Inicio Críticas ‘Holy Spider’, más allá del crimen

‘Holy Spider’, más allá del crimen

0
Holy Spider

Título original: Holy Spider

Año: 2022

Duración: 117 minutos

País: Dinamarca

Dirección: Ali Abbasi

Guion: Ali Abbasi, Afshin Kamran Bahrami

Fotografía: Nadim Carlsen

Reparto: Zar Amir-Ebrahimi, Mehdi Bajestani, Arash Ashtiani, Forouzan Jamshidnejad, Mesbah Taleb, Alice Rahimi, Sara Fazilat, Sina Parvaneh, Nima Akbarpour

Compañías: Coproducción Dinamarca-Alemania-Francia-Suecia; Profile Pictures, ONE TWO Films, Nordisk Film Production, Wild Bunch, Why Not Productions, arte France Cinéma

Género: Thriller. Drama

Ficha en Filmaffinity 

La nueva película del director iraní Ali Abbasi (Border, Shelley) ya reluce desde su amplia lista de nominaciones y galardones, entre los que se incluye el de Mejor Actriz para su protagonista (Zar Amir-Ebrahimi), en los festivales de Cannes y Sevilla. Formando parte ahora de la shortlist de preselección a Mejor Película Internacional en los Oscars, Holy Spider ya ha sido comparada con las obras de Hitchcock, Michael Mann y David Fincher. Pero más allá de sus pinceladas de cine noir y suspense, el filme se atreve a indagar en la más perturbadora realidad de una sociedad desintegrada.

Inspirada en los hechos reales ocurridos en la ciudad de Mashhad (Irán) entre el 2000 y el 2001, nos adentramos en la historia de un asesino en serie de prostitutas, Saeed (Mehdi Bajestani), y una periodista, Rahimi (Zar Amir-Ebrahimi), decidida a investigar el caso. En este sentido, la búsqueda de respuestas sobre los feminicidios cometidos por la ‘araña sagrada’, supone una batalla contra un sistema que es partícipe de la violencia machista.

A raíz de esta idea, Holy Spider no se acoge al trillado juego de seguir pistas o resolver un misterio para desenmascarar al asesino, cuya identidad es ya conocida por el espectador. Por el contrario, la cinta pone el foco en las motivaciones del criminal y de esta sociedad misógina, donde la prostitución es vista como una lacra social de ‘mujeres corruptas’ que merecen ser castigadas. Así, las acciones de la ‘araña sagrada’ son una pieza más en este bucle de creencias; una excusa para demonizarlas y banalizar el valor de sus vidas.

Holy Spider
Fotograma de ‘Holy Spider’. (Foto: Karma Films)

El personaje de Rahimi —en una muy buena y creíble interpretación de Amir-Ebrahimi—, es clave para la comprensión del verdadero problema que subyace en la ciudad. La protagonista es otra víctima de esta estructura social, que le niega el reconocimiento y la cosifica como al resto de mujeres iraníes, a pesar su valentía y profesionalidad.

Además, la película funciona muy bien por tratarse de una historia arriesgada —que ya ha suscitado polémica en Irán—, dispuesta a impactar con la brutalidad de los asesinatos y el horror por una justicia insuficiente. El espectador se mantendrá en una atmósfera noir que se va transformando en verdadero terror, donde la realidad del crimen es trivializada para cobijar acciones injustificables.

Holy Spider es un thriller audaz que, condenado a ser objeto de la controversia, es toda una sátira realista que pone sobre la mesa los aspectos más crudos de una sociedad marcada por la misoginia y la religión. Y lo hace sin dudar de ello, sin descarrilar nunca de su justo manifiesto.

Lo mejor: Nunca se desprende de su objetivo anti-misógino y de denuncia.

Lo peor: Que no trata de un misterio sin resolver dispuesto a sorprender al espectador, aunque pueda parecerlo.

Nota: 8/10

Artículo anteriorLa Inesperada celebra su tercera edición del 1 al 5 de marzo
Artículo siguiente‘1976’, la dictadura se sume en la paranoia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí