Inicio Maratón de series El final de «Faking It», una herida aún abierta

El final de «Faking It», una herida aún abierta

7

faking-it

Han pasado ya algunos meses des del final de Faking It pero aún hay ciertos fans que siguen preguntándose «¿Por qué?». Y no es que estén imitando a ningún entrenador de fútbol ni mucho menos: el único problema es que se ven obligarlos a llamar final a ese conjunto de escenas que cerraron la serie tras tres temporadas.

Hay finales de series que han creado cierta controversia, como el de Lost (Perdidos) con sus flash-sideaways o el de How I Met Your Mother (Cómo Conocí a Vuestra Madre) con su escena final. Pero en un momento hipotético equiparamos la audiencia de Faking It a la de las series anteriores, éste las ganaría en quejas y controversia con creces. De Lost y de How I Met Your Mother hay varias opiniones; lo de Faking It parece una opinión unánime: ni la serie merecía ese final, ni hay dónde se aguanta.

Las rutinas de producción de la serie (así como las de muchas otras) hacían que los diez episodios de la temporada quedaran íntegramente grabados incluso antes de empezar su emisión. La MTV canceló la serie y la tercera entrega de la ficción se convirtió en su última temporada. Pero aún así, tampoco eso es una excusa ya que lo que mostraron tampoco era digno de un final de temporada. Dado lo que vimos, lo más fidedigno a la serie en sí seria imaginarnos que el final de Faking It es esa escena final del cuarto capítulo de la tercera temporada cuando Karma (Katie Stevens) le confesa a Amy (Rita Volk) que en cierto modo le gustaba que sentimientos por ella: un avance en su relación, que era lo que trataba de explicar la serie.

faking it

A partir de ahí, los guiones se les fueron un poco de las manos y realmente, de nada sirven las palabras de su creadores y guionistas, que afirmaban que en una hipotética cuarta temporada habrían cumplido lo que su público esperaba des de la escena final del episodio piloto: que esa «farsa» de relación empezara a ser verdadera. Pero una vez más, de poco sirve. En primer lugar, porqué nunca se vio en pantalla; y en segundo lugar, porqué des del lugar dónde lo dejaron, lo tenían un poquitín difícil para llegar allí.

¿Felix (Parker Mack) besando a Karma tras estar más de una temporada enamorado de Amy y explotando la trama de ‘no ponerse etiquetas? ¿Un episodio final sin prácticamente ninguna interacción entre Amy y Karma? ¿Un sobreactuado discurso de Sabrina (Sophia Taylor) hacia Amy? ¿Lauren (Bailey De Young) y Liam (Gregg Sulkin) juntándose por el mero hecho de no quedarse solos? ¿Olvidar totalmente la relación principal de la serie des de la aparición de Sabrina, que a su vez, tenía poco sentido? Son un conjunto de tramas inconexas, con poca lógica, poco merecedoras del mensaje que intentaba transmitir la serie… Pero sobretodo, son el resultado de un conjunto de guionistas que en cierta manera traicionó al final predeterminado que tenían des de la temporada uno y que los seguidores querían ver: de no ser así, ¿realmente habrían seguido la serie?

Hay finales que pueden dejarte ciertamente frío, y sin duda, el de Faking It es uno de ellos. El objetivo de la serie se quedó a medio gas, sus protagonistas y secundarios se emparejaron de manera forzosa y menos la relación de Shane (Michael Willet) , que exploró tímidamente la transexualidad, forzando también los principios de la serie, que siempre había cuidado las relaciones para transmitir ese mensaje de dejar fuera las etiquetas. Por si fuera poco, todo eso conllevó la peor parte de todas: el Karmy nunca fue una realidad, y la ficción de la MTV dejó un sabor más que amargo.

Artículo anterior‘Neruda’ de Pablo Larraín llegará a los cines el 23 de septiembre
Artículo siguiente‘Las furias’ de Miguel del Arco inaugurará la SEMINCI 2016

7 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí