Inicio Críticas FICC 48: Críticas largometrajes (parte 1)

FICC 48: Críticas largometrajes (parte 1)

0

El Festival Internacional de Cine de Cartagena (FICC 48) se celebra del 24 al 30 de noviembre y programa un total de 12 largometrajes en su sección oficial.

Los espectadores que se acerquen al auditorio El Batel de Cartagena pueden ver, antes de que se estrenen en salas, algunas películas de éxito internacional. Destacan La Verdad, la última del maestro Koreeda; Monos, La Hija de un Ladrón o La Llorona.

Como en anteriores ediciones, 35 Milímetros ofrece las críticas de los títulos más destacados del FICC 48.

La verdad (La verité) 

Si hablamos de directores internacionales, uno de los que primero nos viene a la cabeza es Koreeda. El autor japonés ha rodado por primera vez fuera del país nipón y no decepciona.

Fabianne (Catherine Deneuve), una de las actrices mejor valoradas de Francia, recibe la visita de su hija Lumir (Juliette Binoche), con quien tiene una relación no muy estrecha. A partir de ahí, toda la película mostrará sus diferencias y se convertirá en una crítica hacia la excesiva vanidad de la veterana actriz Fabianne.

Uno de los aciertos de la cinta es su reparto. Tanto Deneuve como Binoche consiguen crear una atmósfera perfecta para que el espectador empatice con sus personajes.

Estreno en cines: 25 de diciembre 2019

Lo mejor: Su reparto y la aparente sencillez que propone Koreeda.

Lo peor: Cumple el estereotipo de comedia francesa en ocasiones.

Nota: 7/ 10

La hija de un ladrón

Sara (Greta Fernández) es una joven de 22 años que lo tiene claro: nadie va a ayudarle económicamente para sacar a su bebé de 6 meses adelante. Por eso, trabaja todo lo que puede para conseguir dinero, pero no es tan fácil, encontrar un empleo estable es el sueño de muchos jóvenes como ella.

Se trata del primer largometraje de Belén Funes, una propuesta valiente que pretende enseñar, con toda la crudeza, la toxicidad de algunas relaciones familiares, sin edulcorar nada.

El trabajo de Greta Fernández es inmejorable. Consigue, con solo algunos primeros planos de su cara, contar más que una página de otros guiones.

Estreno en cines: 29 de noviembre de 2019

Lo mejor: La interpretación de sus actores y los silencios de algunas secuencias, aportan mucha verdad.

Lo peor: Su montaje puede hacer algo lenta la historia en algunas partes.

Nota: 8,5 / 10

And then we danced

A veces, por el país en el que vivimos, nos da la sensación de que la homofobia está (casi) superada, pero esto no es así en el resto del mundo. Mirab (Levan Gelbakhiani) es un joven que siempre, desde muy pequeño, ha entrenado como bailarín en el National Georgian Ensemble. Lo tiene claro, quiere ser una estrella de la danza pero, cuando aparece Irakli (Bachi Valishvili), todo cambiará.

La película utiliza de forma magistral la música y danza tradicional georgiana para mostrar los conflictos interiores que vive el protagonista, aquellos que no le dejan ser libre. Esto ofrece un producto sublime: espectáculo (por los números artísticos) y una historia llena de dolor.

Sin duda, una película necesaria al estilo Call me by your name, pero más cruda. Permite al espectador abrir los ojos sobre la situación de las personas LGTBI. En Georgia, país en la que se rodó, hubo protestas homófobas por su estreno.

Estreno en cines: 7 de febrero de 2020

Lo mejor: La complicidad de los actores protagonistas y la crudeza de la historia.

Lo peor: Precisamente eso, duele ver la represión tan fuerte que hay en Georgia contra las personas LGTBI.

Nota: 9 / 10

Las buenas intenciones

Amanda es una niña de 10 años que vive con sus dos hermanos menores y con padres separados. Ellos, como muchos niños en su situación, viven alternativamente en casa de sus progenitores.

La película habla de esa generosidad que existe en las familias unidas, aunque las circunstancias sean complicadas. De ese amor por el otro sin esperar nada a cambio. Las secuencias están llenas de situaciones cotidianas que aportan mucha frescura a la historia. Pero, aun así, se hace demasiado lenta.

Se trata de una idea bonita, casi autobiográfica (por las imágenes de archivo) de su directora, Ana García Blaya, pero no consigue llegar al espectador.

Estreno en cines: 13 de diciembre de 2019

Lo mejor: La verdad que desprenden las secuencias con todos los niños.

Lo peor:  Lo desaprovechada que está la idea que plantea la directora.

Nota: 6 / 10

Lo que arde (O que arde)

Amador (Amador Árias) es un pirómano que sale de la cárcel y vuelve al pueblo, a la casa de Benedicta (Benedicta Sánchez), su anciana madre. Allí comenzará lo que, debería ser, su nueva vida. Pero ¿Salir de prisión garantiza la libertad?

La última película de Oliver Laxe es, sencillamente, conmovedora: la belleza de su fotografía, sumada a la fuerza de los paisajes gallegos forman un tándem visual único. Además, la película está llena de silencios, no hay demasiados diálogos, deja que el espectador piense.

En definitiva, la película sugiere, no enseña directamente. Te hace empatizar con sus protagonistas, con sus gestos, con sus acciones.

Estreno en cines: 11 de octubre de 2019

Lo mejor: Su potencia visual y lo que provoca en el espectador.

Lo peor:  Al ser bastante abierta, parte del público puede salir desencantado.

Nota: 7,5 / 10

Una gran mujer (Dylda)

Leningrado, año 1945, la Segunda Guerra Mundial ha terminado, pero ha causado mucho dolor. Miles de personas no pueden vivir como quieren, luchan por tener un porvenir digno. Este es el contexto que marcará el segundo largometraje de Kantemir Balagov.

A partir de ahí, la historia se centra en la joven enfermera Iya, que dedica su día a día a curar a los heridos del conflicto bélico. El amor hacia su amiga Marsha, su miedo a perderla o los chantajes son algunos de los ingredientes por los que la trama consigue atrapar al espectador durante las más de dos horas de metraje.

Además, su cuidada fotografía y el colorido de sus planos la hacen todavía más atractiva para el público.

Estreno en cines: 20 de diciembre de 2019

Lo mejor: Un guion bien escrito y un gran ritmo, no se hace nada lenta pese a la crudeza de la historia.

Lo peor:  Debería desarrollarse más el final, ver cómo terminan realmente los personajes.

Nota: 7 / 10

Todavía queda mucho FICC 48. Más criticas en el siguiente artículo sobre el Festival Internacional de Cine de Cartagena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here