Inicio Críticas ‘Babyteeth’, una película de adolescentes diferente

‘Babyteeth’, una película de adolescentes diferente

0

Título original: Babyteeth

Año: 2019

Duración: 118 min

País: Australia

Dirección: Shannon Murphy

Guión: Rita Kalnejais

Música: Amanda Brown

Fotografía: Andrew Commis

Reparto: Eliza Scanlen, Toby Wallace, Essie Davis y Ben Mendelsohn

Género: Drama, comedia, coming-of-age

Ficha en IMDb

¿Qué pasaría si se mezclan todos los clichés de los dramas adolescentes en un solo coming-of-age? La australiana Shannon Murphy debuta como directora con Babyteeth, una original visión de este género protagonizada por Eliza Scanlen. La cinta se ganó a la crítica tras su estreno en el Festival Internacional de Cine de Venecia, donde competía por el León de Oro que finalmente ganó Joker, de Todd Phillips.

Milla es una joven con una enfermedad terminal que se enamora de Moses, un traficante bastante mayor que ella. Pese a la premisa, el guion de Rita Kalnejais consigue alejarse del melodrama cursi, puesto que la enfermedad se muestra a través de pinceladas, y Milla es tan sólo una adolescente empeñada en ser adulta. Toby Wallace hace una interpretación extraordinaria como Moses, el problemático camello del que se enamora el personaje de Eliza Scanlen. Pero, sin duda, el alma de la película son Essie Davis y Ben Mendelsohn, encargados de dar vida a Anna y Henry, los padres de Milla. Davis lo borda como una madre impotente ante la lenta muerte de su hija, y que para más inri tiene que enfrentarse con un yerno que reúne todo lo que no se quiere para un hijo.

La historia se divide en distintos capítulos, explícitamente marcados con rótulos, que aunque es original puede resultar confuso para el espectador. Cada capítulo está compuesto por una o dos escenas, que componen un retazo de la vida de los protagonistas. El impacto que una enfermedad como la de Milla en la vida y la relación de sus padres es el trasfondo de Babyteeth. Vemos un matrimonio disfuncional, que no sabe adaptarse a la inminente pérdida de un hijo, que parece ser lo único que les une como pareja.

Aunque el retrato de personajes que se consigue es interesante, no sabe sacar provecho de los 120 minutos de metraje. La historia hubiese quedado mejor relatada en menor tiempo, sin alargamientos innecesarios que pierdan la atención del espectador. Pese a ello, el enfoque tan fresco que le da Babyteeth a temas tan trillados como la adolescencia, las enfermedades terminales y al estereotipo del “malote”, hacen de ella una ópera prima redonda para Shannon Murphy.

Lo mejor: Essie Davis

Lo peor: la separación en capítulos confunde a ratos

Nota: 7/10

 

Deja un comentario