Inicio Críticas ‘Hater’, las malas artes de trolear en redes

‘Hater’, las malas artes de trolear en redes

0

Título original: Sala samobójców. Hejter / The hater.

Año: 2020

Duración: 135 min.

País: Polonia

Dirección: Jan Komasa

Guión: Mateusz Pacewicz

Música: Michal Jacaszek

Fotografía: Radosław Ładczuk

Reparto: Maciej Musialowski, Vanessa Aleksander, Danuta Stenka, Jacek Koman, Agata Kulesza, Maciej Stuhr, Adam Gradowski, Piotr Biedron, Jedrzej Wielecki, Jan Hrynkiewicz, Martynika Kosnica, Wiktoria Filus, Iga Krefft, Viet Anh Do, Sebastian Szalaj, Kacper Dykban, Rafal Wasielkiewicz, Piotr Cyrwus, Krystian Redzeb, Rozalia Mierzicka, Katarzyna Straczek, Philippe Chauvin, Gustaw Bafeltowski, Aleksander Debicz, Jan Napieralski, Iwo Rajski, Mateusz Pacewicz, Julia Wieniawa-Narkiewicz, Katarzyna Bargielowska, Wieslaw Komasa, Rafal Cieluch, Aleksandra Górska

Productora: Naima Film, TVN, Canal+ Polska, dFlights, Coloroffon. Distribuida por Netflix

Género: Suspense | Drama | Tecnología | Política

Ficha en Filmaffinity

__

Muy interesante el nuevo trabajo del director polaco Jan Komasa, que va camino de grandes cosas, contando con una filmografía aún breve. Como buen ejemplo, de entre lo que ha realizado, hasta ahora su obra más conocida es la de Corpus Christi.

Si bien en esta ocasión la película está más relacionada con otro tipo de temática, como la ya expuesta en su notable serie Ultraviolet (2017-2019). En esta serie de dos temporadas, se aborda la irrupción de las nuevas tecnologías y las redes sociales en esta nueva realidad social de nuestros días. Aplicativos de todo tipo, realidad aumentada, hiperconectividad entre ciudadanos y policía…Toda la tecnología al servicio para la resolución de casos y crímenes.

Hater continúa en esa línea aunque con una finalidad antagónica. El maravilloso mundo de las redes sociales en su aspecto más pernicioso y sórdido. Las malas artes de los intereses políticos y económicos más oscuros, e instrumentalizadas por agencias de marketing digital que sin código ético alguno ni ningún tipo de remordimiento explotan en los medios digitales la exposición de personalidades de la vida pública, como influenciadores o representantes políticos. Todo para denigrar y desprestigiar su imagen.

La reina del troleo y directora de la agencia (Agata Kulesza) con su discípulo más aventajado (Maciej Musialowski)

Tomasz (Maciej Musialowski) hace un buen papel de joven atormentado por una experiencia vital insatisfactoria, y como una especie de Matt Damon 2.0 en El talento de Mr.Ripley, se afana en construirse una nueva personalidad tanto en la realidad física como en la virtual. Con sus habilidades de manipulación y sobre todo con las herramientas que la tecnología informática le proporciona, se las ingenia para indagar sobre sus víctimas e influir en la vida de ellas y colmar sus obsesiones.

El cine polaco está resultando ser todo un descubrimiento por sus últimas propuestas. Por un lado, la memoria histórica de un país tan avasallado por comunistas y nazis en su reciente historia moderna, que obliga a un revisionismo de estos hechos en películas recientes de muy buena factura: Ida, Cold War, El juego mas frío,…

El candidato Pawel Rudnicki (Maciej Stuhr), el objetivo principal del troleo

Por otro lado, encontramos propuestas como esta de Hater que se centran más en la problemática actual de un país como Polonia que cuenta con una polarización política al nivel de otros países como Hungría o Ucrania por ejemplo. Con una situación de radicalización de posturas políticas, Hater expone cómo se intenta destruir al oponente, al rival político mediante las malas artes del troleo en redes sociales. En este caso el discurso xenófobo, antieuropeísta y antiinmigración que promueve el protagonista es clave para situarnos en el ambiente de crispación que pretende mostrar el director, y que es aparentemente tan sencillo de difundir con la estrategia adecuada de marketing digital.

No es muy difícil encontrarnos esta figura del trol al usar redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram…

Tomasz se hace un hueco gracias a ello en una de las agencias de marketing principales (de troles), y seduce a su directora (Agata Kulesza) para que le dé la oportunidad de hacer lo que mejor sabe: manipular y difundir mensajes de odio bajo la forma de bulos (‘fake news’). No sin esfuerzo y dedicación enfermiza. Este personaje ya de por si bastante trastornado por esa existencia difícil, empieza su labor en la agencia en la desagradable y oscura tarea de censurar contenido violento y altamente sensible. Otro aspecto relevante de las redes sociales que visibiliza esta cinta y que es menos conocido: el moderador de contenido.

Todo ello es la razón por la que merece muy mucho la pena ver esta película, muy bien rodada con una estética atractiva, y con una temática como esta del troleo y los bulos en campañas políticas y en otros ámbitos. Una más que rabiosa actualidad, y premonitoria de un caso real sucedido muy similar al narrado apenas unos meses después del rodaje de la película, con lo que suscita un morbo añadido.

Resulta tan de actualidad política, tan explícito en cuanto al uso de RRSS para fines maquiavélicos y con un buen retrato psicológico de los personajes; que es muy recomendable su visionado.

Podría haber sido un muy buen capítulo de la estupenda serie Black Mirror. Por cierto, parece ser que HBO se ha interesado por los derechos y poder desarrollar una adaptación (lo que viene siendo la particular versión americanizada) de esta historia en formato serie.

Hater está actualmente disponible en Netflix.

__

Lo mejor: reflejar el uso maquiavélico de las redes sociales (troleo) que hace el marketing político menos ético

Lo peor: la facilidad y simplicidad con la que se manipula en redes según la película

Nota: 7,5/10

Deja un comentario