Inicio Críticas Crítica – ‘Sevillanas de Brooklyn’

Crítica – ‘Sevillanas de Brooklyn’

0

Título original: Sevillanas de Brooklyn

Año: 2021

País: España

Género: Comedia

Director: Vicente Villanueva

Guion: Juan Apolo, Nacho La Casa

Reparto: Carolina Yuste, Sergio Momo, Estefanía de los Santos, Manolo Solo, Canco Rodríguez, María Alfonsa Rosso, Andrea Haro, José Ramón Rodríguez, Neizan Fernández, Asier Gago, Adelfa Calvo

Compositor: Riki Rivera

Fotografía: Luis Ángel Pérez

Montaje: Ana Álvarez Osorio

Productora: 700 Pavos, Canal Sur Televisión, Capitán Araña, Pecado Films

Distribuidora: Filmax

Ficha en Sensacine

Canco Rodríguez, José Ramón Rodríguez, Carolina Yuste, María Alfonsa Rosso, Manolo Solo, Asier Gago y Sergio Momo en un fotograma de ‘Sevillanas de Brooklyn’.

En la crónica del pasado 24 Festival de Málaga, comenté que la verdadera ganadora del certamen (al margen de la Biznaga de Oro que se llevó Agustí Villaronga y su El ventre del mar) fue Carolina Yuste. Su interpretación destaca por encima del resto en la irregular pero emotiva Chavalas, de Carol Rodríguez Colás, y robaba cada escena para salvar El cover de Secun de la Rosa. Sin embargo, la película con la que la actriz extremeña conquistó Málaga fue Sevillanas de Brooklyn, nuevo esfuerzo en la dirección de Vicente Villanueva (Toc Toc).

Aunque el público del Teatro Cervantes esperaba una comedia española romántica al uso, lo que se pudo ver fue una obra mucho más consciente y coherente con la realidad que representa. Sin duda, Sevillanas de Brooklyn es una comedia española bañada en costumbrismo y que sabe encontrar el tipo de humor que tan popular se ha hecho en nuestro país en los últimos años; sin embargo, el guion de Juan Apolo y Nacho La Casa en ningún momento pierde el norte respecto a la realidad que está representando, y el dúo demuestra que el drama social puede convivir perfectamente con la comedia.

Carolina Yuste y Sergio Momo, protagonistas de ‘Sevillanas de Brooklyn’.

A todo esto, ¿de qué va la película? ¿Cuáles son ese drama y esa comedia? Sevillanas de Brooklyn presenta a una familia de un barrio empobrecido de Sevilla cuya matriarca (Estefanía de los Santos) urde un plan magistral para conseguir un dinero extra a fin de mes: se hace pasar por la dueña de la casa de un barrio rico, donde recibe al encargado de asignar estudiantes de intercambio extranjeros a familias locales.

Cuando Ariel (Sergio Momo) llega a Sevilla, la casa que se encuentra no podría estar más lejos de lo que esperaba, y no pierde el tiempo en grabar un video para enseñarle a su pareja lo que él considera una pocilga. La familia de acogida, que no entiende el inglés, está entusiasmada con el video en el que el extranjero los insulta de todas las formas posibles, hasta que llega Ana (Carolina Yuste), a quien su madre define como la universitaria, ya que estudia… filología inglesa.

Estefanía de los Santos, Sergio Momo, Carolina Yuste, Asier Gago, Manolo Solo y María Alfonsa Rosso en un fotograma de ‘Sevillanas de Brooklyn’.

El caos que sucede a la llegada de Ariel es una historia clásica de enemigos a amantes, pero por el camino, esta película sabe dejar pildoritas verdaderamente brillantes: cuando no hay suficiente dinero en casa y Antonio (Manolo Solo) recibe un beso en vez de una moneda para comprar algo en el bar, la mitad de la sala suspiró en lo que supuso una de las escenas más enternecedoras del festival.

Y es que, bueno, es cierto que hay cosas que una comedia como esta nunca va a perder, y si no comulgas con cierto tipo de humor y con unos formalismos que apuntan a lo puramente pragmático más allá de lo artístico, probablemente esta entrada en la cartelera no va a llamar demasiado tu atención. Pero si por el contrario quieres ver a varios personajes realmente trabajados aunque sea con pocas pinceladas en uno de los esfuerzos más interesantes del cine español reciente por mezclar la comedia y el cine social, seguro que disfrutarás al compás de Sevillanas de Brooklyn.

Lo mejor: los tintes de drama social que dan una dimensión más profunda a la comedia.

Lo peor: el lenguaje cinematográfico es bastante plano.

Nota: 7/10

Deja un comentario