Inicio Críticas ‘Bonjour le Monde!’, una mirada inocente al mundo

‘Bonjour le Monde!’, una mirada inocente al mundo

0
Fotograma de 'Bonjour le Monde!'

Título original: Bonjour le Monde! (¡Buenos días, mundo!)

Año: 2019

Duración: 60 minutos

País: Francia

Dirección: Anne-Lise Koelher y Éric Serre

Guion: Anne-Lise Koelher

Fotografía: Animación

Reparto: Kaycie Chase, Julien Crampon y Boris Rehlinger

Productora: Normaal Animation

Distribuidora: Pack Magic

Género: Animación / Documental

mundo
Fotograma de ‘Bonjour le Monde!’

Hay dos mundos: el de arriba, el terrenal, y el de abajo, el submarino, y nosotros estamos en medio. Pero cuando los observamos más de cerca nos damos cuenta de que estos ecosistemas se componen de múltiples mundos llenos de vida que hay que preservar. Desde el búho que vigila imperturbable la noche al castor que construye presas para proteger su madriguera a los diminutos insectos que infestan las aguas del río y sirven de alimento a peces de todas las formas y tamaños.

Los directores Anne-Lise Koelher y Éric Serre construyen un universo en stop-motion hecho a base de papel maché y pintura en el que los animales e insectos cobran conciencia. Bonjour le Monde! es un poema visual que fascinará a los adultos y enseñará a los más pequeños el valor de la vida y a cómo el crecer consiste en cambiar de perspectivas y vivir nuevas y emocionantes aventuras. El proyecto se planteó inicialmente como miniserie de televisión pero acabó tomando la forma de breve documental animado.

Lo más interesante del largometraje es que, a pesar de tener la etiqueta “a partir de los tres años”, utiliza el formato de documental de naturaleza para abordar temas complicados como la muerte en tanto que parte esencial de la vida. Lecciones del tipo “cuanto más creces, más grandes son tus depredadores” e incógnitas como “¿de qué sirven los sueños?” impregnan los pensamientos de los seres vivos. La voz de la narradora orienta a los animales en su viaje para comprender el mundo en el que han nacido y para poder encontrarse a sí mismos. 

mundo
Fotograma de ‘Bonjour le Monde!’

No es la primera vez que el cine francés nos trae una animación exquisita con una técnica original como la mezcla de papel maché y periódicos. De hecho, en el universo naturalista de Bonjour le Monde! percibimos rminiscencias a Kirikú y la bruja (1998) de Michel Ocelot, y no es de extrañar pues tanto Koelher como Serre colaboraron en su diseño y concepción. El detallismo y la delicadeza con que se perfilan los paisajes, el uso de la luz y las sombras en la transición del día a la noche y en el paso de las estaciones reflejan el enorme trabajo que hay en la construcción de cada fotograma único de la película, a cuál más bello.

Aunque su público está muy definido y esto queda claro en el lenguaje que emplean las voces, Bonjour le Monde! va más allá: los niños encontrarán en el film un lugar repleto de estímulos visuales e intelectuales en el que aprenderán, dejando los miedos a un lado, en qué consiste el ciclo de la vida, mientras que los adultos podrán contemplar este mundo que ya les es conocido desde una mirada inocente. Un mundo que sigue existiendo aunque cerremos los ojos.

Lo mejor: El mundo animado en papel maché.

Lo peor: La delicada voz de la narradora puede causar el efecto de nana.

Nota: 8’5/10

Deja un comentario