Inicio Festivales y premios Asian Film Festival 2021 – Críticas (Parte 1)

Asian Film Festival 2021 – Críticas (Parte 1)

0

Con la temporada de festivales en pleno apogeo, por noveno año consecutivo ha llegado la esperada cita de los amantes del cine asiático, el Asian Film Festival Barcelona 2021, organizado por Casa Asia. Como en la pasada edición, el certamen ha vuelto a combinar el formato presencial, del 27 de octubre al 7 de noviembre, con el online, hasta el 14 de noviembre, a través de la plataforma Filmin. Esta vez con 138 propuestas de 26 países asiáticos y una retrospectiva dedicada a la obra del eminente director bengalí Satyajit Ray, disponible hasta el 11 de diciembre en la Filmoteca de Catalunya.  

Dos colaboradoras de 35 milímetros, Gisela Giralt y Celia Sales, se han embarcado en este viaje por el continente asiático y han podido disfrutar de algunos títulos de su inmenso catálogo.

 

  • My Childhood, My Country: 20 Years in Afghanistan (Phil Grabsky y Shoaib Sharifi, 2021)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘My Childhood, My Country: 20 Years in Afghanistan’

Los cineastas Phil Grabsky y Shoaib Sharifi conocieron a Mir en 2001 en Afganistán, cuando apenas tenía siete años. Vivía con su familia en las cuevas de los Budas de Bamiyán, jugando entre las ruinas, mientras emulaba las marchas de las tropas afganas y escuchaba el zumbido de las hélices de los helicópteros norteamericanos. 

My Childhood, My Country: 20 Years in Afghanistan es un testimonio documental extremadamente bien contado y montado sobre lo acaecido en los últimos veinte años en uno de los países más peligrosos del mundo: el juego de poderes, la ocupación estadounidense, los nuevos conflictos, las falsas promesas, el desarrollo urbano en contraste con el rural y la recuperación del territorio por parte de los talibanes. Un testimonio muy valioso narrado a través de la mirada de un joven afgano en pleno proceso de maduración. Un documental que todo el mundo debería ver al menos una vez.

 

  • Restart (Hiroshi Shinagawa, 2021)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Restart’

Mio trabaja como idol de segunda en Tokio hasta que un escándalo mediático la lleva de vuelta a su ciudad natal. El director japonés Hiroshi Shinagawa reúne a EMILY, cantante del grupo HONEBONE, y al rapero SWAY en este sencillo proyecto que busca promocionar la ciudad de Shimokawa en Hokkaidō como destino sostenible. Aunque no sea de las propuestas más originales del Asian Film Festival Barcelona, Restart es una película para pasar una tarde de domingo y que te deja buen sabor de boca. Si bien es cierto que en la primera parte del film Shinagawa trata problemáticas en torno al mundo de las idols que llaman la atención y que podría haber desarrollado más, en la segunda apuesta por lo comercial, cayendo en los tópicos de los melodramas. 

Lo mejor: la banda sonora a cargo de HONEBONE y que este tipo de propuestas permitan acercar a artistas que muchas veces quedan orillados en la distancia. 

 

  • Ulbolsyn (Adilkhan Yerzhanov, 2020)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Ulbolsyn’

La joven Ulbolsyn (Asel Sadvakasova) vuelve a su natal Karatas Village, un pueblo de Kazajistán, para llevarse consigo a su hermana pequeña. Sin embargo, cuando la deja sola por un momento en el coche, sus parientes la secuestran para casarla con el curandero del pueblo. 

Si tuviera que escoger dos palabras para describir la última película del director kazajo  Adilkhan Yerzhanov, esas serían “sorprendente” y “confusa”. Sorprendente en tanto que nos encontramos ante todo un manifiesto que expone sin censura las tradiciones machistas arraigadas en una sociedad conservadora y patriarcal como la de Kazajistán. Confusa por cuanto entremezcla diferentes géneros e incorpora algunos elementos del cine del absurdo que hacen que el mensaje en ocasiones se pierda. La fotografía te mantiene encandilada durante todo el trayecto, pero algunas de las interpretaciones te descarrilan.  

 

  • Bridge (Kripal Kalita, 2020)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Bridge’

La aldea de Rupahihat en la India está situada a orillas del río Charukuriya, afluente del Brahmaputra. Año tras año, con la llegada de la temporada de las lluvias monzónicas, el río se desborda y sus habitantes deben lidiar con la pérdida de sus hogares y de sus seres queridos. En uno de los desbordamientos, Jonaki (Shiva Rani Kalita) pierde a su padre. Desde entonces, la joven se convierte en el sustento de su familia, trabajando en el campo y ocupándose de su madre con epilepsia y de su hermano pequeño. 

El director Kripal Kalita decide construir su primer largometraje en torno a la problemática de las inundaciones que sufren millones de ciudadanos que viven cerca del río Brahmaputra en el Estado de Assam. De hecho, la película se grabó en tiempo real para que se viese el cambio de las estaciones y quedase constancia de cómo afectaba a su población. Pero Kalita en su film va más allá y consigue tratar otras cuestiones como el sistema patriarcal y de castas en la India, un sistema al que Jonaki y su madre se deben enfrentar. 

Con su aura setentera, Bridge es uno de los títulos más interesantes que ha traído el Asian Film Festival Barcelona, con el merecidísimo reconocimiento a la interpretación de su protagonista. En definitiva, la historia de Jonaki es la historia de muchos que están atrapados en una eterna contradicción porque el río da la vida pero, a veces, también la arrebata.

 

  • Unboxing Girl (Soo-jung Kim, 2021)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Unboxing Girl’

Como es común en las propuestas surcoreanas, Unboxing Girl esconde, tras una aparentemente ligero romance desenfadado, una fuerte crítica social. En este caso, la directora de Busan, Kim Soo-Jung, pone sobre la mesa una situación de desigualdad laboral que se vuelve confusa al mezclarse con una relación amorosa. 

Young-jin vive por y para el trabajo. En la oficina, su equipo se respalda en ella, pero los de arriba parecen no darse cuenta. Paciente, no se deja dominar por la impotencia. Hasta el día en el que, en lugar de ascenderla, le dan la posición por la que ha trabajado duro a un hombre solo por ser el hijo de alguien. La cosa empeora cuando comienza a tener sentimientos por él fuera del trabajo. Young-jin se enfrenta a su primer amor y a las expectativas que tiene la sociedad de ella como mujer. Y a la vez intenta navegar un confuso dilema moral-emocional: el éxito de su pareja significa la apropiación de su trabajo. 

De tempo pausado, Unboxing Girl va dirigido a un público más reflexivo que no se quede en la superficie de la trama y ahonde un poco más en lo que significa ser mujer en una sociedad todavía muy tradicional como la surcoreana. 

 

  • Sehar (Munzir Naqvi, 2021)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Sehar’

Cuando elementos como la lengua se adoptan como bandera política, a menudo se pierde su valor cultural y, con ello, su tradición literaria y filosófica. El director novel Munzir Naqvi ha personificado su amor por la lengua Urdu y su miedo por que desaparezca en el protagonista de su primera película. 

Mahender Nath Kaul ‘Azad’, es, además de poeta, el profesor urdu del Awadh Degree College de la ciudad india de Lucknow. Dado que el número de estudiantes de su clase va disminuyendo progresivamente, la universidad le comunica a Azad el inminente cierre de su departamento. A partir de entonces, Azad comienza un movimiento pacífico y unificador con el único objetivo de la supervivencia lingüística y cultural del Urdu. Pero sus acciones son criticadas y condenadas desde un prisma político, hasta el punto de afectar su vida personal. 

Sehar es una interesante propuesta para comprender el conflicto Hindi-Urdu más allá de la ideología.

 

  • Son Of The Macho Dancer (Joel C. Lamangan, 2021)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Son Of The Macho Dancer’

Actualmente, el simple hecho de conseguir tirar adelante una película indie es un verdadero logro. Y teniendo en cuenta el contexto sociocultural de Filipinas, la temática de Son Of The Macho Dancer – trabajo sexual, drogas, tráfico de personas, armas, mafia, … – se presenta como una propuesta a priori interesante. Pero un guión sólido es indispensable para sustentar un metraje de este tipo y, lamentablemente, la nueva película del veterano (y varias veces premiado) Joel C. Lamangan deja bastante que desear.

El adolescente Inno se convierte en stripper y trabajador sexual para escapar del abuso de su padre drogadicto. En el club en el que trabaja, conoce a Bambi, una mujer que organiza fiestas sexuales privadas para clientes ricos. Ella lo invita a participar en esas fiestas, en las que conoce a Jun, un rico hombre de negocios que se encariña de él. Pero Jun esconde turbios secretos que ponen a Inno y a su nuevo amigo, Kyle, en peligro. Mientras tanto, su padre – ya rehabilitado – le busca para volver a ser una familia. 

La falta de calidad en la trama, el acting y la imagen de Son Of The Macho Dancer la convierten en una de las propuestas menos interesantes del festival. 

 

  • Drowning In Holy Water (Navid Mahmoudi, 2020)
Asian Film Festival
Fotograma de ‘Drowning In Holy Water’

Festivales como el Asian Film Festival son necesarios en tanto que sirven como puente intercultural. Pero también como fuente de interrogantes que nos abren de mente y nos acercan un poco más los unos a los otros. A partir de películas como Drowning In Holy Water, el espectador occidental no puede evitar hacerse preguntas que quizás no se había planteado jamás. Uno de los personajes dice en una escena del metraje “son tan diferentes a nosotros”. Se refiere a los europeos. Lo somos, lo son. Y qué difícil es tolerar, comprender, empatizar. 

El joven Hamed intenta emigrar a Europa en busca de una vida mejor. En el camino, se cruza con Rona, otra joven en la misma situación. Ambos prometen encontrarse en Alemania al cabo de unas semanas. Pero para conseguirlo deben considerar convertirse a otra religión y, con ello, cuestionar sus valores y creencias. 

Visualmente bello – aunque sin pretensiones – el cuarto largometraje del director afgano Navid Mahmoudi muestra con crudeza una de las tantas realidades de su tierra natal. 

Artículo anterior‘Great Freedom’, triunfadora en el palmarés del Festival de Sevilla 2021
Artículo siguienteCrítica – ‘El rey de todo el mundo’

Deja un comentario