Inicio En clave de cine Lorne Balfe y la música de ‘Viuda Negra’

Lorne Balfe y la música de ‘Viuda Negra’

0

Tras varias series en Disney+, por fin se ha estrenado la primera película de la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel: Viuda Negra (Cate Shortland, 2021). El encargado inicial de componer su música iba a ser Alexandre Desplat, pero unos meses antes del estreno inicial, se anunció que este había abandonado el proyecto y el nuevo compositor sería Lorne Balfe. ¿Habrá estado a la altura? No sé que trabajo habría hecho Desplat (y es probable que nunca lo sepamos), pero os puedo adelantar que el trabajo de Balfe ha sido realmente sobresaliente.

Lo primero que podemos notar en la obra y quizá nos sorprenda para el género que nos ocupa, es que no parece que estemos ante una banda sonora de superhéroes. Nos encontramos ante un conjunto predominantemente dramático, incluso desgarrador en algunos momentos. Esto se debe a que los protagonistas de la historia son los personajes, no los superhéroes, y eso lo refleja el compositor de la mejor forma posible con su música. Además, dichos personajes son de origen ruso, algo que también queda reflejado en la obra. El uso de melodías y coros de estilo «soviético» ayudan a reforzar esto de la mejor forma posible. Como hemos podido escuchar en la canción anterior, la participación de la intérprete Diana Artashesyan es sencillamente magnífica (en serio, tenéis que escucharla).

Siguiendo esta idea de los personajes como protagonistas del conjunto, tenemos el tema de Yelena Belova, la hermana de nuestra querida Natasha. Nos encontramos ante uno de los temas más destacables de toda la obra. Se trata de una melodía que es realmente dramática y emotiva. En el disco, además, podemos disfrutar de una suite dedicada a este tema. Gracias a ella podemos escucharla en su máximo esplendor. Además, en el disco se incluye una suite donde podemos escuchar todo su potencial. Durante la parte final, la canción «explota» en un tema de acción que es realmente intenso y emocionante. Como es evidente, el estilo «ruso» se encuentra siempre presente. Desde los coros hasta la melodía, todo tiene la misma atmósfera.

Pese a lo dicho anteriormente, esta es al fin y al cabo una película de superhéroes y eso implica que también haya villanos que luchen contra las protagonistas. El primero de ellos es Taskmaster, el cual también cuenta con su propio tema principal. Nos encontramos ante un ser artificial, capaz de imitar los movimientos de cualquier rival. Esto se refleja en su música, con una melodía y estilo que pueden resultar totalmente electrónicos. Es cierto que al principio puede no resultar muy destacable, pero acabaremos descubriendo todo su potencial. Se trata de una melodía muy característica que me ha gustado más cuanto más la he escuchado.

El otro gran villano de la historia es Dreykov. Si Taskmaster cumplía la faceta física y es quien lucha contra nuestras protagonistas, Dreykov cumple la parte intelectual. Él es el cerebro detrás de la Habitación Roja y todo contra lo que ha luchado Natasha. Por ello, nos encontramos ante una melodía mucho más oscura y misteriosa. En ningún momento suele mostrarse en su máximo esplendor, pero no lo necesita para sonar tan bien como lo hace. La combinación de los coros con la parte instrumental vuelve a ser muy notable. Como en las anteriores (a excepción quizá del tema de Taskmaster), el estilo del tema resulta totalmente «ruso».

Aunque antes hemos dicho que estamos ante una obra predominantemente dramática y emotiva, los temas de acción también juegan uno de los puntos más importantes en ella. Casi todos ellos suenan con muchísima acción y emoción, ofreciéndonos algunos golpes musicales que son magníficos. Aunque hay muchos destacables, a continuación podemos escuchar uno de los que más me gustan. Me gustaría poner especial énfasis a toda la parte final, cuando el conjunto alcanza su máximo esplendor de una manera realmente épica y emocionante. La combinación entre las distintas melodías en su punto más álgido resulta realmente destacable.

Dentro de los temas de acción, podemos encontrar una melodía (la cual ya pudimos escuchar en la canción anterior) que predomina de manera magnífica. El tema principal de Red Guardian aparece como protagonista en muchos momentos de acción. Nos encontramos ante una melodía que es realmente contundente y solemne, capaz de transmitir muchísima fuerza cada vez que aparece. Por ello, su combinación con las melodías de acción es única y logra ofrecernos momentos tan intensos y frenéticos como el que podemos escuchar a continuación.

Sin embargo, las partes más dramáticas y emotivas de los personajes siempre acaban predominando y se convierten en un papel fundamental a lo largo de todo el conjunto. En casi ningún momento elevan mucho su intensidad o ritmo, pero no lo necesitan para sonar tan bien como lo hacen. De hecho, a veces, gracias a su estilo más contenido, logran crear atmósferas que me atrevería a describir como trascendentales. A continuación podemos escuchar un ejemplo donde incluso podemos volver a escuchar la gran colaboración de Diana Artashesyan.

No hay muchos momentos en los que el ritmo o intensidad aumenten de manera notable en estas partes más dramáticas o emotivas. Sin embargo, cuando lo hacen, os puedo asegurar que el resultado es sencillamente increíble. Por ello, no puedo resistirme a compartir con vosotros este momento musical donde se produce precisamente esto (¡¡Y os aseguro que me encanta!!).

En definitiva, nos encontramos ante un conjunto que es realmente sobresaliente, protagonizado por momentos muy dramáticos y emotivos. Algunos temas principales son realmente destacables. Quizá falte uno más representativo para la propia Natasha ya que los demás se llevan todo el protagonismo (en especial el de Yelena, de verdad, no puedo parar de escucharlo). La acción también juego un papel muy importante, ofreciéndonos momentos realmente intensos y emocionantes que solo son comparables a la fuerza de sus partes más dramáticas, las cuales no suelen tener mucha intensidad pero no necesitan más para sonar tan bien.

o puedo evitar terminar este análisis con una de las mejores canciones que podemos encontrar en la obra (y, curiosamente, también es muy representativa con todo lo dicho anteriormente). En ella, el tema principal de Yelena junto a otras melodías nos ofrecen un momento realmente dramático y desgarrador que es capaz de poner los pelos de punta a cualquiera que lo escuche…

Deja un comentario