Inicio AndaluCINE Antonio Palacios: «Hay pasajes de nuestra historia que no se quieren contar.»

Antonio Palacios: «Hay pasajes de nuestra historia que no se quieren contar.»

0
Antonio Palacios
Antonio Palacios (Foto: Chiriac Bogda)

Entrevistamos al director Antonio Palacios con motivo del estreno de su última película documental, Los Negros (2022), en la que aborda la historia de la sevillana Hermandad de Los Negritos desde su creación hasta la actualidad, atendiendo a todos los temas colindantes que merecen ser contados, como el racismo interseccional que este colectivo ha sufrido en nuestro país desde su llegada en el siglo XIV hasta el día de hoy.

PREGUNTA: La primera pregunta que me gustaría hacerte es ¿cómo llegas a este tema? ¿Cómo te interesas por él y decides lanzarte a hacer el docu?

ANTONIO PALACIOS: La verdad es que fue casualidad, porque ni yo ni el productor, Joaquín Asencio, somos cofrades. Fue por amigos de Joaquín que eran hermanos de Los Negritos, estaban buscando una productora para llevar la historia de la Hermandad al cine y me lo propusieron a mí. Al principio me sonaba un poco extraño todo, pero luego leí el libro de Isidro Moreno, en el que se basa la peli, y descubrí una historia potente y con interés universal. No tiene que interesarte el mundo de la Semana Santa en Sevilla, sino que va más allá. Y como uno está buscando siempre historias que contar, esto me vino fenómeno.

P: Qué bueno. Personalmente me encanta cuando se llega a las historias de esa forma tan casual, cuando no es algo necesariamente buscado.

A.P.: Pues sí, y sobre todo cuando es una historia que tiene tantos tintes épicos y dramáticos, con muchos episodios muy cinematográficos. Es un gustazo encontrarse algo así, y tan desconocido, cuando no debería serlo por su importancia universal. Pero bueno, cosas que pasan en Sevilla, que tiene toda una historia invisible que no se cuenta y merece la pena.

P: ¿Y por qué el formato documental? ¿Fue la Hermandad la que lo propuso o vino de ti?

A.P.: En principio ellos propusieron hacer un documental de la Hermandad, y a mí me atrajo porque es un formato más libre. En ficción, por desgracia, y sobre todo por la influencia de lo americano, se manejan muchos manuales de estilo. En el formato documental, como no tiene tantos, uno puede hacer prácticamente lo que quiera. Por eso me llamaba mucho la atención hacer un docu, pero no al uso, con entrevistas e imágenes de archivo… sino hacerlo sin recurrir a estas herramientas.

Una cosa negativa del documental, sin embargo, es que noto que mucha gente solo se fija en el tema y el mensaje, pero no en los recursos estilísticos o en cómo lo has contado. Y, en el fondo, hay un trabajo técnico increíble en dirección de fotografía (Alberto Pareja), dirección de arte (Pilar Angulo), vestuario (Esther Vaquero)… y queda muy en segundo plano. En ficción es más fácil que presten atención a estas cosas. La próxima vez no lo hago tan complicado (ríe).

los negros
Fotograma de ‘Los Negros’ (Foto: Lemendu)

P: ¿Por qué una historia así, tan importante, ha estado tanto tiempo a la sombra?

A.P.: Isidro Moreno habla de la historia invisible de los negros. Hay pasajes de nuestra historia que no se quieren contar, y no siempre por malicia, sino porque no interesan. Hay un interés sobre todo del público negro, y yo pensaba que al ser un tema religioso, de cofradías y hermandades, no les iba a llamar mucho la atención, pero han sentido esta película suya. Y cuando en proyecciones ha habido público negro, han reaccionado justo en los puntos que yo más valoro de la película. Eso me llena de alegría porque estaba expectante a su reacción, por si les parecería bien o mal. Sobre todo porque el personaje negro siempre tiende a ser la víctima, el que recibe los castigos, el violento. Aquí hay muchos personajes negros en otros roles: organizando una hermandad, con actividad política…

Al final, es una pena porque es una de las instituciones negras más importantes de la historia universal, ya que su modelo luego va a América, y está totalmente olvidada y ni siquiera se reivindica. Siendo una hermandad española y habiendo sido tan importante, debería ser motivo de orgullo no solo para los negros, sino para el ciudadano medio español.

P: Respecto a este tema, ¿esperabas que se fuese a generar algún tipo de polémica entorno a la película? Abordas temas como la religiosidad en una ciudad como Sevilla -que es bastante conservadora-, el racismo, la Semana Santa…

A.P.: Creo que la película está bastante bien equilibrada. Hay momentos muy combativos, muy reivindicativos de los derechos de la población negra, y luego hay otros bastante cofrades. Está todo muy compensado. La verdad es que habrá gente a la que le habrá chocado algún aspecto de la película y otros no. Incluso el arzobispo estuvo en el preestreno aquí en Sevilla y claro, hubieron cosas que no le gustaron y otras sí. A mí lo que me interesa más que nada es la opinión del público negro, ya que esta película es para ellos. Incluso les sorprende que esto existiera, me preguntaban si era cierto, porque para ellos es totalmente desconocido. Y hay momentos, sobre todo cuando se produce el cambio étnico de la institución, que habrán molestado a algunos, pero siempre he intentado equilibrar la cosa.

los negros
Fotograma de ‘Los Negros’ (Foto: Lemendu)

P: ¿Cuál ha sido entonces la reacción general del público negro ante la película? ¿Ha habido alguna repercusión, algún cambio, tras el documental? La hermandad hoy en día pertenece a los blancos, ¿cómo reaccionan ante esto?

A.P.: En el preestreno en Madrid hubieron bastantes miembros de medios de comunicación panafricanos y hubo uno que preguntó cómo se recuperaría la hermandad para los negros. En realidad, la hermandad está abierta, quien se quiera presentar como cargo puede hacerlo, y si uno es negro podría salir elegido. Yo creo que aunque hay pocos negros en la institución ahora mismo, está abierta y eso es lo bueno, que puedan convivir blancos y negros. Que fuera solo para negros, al final, era también algo peyorativo: iban allí porque no tenían ningún sitio a donde ir y a ningún blanco se le ocurría compartir congregación con negros. Es una buena noticia que ya no se vean las cosas así y que el que quiera pueda formar parte de ella.

P: ¿Cómo fue tu relación con la hermandad?

A.P.: Para mí es de valorar que ellos en ningún momento se metieron en cuestiones de qué se iba a contar o cómo debía contarse. De hecho, el libro de Isidro Moreno incluye bastantes capítulos exclusivamente sobre el tema de la esclavitud, ya que es su tema de estudio, y ellos le dieron total libertad también. Nunca nos censuraron ningún tema ni nos propusieron ninguno. Había asesores históricos propios de la Hermandad pero jamás se metieron en temas concretos. Lo único es que la idea partió de ellos porque querían tener el documental, y la verdad es que contamos con toda su ayuda.

P: Es una película producida en Andalucía por Lemendu, que es tu productora, y te quería preguntar cómo ha sido el proceso, ya que hablamos de un largometraje independiente, producido en Andalucía y documental. Suena al nivel más complicado de la cadena.

A.P.: Sí, y además de presupuesto alto.

Los Negros
Fotograma de ‘Los Negros’ (Foto: Lemendu)

P: ¿Fue difícil? ¿cómo lo llevaste?

A.P.: Fue muy, muy difícil. Fue un proyecto que estuvo a punto de no realizarse en muchos momentos. El proceso se alargó durante 7 años desde que nos comentan la idea, empezamos a prepararla, reunimos el dinero… es un documental con un presupuesto muy alto para lo que se estila. Convencer a instituciones públicas y privadas de que esto era una buena idea y hacerlo solo, sin coproducir, y con una empresa muy pequeña y exigiendo un nivel de calidad alto fue muy complicado. Para mí, es motivo de orgullo para el cine andaluz. Es la prueba de que desde aquí se pueden hacer producciones de un nivel técnico y artístico alto. Pero, ya te digo, hasta el último momento estuvo a punto de no hacerse e hizo falta mucha paciencia. Yo creo que sobre todo esto debería animar a productoras independientes, a directores y a equipos técnicos a hacer cine desde el sur y de temáticas locales con historias universales.

P:¿Cómo ha sido tu relación con las ayudas públicas? ¿Alguna crítica, algún piropo?

A.P.: Hombre, a nivel crítica, creo que es una oportunidad perdida para las instituciones nacionales. Nos presentamos a las ayudas del ICAA el máximo número de veces posible y no nos la dieron, lo mismo con TVE. Claro, al principio tú les explicas que quieres hacer un docu sobre una Hermandad de Sevilla y suena muy folklórico, muy local… pero yo creo que se explicaba bien en el proyecto y se veía bien en el guion que esa Hermandad era mucho más que una simple cofradía, sino que era una institución negra muy importante en la que incluso la mujer negra tenía un papel muy importante, incluso igual al hombre. Creo que el docu toca muchos temas universales que están a la orden del día. Es una oportunidad perdida para ellos por no ver que esto no era solo una historia local, sino que era bastante universal e importante para la historia de España.

P: La última pregunta que te quiero hacer es, si tuvieras que decidir sobre qué hacer tu última película hoy, ¿de qué iría?

A.P.: Yo creo que hay muchas historias que no se han contado, me gustaría seguir esta línea de documental híbrido, que es bastante libre, y contar la historia de los que no tienen nada. De la historia de España siempre se cuentan los mismos capítulos, y hay un montón de historias que no entran ahí. En definitiva, haría un documental bastante atípico sobre los protagonistas que aún no ha tenido la importancia que se merecen.

Artículo anterior‘El agente invisible’: El peligro del cine de algoritmo
Artículo siguiente¿Sorpasso de Venecia a Cannes?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí