Inicio Críticas SEMINCI 2017: Críticas Sección Oficial

SEMINCI 2017: Críticas Sección Oficial

0

La 62 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) ya ha llegado para quedarse durante 7 días en los que se proyectarán más de 230 películas, y el equipo de 35 Milímetros no ha querido perderse este gran evento.

20 largometrajes componen una Sección Oficial plagada de obras prometedoras, como el filme de la directora catalana, Isabel Coixet, encargada de inaugurar esta nueva edición de la Seminci con The bookshop (La librería). Nuestro compañero Jacobo Salgado, acreditado en el certamen, relatará a lo largo de esta semana sus impresiones acerca de las películas de la Sección Oficial. Todas las que el cuerpo y el tiempo permitan ver.

 

Como ella avisó minutos antes en la gala inaugural, hay que pellizcarse un poco la cara para aguantar los primeros 60 minutos de la cinta. Eso sí, a partir de ahí, la trama va cogiendo el ritmo idóneo para acabar con un final digno. Bill Nighy y Patricia Clarkson están inmensos en sus respectivos papeles. El retrato que muestran de Harborough, el pequeño pueblo donde se desarrolla la historia (convertido en enclave de la costa británica) es un regalo visual enorme.

Nota: 5/10

Lo mejor: la preciosa fotografía y la actuación de Bill Nighy y Patricia Clarkson.

Lo peor: comienzo exageradamente lento que hace que pierdas interés.

Al contrario que en La librería, comienza con un pulso tremendo. El recorrido que nos hacen por El Cairo muestra la auténtica realidad de aquel lugar a través de una fotografía realmente agradable. Gracias a este largometraje podemos visibilizar perfectamente la corrupción que existe en el cuerpo de policía y Gobierno, desigualdad, así como la Revolución Egipcia de 2011. Se aleja muchísimo del cine de autor y podría estar en todas las salas de cine del país.

Nota: 7/10

Lo mejor: ritmo frenético desde el principio.

Lo peor: sacan poco de determinados personajes.

  • Pokot (Spoor [El rastro])

Llegas al cine con la idea de ver una película dramática, de suspense, incluso con tintes de terror. Sin embargo, sales de la sala con la sensación de haber visionado una película de comedia. Me parece digno de admirar la soltura que tiene la directora, Agnieszka Holland, para mezclar diferentes géneros y conseguir que no se derrumbe el filme. Otro aspecto interesante es el tema de los animales y su crítica hacia la abusiva caza furtiva en los bosques de Polonia. Una vez más, destacar el asombroso trabajo de fotografía a lo largo de toda la cinta.

Nota: 6,5/10

Lo mejor: mezcla de drama, suspense y comedia.

Lo peor: darte cuenta de la triste realidad que sufre la fauna.

Se podría definir como la tragicomedia por excelencia de esta 62 Seminci. Cada personaje desempeña a la perfección su cometido en la cinta. Es muy importante comprender la historia personal de cada uno de ellos para que cobre sentido todo. El impactante final te deja con ganas de una segunda parte. Eso sí, la trama se desarrolla como una montaña rusa en la que hay picos interesantes, y otros tirando a aburridos. A destacar, otra vez, la inconmensurable actuación de Patricia Clarkson en su papel de “metemierdas”. Te querrás quedar en la fiesta que organiza este grupo de amigos para descubrir qué están tramando.

Nota: 6/10

Lo mejor: conocer la historia de los personajes sin que te aburra.

Lo peor: ciertos momentos de la película se hacen un poco tediosos.

  • Freiheit (Freedom)

La única sensación que te produce esta película es la de “ni frío ni calor”. No aporta absolutamente nada nuevo. Aunque es fácil de seguir, no encuentras el sentido al argumento ni a la trama. Es una película compuesta por diferentes piezas de un puzle que no llegan nunca a encajar. No es más que el típico recurso argumentativo, tan explotado ya, de una madre que se agobia en su vida cotidiana y decide dejarlo todo atrás.

Nota: 4/10

Lo mejor: no se te hace larga.

Lo peor: no aporta nada nuevo.

  • Human flow

De entrada, 140 minutos para un documental se te pueden hacer muy largos por su excesiva duración. Sin embargo, no quieres que acabe en ningún momento. Hay mucha dureza, y a la vez belleza, en ciertas imágenes, como la de los campamentos de refugiados que existen. El director, Ai Weiwei, ha viajado alrededor del mundo para recoger el dolor y el drama de las personas que huyen de su país a causa de la guerra para traernos un impresionante trabajo documental. La fotografía es sublime gracias al uso de drones.

Nota: 6/10

Lo mejor: la fotografía, sin duda.

“Lo peor”: la dureza de las historias personales.

Por la estética, se podría tratar de un cuento japonés donde el objetivo de los personajes es alcanzar su propia luz para superar cualquier obstáculo en la vida. Todo funciona en esta historia: la música, los planos, los colores, los personajes, el argumento. El amor no es el tema principal, aunque juega un papel muy importante. Te llegas a poner en la piel del personaje de Nakamori, un hombre que tiene visión reducida y una concepción triste de la vida, pero que gracias a Misaki, intérprete de películas para ciegos, consigue ver un rayo de luz entre tantas sombras.

Nota: 8/10

Lo mejor: la maravillosa historia de superación.

Lo peor: que tiene un final.

  • Me Mzis Skivi Var Dedamicaze (Soy un rayo de sol en la Tierra)

Si juntamos a un grupo de prostitutas con un clan de gente de color que vive en Tiblisi (Georgia), ¿qué obtenemos? Prácticamente nada. Cuenta con ingredientes perfectos para crear una historia que te atrape. Sin embargo, la trama y el argumento se caen a medida que avanza el filme. Y eso que comienza con buen ritmo. Entraría dentro de la categoría “me deja tan frío como los tonos blancos y negros usados en la película”.

Nota: 2/10

Lo mejor: el título en español del filme.

Lo peor: la historia en general.

  • Jeune femme (Montparnasse Bienvenue)

Nada puede salir mal en París, la ciudad de la luz. Sin embargo, Paula vive inmersa en una serie de catastróficas desdichas, donde su perspicacia y cara dura será lo único que tenga para ir sobreviviendo. Es una historia fresca, con ritmo y con toques de humor que hace que estés enganchado los 97 minutos de su metraje. Huele a Espiga de Oro a mejor actriz para la protagonista Laetitia Dosch.

Nota: 9/10

Lo mejor: la gran actuación de Laetitia Dosch.

Lo peor: que nos quedamos con ganas de saber más de la vida de Paula.

  • Como nossos pais (Como nuestros padres)

Volvemos al mismo tema de la mujer, harta de mentiras y de su vida cotidiana, que quiere abandonarlo todo para sentirse feliz y realizada. En Freiheit (Freedom) no llegas a empatizar con ningún personaje porque no transmiten nada. Sin embargo, y aunque la trama es similar, Como nossos pais aporta una historia más hogareña, cálida y familiar. Es cierto que no arriesga mucho en cuanto a argumento, pero consigue que no te aburra la historia de esta familia brasileña que dará un giro de 180º cuando sale a la luz un secreto del pasado.

Nota: 6/10

Lo mejor: la frescura que transmite.

Lo peor: tema muy repetido.

  • Undir trénu (Bajo el árbol)

Si con The party pudimos visionar una gran tragicomedia, este largometraje le hace una grandísima competencia. Con toques de humor negro, mucho drama y relaciones oscuras entre dos familias vecinas, desde Islandia nos traen una gran historia con la que consiguen que dudes de todos en cada momento y a no posicionarte de ningún lado hasta bien avanzada la cinta. Aunque el final sea probablemente el más trágico de toda la Sección Oficial, no habría mejor manera de terminar la obra.

Nota: 7/10

Lo mejor: el humor islandés.

Lo peor: el final puede ser demasiado explícito.

  • Carpinteros

Gracias a los reportajes de 21 días, de la mano de Adela Úcar, incluso con Jalís de la Serna, hemos podido conocer un poco cómo funciona por dentro una prisión de República Dominicana. Carpinteros no se centra tanto en las miserias que viven los reclusos, sino en las relaciones que los presos masculinos tienen con las presas mediante un lenguaje de signos desarrollado en la cárcel. El gran interés de esta película reside en las intrigas palaciegas que van sucediendo entre los protagonistas para acabar con un apoteósico final que te deja el corazón en un puño.

Nota: 8/10

Lo mejor: la gracia que tienen los dominicanos.

Lo peor: ciertas expresiones difíciles de entender.

  • Gabriel e a montanha (Gabriel y la montaña)

Si no conocías África, gracias a este precioso filme podrás hacer un recorrido por Kenia, Zanzíbar, Malawi…junto a Gabriel, su novia Cris y los amigos que van haciendo por el camino. Basado en hechos reales, Gabriel y la montaña es preciosa de principio a fin. No hay un solo segundo que no aporte nada. La historia personal de Gabriel, el Willy Fog brasileño, te roza un poquito el corazón, ya que desde el principio conoces lo que sucederá al final. Esto significa que ya estás preparado para dejarte llevar y disfrutar de un safari de emociones.

Nota: 10/10

Lo mejor: del minuto 1 al 131.

Lo peor: no haber podido visionar la aventura de Gabriel por los demás continentes.

  • Sweet country

Estamos ante un western del siglo XXI, es decir, no es el típico de tiroteos, sangre y persecuciones constantes entre indios y vaqueros. Hay una historia con sentido detrás. La estética, que no la temática, podría parecer a la serie de HBO Westworld, aunque mucho más fácil de seguir. Es duro y triste contemplar cómo los aborígenes de Australia sufrieron tanto de manos de los colonizadores, y aquí se plasma perfectamente.

Nota: 8/10

Lo mejor: no cae en los tópicos de los westerns de toda la vida.

Lo peor: final más o menos abierto.

El único problema de este largometraje es la excesiva duración de los planos cortos y escenas, ya que la historia es interesante. El tema de la guerra en Oriente Próximo es el más utilizado en esta 62ª Seminci, por razones más que evidentes, pero Foxtrot no se centra en el conflicto en sí, sino en cómo este influye en el entorno de una familia de Israel. Las relaciones paterno-filiales siempre funcionan en pantalla, y aquí no iba a ser menos.

Nota: 6/10

Lo mejor: el drama que vive el padre.

Lo peor: excesiva duración de planos cortos.

Es el claro ejemplo de cómo una pequeña discusión entre un cristiano libanés y un palestino refugiado puede llevar a movilizar a todo un país. ¡Y solamente por no querer quitar un pequeño canalón que no debía estar ahí! De entrada, podría parecer una película exclusivamente política, pero va mucho más allá. A través de un par de juicios y conversaciones, se deja clara la triste situación que se vive en el Medio Oriente hoy en día y desde hace mucho tiempo ya. Qué fácil sería todo dejando atrás el orgullo y con una simple disculpa para solucionar el conflicto, idea que sí que aprenden los protagonistas del filme.

Nota: 7/10

Lo mejor: la forma inteligible de tratar el conflicto en Oriente Próximo.

Lo peor: darte cuenta de lo fácil que sería solucionar los problemas.

  • Daha (More)

Junto al documental de Ai Weiwei, Human flow, es el que mejor muestra las miserias y atrocidades que viven los refugiados que huyen de su país a causa de la guerra. Cómo por el hecho de ser un refugiado ya tienes que perder tu condición de ser humano y vivir un menosprecio constante. Porque si es triste que continúen los conflictos armados y políticos tanto tiempo, más triste es que la gente de la calle se aproveche de la situación. En Daha se ve que un refugiado no vale nada, ni siquiera para un padre y un hijo que se dedican al tráfico de estas personas bajo la tapadera de un negocio familiar.  Es dura. Muy dura.

Nota: 6,5/10

Lo mejor: el gran realismo con el que se trata el tema.

Lo peor: ver con tus propios ojos la desesperación del pueblo refugiado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí