Inicio Críticas ‘Géminis’, o la adoración de Ang Lee por la tecnología

‘Géminis’, o la adoración de Ang Lee por la tecnología

0

Título original: Gemini Man

Año: 2019

Duración: 117 min.

País: EEUU

Dirección: Ang Lee

Guion: David Benioff, Darren Lemke, Stephen J. Rivele, Christopher Wilkinson, Andrew Niccol, Billy Ray (Historia: Darren Lemke, David Benioff)

Fotografía: Dion Beebe

Reparto: Will Smith, Clive Owen, Mary Elizabeth Winstead, Benedict Wong, Linda Emond, Kenny Sheard, Ralph Brown, Theodora Miranne, David Shae, Björn Freiberg, Alexandra Szucs, Daniel Salyers, Ashton Tatum, Douglas Hodge, Andrea Sooch, Tim Connolly, Ilia Volok, Shiquita James, Christopher T. Elliott, Justin James Boykin, Ilona McCrea

Productora: Skydance Productions / Jerry Bruckheimer Films

Género: Ciencia ficción. Acción. Thriller.

Ficha en Sensacine

Henry Brogen es un asesino a sueldo que tras muchos años de francotirador decide retirarse por llevar demasiado peso sobre sus hombros. La retirada de este solo le traerá más problemas de los necesarios por haber asesinado a quien no debía. Ang Lee vuelve a la gran pantalla con Géminis, una película de acción que enfrenta a Will Smith contra sí mismo.

Tras una larga pausa del actor fuera de la gran pantalla, el protagonista del film volvió como Genio en la película de acción real Aladdin y ahora en salas como un maduro exmilitar que tiene que verse las caras con un adolescente creado a partir de su propio cuerpo con CGI. No solo tiene que enfrentarse a un clon, si no que casi le dobla en edad, por lo que el actor saca a relucir su faceta de adolescente, dejada atrás hace años, para este papel. Will Smith consigue que ni la tecnología ni volver a verlo sin ninguna arruga en el rostro saque al espectador de la escena.

Geminis
Will Smith y Will Smith en ‘Geminis’

Usando los 120 fotogramas por segundo, como ya hizo el director en Billy Lynn, para dar mayor realidad, fluidez y velocidad a las imágenes (normalmente el cine se reproduce en 24 fotogramas por segundo) ha hecho que se traiga de vuelta el dilema de esta técnica. En la gran mayoría de cines donde se reproduzca Géminis no existirán las condiciones necesarias para experimentar tal velocidad por lo que se verá a 60 fotogramas por segundo como mucho. Un cambio bastante brusco de igual manera, que el director sigue poniendo en alta estima al lanzarse por las nuevas tecnologías. Y aunque no sea realmente necesario para poder disfrutar de la película, se presenta como una mejor técnica en esta película de acción donde cada segundo cuenta.

Las coreografías en cada batalla, tanto con armas de fuego, armas blanca o en una pelea de puñetazos y patadas son perfectas. La adrenalina fluye sola con cada escena tensa de Will Smith contra sí mismo u otros enemigos. Además de darles un sentido más allá de la lucha y la propia acción de vida y muerte en cada una de ellas, sucediendo en espacios tan significativos como, por ejemplo, son las criptas. Ang Lee ha querido sumar a sus tecnologías el uso del 3D para este film, simplemente para seguir regodeándose de sus técnicas. Al igual que en la gran mayoría de películas que recurren al recurso del 3D, este no aporta nada necesario más que el hecho de aumentar el espectáculo en salas.

Geminis
Fotograma de ‘Geminis’

A pesar de estas nuevas tecnologías, las lecturas de las imágenes y las increíbles actuaciones de los protagonistas, Géminis significa un paso atrás en la filmografía del director con una premisa muy vaga. Dentro del mundo de la ciencia ficción todo es posible hasta cierto punto por lo que la imaginación nunca es un problema, pero parece ser que Ang Lee y su equipo de guionistas se han quedado sin ideas. La pelea de uno mismo con su propio clon mejorado como soldado de guerra está demasiado vista y molida. Los pocos giros de guion que ofrece Géminis son previsibles y no sorprenden lo más mínimo. No hay nada más allá de la acción desmedida y las persecuciones llenas de explosiones y heridas de guerra.

Cabe destacar la aparición de la actriz Mary Elizabeth Winstead que tanto echábamos de menos en la gran pantalla tras su paso por distintas series de televisión. Poder verla de vuelta en pantalla y además con un papel como este de badass siempre es un placer. Y mucho más junto a la polémica del rejuvenecimiento de los actores y la aparición de los mismos una vez fallecidos. Parece haber empezado una época en la que volverán a aparecer en pantalla grandes del cine o las versiones más jóvenes de los mayores del mundillo, cuando la calidad de intérpretes de este momento es tan alta incluso en películas del estilo donde todo lo que brillan son ellos.

Lo mejor:  Las increíbles dotes de Will Smith que nunca dejan de sorprender.

Lo peor: El vago guion y el fácil resumen de la película.

Nota: 7/10

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here