y construir la violencia en esta historia.

Sin ir más lejos, una de las escenas finales supuso un verdadero reto a la hora de filmarla debido a la gran complejidad técnica que requería. Para ello, se contrató a un director de acción para que Zambrano pudiera centrarse exclusivamente en el desarrollo de los personajes.

 En definitiva, Intemperie es un aprendizaje constante a lo largo de un escenario brutal que han sabido aprovechar al máximo. Todo eso unido a una gran interpretación de sus personajes mezclado con escenas de acción. Por ponerle algún “pero”, encontramos algún que otro agujero de guion, además del uso de animales en rodajes de películas, que puede resultar perjudicial en producciones de este calibre.

Lo mejor: La interpretación de sus personajes y la fotografía.

Lo peor: uso de animales en el rodaje y desenlace precipitado.

Nota: 7/10

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí